¿Qué relación hay ...

... entre la salud bucal y la salud general? - Dra. Rocío Distéfano - Odontóloga »

La evidencia sugiere que mantener una boca saludable puede estar relacionado con tener un cuerpo saludable.

Los dientes y las encías poco saludables a menudo se encuentran en combinación con enfermedades cardíacas y otras enfermedades que pueden poner en riesgo la vida, así como también muchas complicaciones en la salud general pueden tener un impacto en su salud bucal.

Visitar a su odontólogo regularmente para recibir limpiezas y exámenes profesionales puede estimular su salud bucal y hacer que sea consciente de cualquier problema en una etapa temprana. Además, es posible que su odontólogo pueda detectar otros problemas de salud.

A continuación, presentamos algunos ejemplos de condiciones físicas que su odontólogo puede detectar:

Diabetes
Las personas con diabetes tienen más probabilidades de sufrir la enfermedad de las encías (encías hinchadas, rojas, infectadas). Los investigadores piensan que esto ocurre porque la diabetes reduce la resistencia general del cuerpo a la infección.

Cáncer
Durante su examen dental, su odontólogo realizará pruebas de detección de cáncer en la boca para ayudar a detectar bultos u otros cambios en su garganta, cuello, mandíbula, piel o tiroides, que podrían indicar cáncer.

Enfermedades cardíacas
Las personas con enfermedades en las encías de un nivel moderado o avanzado tienen más probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares, que incluyen afecciones cardíacas y derrames cerebrales, que las personas con encías saludables.
Los estudios no han demostrado que una enfermedad causa la otra, pero muchos de los factores de riesgo para la enfermedad de las encías y la enfermedad cardíaca (fumar, consumo de alcohol en exceso y mala nutrición) son los mismos.

¿Qué relación hay entre la salud y la salud general?

Enfermedades renales
Mal aliento crónico, un sabor desagradable en la boca y la sequedad en la boca a menudo son signos de esta enfermedad. Cuando los riñones no funcionan bien, se liberan derivados de la descomposición incompleta de proteínas, lo que provoca un sabor desagradable o mal aliento en la boca.

Ansiedad
¿Sabía que la ansiedad puede afectar la salud de su boca? El estrés afecta el sistema inmunológico que combate las bacterias que causan enfermedades periodontales y por lo tanto usted es más propenso a contraer infecciones en las encías.

Otros estados clínicos que su dentista puede detectar incluyen problemas de tiroides, hipertensión, asma, trastornos del sueño y de la respiración, erupciones en la piel, bruxismo (rechinado de dientes), VIH, tuberculosis, drogadicción, anorexia, trastornos digestivos y problemas del aparato respiratorio superior.

Recuerde: prestarle a su boca la misma atención que le presta al resto de su cuerpo puede generar resultados a largo plazo. Haga una cita con su odontólogo.

Seguinos en Facebook

revista