Signos claves para ...

... detectar una adicción - Lic. Susana Ismael Basualdo - Psicopedagoga Clínica »

La detección temprana de una adicción es importante a la hora de iniciar un tratamiento de rehabilitación. Estos signos de alarma se presentan muchas veces bastante temprano en la evolución del proceso adictivo.

Cambios en el aspecto físico

  • Deterioro del aseo personal.
  • Disminución o aumento de peso.
  • Cara de cansancio y agotamiento mental.
  • Deterioro de la vestimenta.
  • Aparición de infecciones en la piel.
  • Ojos enrojecidos sin causa aparente.
  • Nariz frecuentemente congestionada.
  • Sangrados nasales.
  • Dificultades para respirar.
  • Tos seca constante.

Cambios en el estado de ánimo

Los estados de ánimo alterados son cambios tempranos en el avance de la adicción, ya sea química o conductual. Algunas de esas señales son:

  • Ansiedad flotante.
  • Depresión.
  • Irritabilidad.
  • Impaciencia.
  • Intolerancia.
  • Rigidez de pensamiento.
  • Reacciones impulsivas o agresivas.
  • Búsqueda de conflicto o necesidad de pelear por cualquier cosa.
  • Ataques de pánico.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Insomnio.
Signos claves para detectar una adicción


Cambios en el desempeño laboral o escolar

La persona que desarrolla una adicción comienza a invertir más tiempo y energía de lo que puede en el proceso adictivo, por lo que la participación en el trabajo o estudios tiende a disminuir.



  • Ausencias y tardanzas frecuentes.
  • Discusiones o conflictos en el trabajo o en la escuela.
  • Disminución del índice académico escolar.
  • Fallar al completar asignaciones o tareas.
  • Bajo rendimiento escolar y aplazos.
  • No demuestra interés en nada relacionado al colegio o el aprendizaje.
  • No desea ir al trabajo o al colegio.
  • “Desaparece” frecuentemente y por tiempos largos.
  • Pasa mucho tiempo en el baño.

Cambios en las relaciones familiares

El sistema familiar es uno de los primeros sistemas impactados por el desarrollo de una adicción en uno de sus miembros. Se produce estrés y reacciones codependientes. Algunos de los cambios más frecuentes son:

  • Estrés y tensión en las relaciones familiares.
  • Desconfianza.
  • Comunicación evasiva.
  • Discusiones frecuentes.
  • Aislamiento del resto de la familia.
  • Disminución del tiempo compartido.
  • Reacciones de ira ante cualquier situación que no es de su agrado.

Cambios en las relaciones sociales

El sistema de contactos sociales cambia definitivamente en el desarrollo de la adicción debido a las exigencias del proceso adictivo. Algunas de estas señales son:

  • Deterioro de las relaciones habituales sanas.
  • Aislamiento.
  • Aparición de nuevos contactos cuestionables.
  • Frecuentar sitios peligrosos.
  • Participar en actividades ilícitas.

Cambios en las pertenencias

Las pertenencias pueden mostrar el efecto de una adicción de manera temprana. Algunos de estos cambios son:

  • Posesión de papeles de armar cigarros.
  • Posesión de pipas para fumar.
  • Ropa manchada de sangre o fluidos.
  • Dinero que no parece tener origen lógico.
  • Pérdida inexplicable y frecuente de joyas u otras posesiones de valor.
  • Aparición de envoltorios conteniendo polvos blancos, hierba u otros materiales.

Cambios en las rutinas diarias

Las rutinas diarias muestran cambios que son signos del progreso de la adicción en la vida de la persona.

  • Cambios en los hábitos de defecar.
  • Episodios de insomnio alternados con períodos de somnolencia extrema.
  • Falta de apetito alternado con períodos de hambre en exceso.
  • Falta sin explicación a compromisos familiares importantes.
Seguinos en Facebook

revista