Uso correcto de ...

... los protectores solares - Prof. Dra. Fátima Agüero de Zaputovich - Médica dermatóloga, especializada en Estética y Láser »

Los protectores solares son filtros físicos o químicos que nos protegen del sol. Vienen con diferentes grados de protección, factor de protección solar (FPS): los números o grados de éstos nos indican cuanto tiempo más podemos exponernos al sol con ellos, antes de que nuestra piel se enrojezca o queme, por ejemplo, si una piel blanca tarda 10 minutos en volverse roja al exponerse al sol, con un FPS 20, tardaría 20 veces más que 10 minutos en enrojecerse.

De acuerdo a la resistencia de la piel al sol, se debe elegir el FPS correcto

Se distinguen 6 tipos diferentes de piel de acuerdo a la resistencia al sol, llamados fototipos:

  • Fototipo I: piel muy clara, ojos azules, pelirrojos o con pecas. Se quema siempre, nunca se broncea. Deben utilizar protección solar muy alta (FPS 50).
  • Fototipo II: piel clara, cabello rubio o pelirrojo, pecas. Se quema con frecuencia y se broncea muy poco. Deben utilizar protección solar alta (FPS 30 o más).
  • Fototipo III: piel blanca. Se quema moderadamente, se broncea. Deben utilizar protección solar moderada (FPS 20 o más).
  • Fototipo IV: piel ligeramente oscura o mate, cabellos y ojos castaños o negros. Raramente se queman y se broncean con facilidad. Deben utilizar protección solar moderada (FPS 10 o más).
  • Fototipo V: piel oscura y mate, ojos oscuros, cabello muy oscuro o negro. Muy raramente se quema, se broncea siempre. La utilización de un FPS 1O es suficiente.
  • Fototipo VI: personas de raza negra. No se queman, la piel se oscurece pareja. La utilización de un FPS 4 a 6 es suficiente.

De acuerdo al tipo de piel se debe elegir el vehículo de cada protector solar:

  • Las pieles secas se beneficiarán de las cremas. Muchas vienen enriquecidas con ácido hialurónico, y antioxidantes como la vitamina E y agentes hidratantes que mejoran su cosmética y aportan beneficios adicionales.
  • Las pieles mixtas tienen indicado el uso de geles, gel-crema y fluidos.
  • Las pieles grasas y con tendencia a acné deben utilizar geles, fluidos matificantes y lociones de textura ligera o ultra ligera.

Existen productos que vienen envasados como aerosoles o para ser pulverizados. Son muy cómodos para cubrir rápidamente amplias superficies corporales y se absorben en forma casi inmediata.

Para mujeres; existen protectores solares que vienen con color (crema o emulsión con color) y otros que vienen en forma de compacto con color (polvo compacto), son ideales para cubrir imperfecciones y para aquellas que gustan de estar maquilladas.

Filtros físicos y filtros químicos

Los protectores solares pueden estar constituidos por filtros químicos o físicos y muchas veces, combinan ambos productos. Es muy importante que provean de protección tanto para radiación UV A y para radiación UV B ( amplio espectro).

Uso correcto de los protectores solares

Los filtros físicos, comúnmente llamados pantallas solares, son sustancias inorgánicas, que actúan bloqueando la acción del sol en la piel y reflejándola. No se absorben. Son los que deben ser utilizados en niños, y son ideales en personas alérgicas y pieles muy sensibles. Los más comunes son el óxido de zinc y el dióxido de titanio. Tienen el inconveniente de dejar la piel un tanto blanquecina, aunque las nuevas fórmulas ultramicronizadas mejoraron notablemente la cosmética.

Los filtros químicos son sustancias químicas que absorben la radiación UV impidiendo que llegue a capas más profundas de la piel y la transforman en otro tipo de energía no dañina para nuestro cuerpo. Tienen una excelente cosmética. Son ejemplos las benzofenonas, los PABA y cinamatos. Los protectores solares generalmente utilizan mezclas de estos productos para mejorar su capacidad protectora. Son absorbidos por nuestra piel.

Cómo aplicar el protector solar en forma correcta

No solo es importante tener consigo el protector solar, igual de importante es utilizarlo correctamente, aquí van algunos consejos para ello:

  • Cantidad: la cantidad correcta a aplicarse es 2 mg por cm2 de superficie, ésto implica que se necesitan aprox. 30 ml de producto para cubrir todo el cuerpo y lo equivalente al tercio distal del dedo índice para cubrir todo el rostro.
  • La aplicación del protector solar debe ser 20 a 30 minutos antes de la exposición.
  • Frecuencia de aplicación: los protectores solares deben ser reaplicados cada 3 horas, o en caso de estar en piscinas o mar, después de cada sumergida.
  • Personas que realizan deportes acuáticos o bajo el sol deben usar filtros especiales, más resistentes al sudor y al agua.
  • El factor: si bien un FPS alto da mejor protección que uno bajo, hay muy poca diferencia entre la efectividad protectora de un FPS 50 o uno mayor... Si buscamos una buena protección, la calidad del producto, la cantidad aplicada y la frecuencia de aplicación importa más que el FPS.
  • Niños menores a 6 meses deben evitar estar expuestos al sol en forma prolongada y entre las 10 y las 16 horas, y además, protegerse del mismo con medios físicos (ropas, sombrillas).
  • La protección debe ser utilizada todos los días, incluso los nublados o si uno va a estar debajo de sombrillas. La resolana también quema.
  • No debemos olvidar zonas como la nuca, las orejas, el cuero cabelludo (personas con poco pelo o calvas), el dorso de los pies. Toda zona del cuerpo a ser expuesta debe ser protegida.
Seguinos en Facebook

revista