Sindrome

... de intestino irritable - Dr. Gustavo Campos – Gastroenterólogo »

El Síndrome de Intestino Irritable (SII) afecta del 10 al 20% de la población. Se refiere a un trastorno que consiste en dolor abdominal y cólicos, al igual que cambios en las deposiciones. Se caracteriza por períodos de exacerbación que alternan con períodos de remisión de los síntomas. Según datos estadísticos, afecta a 5 de cada 1.000 personas, ocurre con más frecuencia en mujeres, sobre todo entre los 20 y los 30 años de edad.

Incidencia y factores de riesgo

  • Muestra una clara predilección por las mujeres (14 a 24% frente al 5 a 19 % en los varones).
  • Suele aparecer antes de los 35 años, disminuyendo su incidencia a partir de los 60 años.
  • Es más frecuente en pacientes con otras patologías digestivas funcionales (sobre todo dispepsia no ulcerosa), en mujeres con alteraciones ginecológicas (dismenorrea), y en pacientes con enfermedades psiquiátricas (bulimia, depresión, esquizofrenia).
  • Los factores predisponentes son: dieta pobre en residuos, estrés emocional, uso de laxantes.

Los síntomas

  • Dolor abdominal después de comer: suele ser difuso o localizado, habitualmente no irradiado, de tipo cólico, opresivo o punzante, en general leve o de moderada intensidad, con una duración inferior a las 2 horas, que se alivia tras la defecación y que suele respetar el sueño.
  • Alteraciones del ritmo intestinal: estreñimiento pertinaz, o alternando con diarrea durante al menos 6 meses. Se puede asociar a saciedad precoz tras la ingesta, como así también puede presentar náuseas o vómitos y ardor en la boca del estomago o epigastrio, que puede irradiar hacia la región retroesternal (Pirosis-RGE).
  • Otros síntomas son la sensación de evacuación incompleta y la presencia de moco en las deposiciones.
  • También se pueden presentar; alteraciones emocionales, estrés, ansiedad, depresión.
Sindrome de intestino irritable

Diagnóstico

Es fundamental para su diagnóstico,descartar otras enfermedades digestivas que puedan provocar síntomas similares. El examen físico y los test practicados (tacto rectal,rectoscopía,estudios radiológicos de abdomen con y sin contraste, ecografía abdominal y sigmoidoscopía, colonoscopía,estudios de sangre,orina y heces) no revelarán ninguna anormalidad.

Dependiendo de los síntomas y de la edad del paciente, el especialista determinará las pruebas más adecuadas para llegar al diagnóstico.

Tratamiento

Es preciso proporcionar al paciente una información adecuada y comprensible sobre el padecimiento, especialmente la cronicidad y pronóstico benigno. El tratamiento depende de la naturaleza e intensidad de los síntomas. Las posibilidades actualmente disponibles incluyen:

  • Medidas higiénico-dietéticas: evitar alimentos y bebidas que desencadenen o empeoren los síntomas (tóxicos como el tabaco, estimulantes como el alcohol y el café, los que produzcan gases en exceso, etc.). Realizar ejercicio físico adecuado a la edad y evitar el sedentarismo. Si predomina el estreñimiento, se aconsejará el aumento en la ingesta de fibra.
  • Fármacos: solo cuando la intensidad de los síntomas así lo amerite, se puede recurrir a la toma de medicamentos dirigidos a controlar el síntoma predominante y durante un período limitado de tiempo.

El pronóstico

El Síndrome de Intestino Irritable puede ser una afección de por vida. Para algunas personas, los síntomas son incapacitantes en cuanto a trabajar, viajar y asistir a eventos sociales, pero éstos pueden mejorar o aliviar a través de tratamiento.

Este síndrome no causa daño permanente a los intestinos y no lleva a una enfermedad grave, como el cáncer. En general, se asocia con un buen pronóstico, siendo la expectativa de vida similar a la de pacientes sin la enfermedad.

Seguinos en Facebook

revista