La vitamina C...

...una maravilla para la salud »

    Frutas

    A pesar de que la Vitamina C es una de las más conocidas, la gente desconoce para qué sirve y cómo se puede obtener. La vitamina C o ácido ascórbico como también se le conoce, es un nutriente que se encuentra en una gran variedad de frutas y vegetales, y ofrece diversos beneficios al organismo humano.

    Algunos beneficios de esta Vitamina maravillosa:

  • Reduce algunos síntomas de gripes, se acorta la duración de la infección, es decir, en lugar de que la gripe dure una semana, puede durar tres días. También está comprobado que reduce la frecuencia de la enfermedad, o sea, que si antes una persona se enfermaba un promedio de cinco veces al año, podrían rebajar a dos.
  • Tiene un efecto antioxidante, esto significa que los residuos que se almacenan en el cuerpo como producto de la contaminación, de fumar, del consumo excesivo de medicamentos, de alcohol o pesticidas, que contienen algunos alimentos, generan los llamados radicales libres que atacan al organismo, los mismos que se combaten con los antioxidantes, teniendo la Vitamina C esa función.
  • Ayuda a la cicatrización de las heridas o quemaduras, retarda el envejecimiento de las células. Así que para aquellos que buscan la fuente de la eterna juventud, tienen en la vitamina C, un gran aliado. Interviene en la formación del colágeno de la piel.
  • Como antioxidante podría evitar, además, la arterosclerosis, las cataratas y una menor incidencia en algunos tipos de cáncer. Su capacidad antioxidante hace que esta vitamina elimine sustancias tóxicas del organismo, como por ejemplo los nitritos y nitratos presentes en productos cárnicos preparados y embutidos. Su virtud como antioxidante nos protege ante el humo del cigarrillo, y como mejora el sistema inmune, es también utilizada en pacientes sometidos a radio y quimioterapia.
  • La vitamina C es fundamental para muchos procesos de nuestro organismo. Es un potente antioxidante, mejora nuestro sistema inmune y previene las enfermedades vasculares.
  • Ayuda a absorber el hierro de los alimentos. Cuando se come una carne o un plato de lentejas y se acompaña con un jugo de naranja o limón, favorece la absorción del hierro.
  • Disminuye los niveles de tensión arterial y previene la aparición de enfermedades vasculares.
  • Mejora la vista y previene la aparición de glaucoma.
  • Es antibacteriana, por lo que inhibe el crecimiento de ciertas bacterias dañinas para el organismo.
  • Tiene propiedades antihistamínicas, por lo que es utilizada en tratamientos antialérgicos, contra el asma y la sinusitis.
  • Ayuda a prevenir o mejorar afecciones de la piel como eccemas o soriasis.
  • Aumenta la producción de estrógenos durante la menopausia, en muchas ocasiones esta vitamina es utilizada para reducir o aliviar los síntomas de sofocos.
  • Mejora el estreñimiento por sus propiedades laxantes.
  • Repara y mantiene cartílagos, huesos y dientes.
  • Jugo

    Recomendación: comer las frutas y los vegetales de forma cruda que contengan Vitamina C , ya que como todas las vitaminas, la C es susceptible de factores externos que la destruyen fácilmente al entrar en contacto con el calor y el aire. También se aconseja diariamente consumir entre 500 y 1.000 mg de Vitamina C.

    La vitamina C no hace daño cuando se consume en exceso, pues el organismo automáticamente cuando las células están saturadas de este nutriente, lo elimina por la orina.

Seguinos en Facebook

revista