¿Se puede adelgazar ...

... durante la lactancia? - Lic. Adriana Vargas »

Esta pregunta me hacen a diario madres que se encuentran con varios kilos ganados durante el embarazo en la etapa del post-parto.

La respuesta es que sí, pero hay que tener en cuenta que cada mujer y cada cuerpo es distinto, el otro día leía una nota en donde una modelo se jactaba que había recuperado su figura a los 10 días de su parto gracias a la lactancia, esto en general no es la realidad, si bien es cierto que la lactancia tiene un efecto lipolítico (nos ayuda a perder la grasa que aumenta durante el embarazo, para preparar al cuerpo para alimentar a nuestro bebe) es un proceso que lleva su tiempo. Las madres que lactan suelen perder peso de manera espontánea a partir del tercer mes, hasta recuperar el peso anterior al embarazo. Se produce un aumento del gasto calórico de 700 a 800 calorías en esta etapa.

Si existe un sobrepeso es fundamental una dieta sana y equilibrada idealmente acompañada de acividad física para fortalecer la masa muscular.

El tratamiento nutricional sería una dieta hipocalórica equilibrada que no deje nutrientes de lado, o sea olvidémonos de las dietas proteicas que eliminan hidratos de carbono ya que lo que generan es un efecto rebote mayor.

Ejemplo de un día de alimentación

Desayuno
Café/té/cocido con leche descremada con 2 panes integrales con semillas, con queso o mermelada.

Media Mañana
1 fruta + 1 puñado de frutos secos y semillas o 1 yogur descremado con cerelaes.

Almuerzo
1 porción de carne/pescado/pollo a la plancha + 1 porción de arroz o 1 papa con cáscara + Vegetales crudos o cocidos.

Merienda
Licuado de leche con frutas y avena o Café/té/cocido con leche descremada con 2 panes integrales con semillas, con queso o mermelada.

Cena
1 plato de pastas con vegetales salteados (zanahoria, zucchini, espinaca).

¿Se puede adelgazar en lactancia?

Datos extra con respecto a los mitos de la alimentación de la madre durante la lactancia extraído del libro “Un regalo para toda la vida” del Dr. Carlos González

“A menudo nos dicen cosas como que te tienes que forzar a tomar mucha agua, o mucha leche o que hay determinados alimentos como las legumbres o la papa o cítricos que no debemos comer, etc. Son todos mitos infundados. La madre lactante debe seguir una dieta sana, como el resto de las personas, e ingiriendo la cantidad de líquidos que le pida su cuerpo mediante la sed.”

INGESTA DE LÍQUIDOS

Por supuesto, la madre que lacta necesita tomar más agua. Pero no es necesario decirle la cantidad de agua que ha de beber, como no era necesario decírselo antes del embarazo. La sed le indicará cuándo necesita beber. La oxitocina es muy similar a la vasopresina, y muchas madres sienten sed durante la toma. La restricción de líquidos no previene ni soluciona la ingurgitación mamaria. Beber más agua no produce más leche.

ALIMENTOS RECOMENDADOS

Tradicionalmente ciertos alimentos se consideran especialmente indicados para la madre lactante: el maíz o el maní ku´i etc... Estas creencias pueden resultar inocuas cuando a la madre le gusta el alimento en cuestión; pero para otras madres son un suplicio, o un motivo para abandonar la lactancia. Hemos de asegurar a la madre que no existe ningún alimento imprescindible, y que la producción de leche no depende de la dieta, sino de las demandas del niño.

ALIMENTOS PROHIBIDOS

Muchos alimentos han sido «prohibidos» durante la lactancia, porque se supone que dan mal sabor a la leche, perjudican o generan gases al bebé : ajo, cebolla, papa, cítricos, legumbres... Un estudio a doble ciego probó que, en general, a los niños les gusta la leche materna con sabor a ajo.

La madre puede comer de todo. Por supuesto puede haber algún caso esporádico en que a un bebé concreto le disguste algún sabor determinado. En cambio, es imposible que las legumbres que ingiere la madre produzcan gases al bebé. Ese gas se produce en el intestino por fermentación de sustancias no absorbidas, y que precisamente por no absorberse no pueden pasar a la leche. Algunas madres sufren incomodidades por la creencia infundada de que hay que evitar colorantes, conservantes y otros productos durante la lactancia. Los aditivos alimentarios están sometidos a estrictas normas internacionales. Una madre lactante puede comer cualquier alimento apto para el consumo humano.

Seguinos en Facebook

revista