Estrategias para ...

... lograr hábitos saludables - Lic. Dora Villalba - Nutricionista »

Tener hábitos saludables es vital para llevar una vida sana y joven, independientemente de la edad que tengamos. Pero esta labor no debe realizarse drásticamente, pues de nada sirve realizar un esfuerzo por una temporada y una vez alcanzado el objetivo, volver a los antiguos malos hábitos al poco tiempo.

¿QUÉ SON LOS HÁBITOS Y CÓMO SE FORMAN?

Hábito es cuando una persona hace algo de la misma manera, hasta que lo realiza automáticamente, sin esfuerzo o planeación. Cada persona suele moldear continuamente su forma de ser y actuar, de acuerdo a las influencias que recibe del medio que la rodea. Los expertos en el tema aseguran que 21 días es el tiempo necesario para desarrollar un hábito. Debe comprometerse por ese tiempo, con el pensamiento: "La persona que quiero ser mañana, la construyo hoy". Si llegados los 21 días, ha cumplido con esa meta y ya no le genera esfuerzo, es el momento de incorporar una nueva. Si después de 21 días continúa significando un esfuerzo, quiere decir que aún no está listo y debe continuar otros 21 días.

¿QUÉ SE REQUIERE PARA LOGRAR CAMBIAR DE HÁBITOS?

Voluntad, esperanza, auto-confianza, constancia y deseo de querer hacerlo.

Si un día flaquea, no se frustre o sea duro consigo mismo; continúe como si nada hubiera pasado. Repita el proceso las veces que sea necesario, los hábitos sólo se pueden adquirir a través de la rutina, para incorporarlos a su vida. Infórmese, consulte a un especialista para que lo oriente con ideas nuevas y estrategias que lo motiven.

LA IMPORTANCIA DE ADQUIRIR HÁBITOS SALUDABLES DESDE LA INFANCIA

Educar a los niños en hábitos saludables desde temprana edad, es la medida preventiva más eficaz para mejorar la condición de salud a lo largo de toda la vida. Varios factores de riesgo, como las enfermedades cardiovasculares, aterosclerosis e hipertensión arterial, obesidad, niveles elevados de colesterol, sedentarismo, hábito de fumar y beber alcohol, podrían ser evitados y alcanzar un estilo de vida saludable. Ha sido demostrado que los niños presentan una mayor predisposición a tener hábitos saludables, si tienen el ejemplo de sus padres y la familia, prolongando así los efectos a lo largo de toda la vida.

ALGUNOS HÁBITOS SALUDABLES

  • Alimentación sana y balanceada: los alimentos que consuma afectarán a la salud del corazón, al peso, al azúcar en la sangre y a los niveles de colesterol. Una buena hidratación es indispensable.
  • Ejercicio físico: para mantenerse en forma, mejorar la oxigenación y la circulación. Si no está acostumbrado, debe hacerlo progresivamente.
  • Dormir las horas suficientes: sino sentirá fatiga, tanto física como mental, que puede llevar a problemas de salud más graves.
  • Reducir el estrés: practique técnicas de relajación y respiración para desestresar el organismo y eliminar la ansiedad, que puede afectar negativamente.
  • No automedicarse: cuando padezca alguna enfermedad, lo mejor siempre es acudir al doctor.
  • Higiene adecuada: evita muchos problemas de salud, desde infecciones a problemas dentales o dermatológicos. El concepto no sólo se refiere al aseo corporal, sino también al ámbito doméstico.
  • Actividad social: el aislamiento social puede llevar a un deterioro gradual e irreversible de las capacidades físicas y mentales.
  • Evitar hábitos nocivos: como el consumo excesivo de cafeína, bebidas energizantes, tabaco, alcohol o cualquier tipo de droga o estimulante.
Estrategias para lograr hábitos saludables

PUNTOS A TENER EN CUENTA PARA LOGRAR HÁBITOS SALUDABLES

  • Empezar poco a poco: es mejor elegir una o dos pequeñas cosas y empezar por ahí, hasta alcanzar y afianzar los resultados.
  • Crear un nuevo hábito lleva tiempo: se requiere de tiempo para que se instaure un nuevo comportamiento. Si no estamos dispuestos a ir poco a poco, es preferible no empezar.
  • Crear una actitud que nos apoye a conseguir lo que queremos: hay que crear una serie de pensamientos o creencias que nos hagan sentir valiosos, capaces y confiados.
  • Crear objetivos concretos, alcanzables y con fecha: ser concretos con qué es lo que queremos conseguir, las etapas y acciones que vamos a llevar a cabo para llegar al final. Ser honestos y ponernos un objetivo que podamos alcanzar.
  • Si se sale del camino vuelva cuanto antes: cuanto más lo dejamos más cuesta volver. No gaste energías en decir que no puede y retome inmediatamente.
Seguinos en Facebook

revista