¿Qué es la rinoplastía?

Dr. Juan Francisco Recalde – Cirujano plástico »

La nariz es la característica más prominente de la cara. La rinoplastía o cirugía de nariz, es un procedimiento altamente individualizado y requiere una evaluación exhaustiva de las estructuras óseas y cartilaginosas que conforman la nariz. Puede tener un efecto complementario general, haciendo una cara más delicada.

CAMBIOS PRODUCIDOS POR LA RINOPLASTÍA

La rinoplastía puede cambiar:

  • El tamaño de la nariz, en relación con las demás estructuras faciales.
  • El ancho de la nariz, a la altura del tabique nasal.
  • El perfil de la nariz, cuando tiene gibas o depresiones a la altura del tabique nasal.
  • La punta de la nariz que es demasiado grande o bulbosa, está caída o es muy respingada.
  • Las fosas nasales grandes, anchas o respingadas.
  • Asimetría y desviación nasal.

TIPOS DE INTERVENCIONES

  • La rinoplastía cerrada (sin cicatriz columelar) y la rinoplastía abierta en la que habrá una pequeña cicatriz en la parte inferior, entre ambas fosas nasales (columela), de manera que pase casi imperceptible.
  • La técnica de rinoplastía abierta es muy útil para las narices con puntas difíciles, irregulares, débiles y que bajan o se mueven al sonreír. También para corregir imperfecciones que podrían haber quedado de cirugías anteriores.

REQUISITOS IMPORTANTES

  • La edad: es un factor importante. El desarrollo de su rostro ya casi se ha completado si tiene por lo menos 14 años de edad en el caso de ser mujer o 18 años si es hombre.
  • Gozar de buena salud física y los exámenes pre-operatorios deben estar normales.
  • Tener en mente metas específicas pero realistas para mejorar su apariencia, y decidir realizarla para mejorar el equilibrio facial, no para cumplir los deseos de otra persona o para intentar ajustarse a una imagen ideal.

FACTORES LIMITANTES

¿Qué es la rinoplastía?
  • El espesor mayor de la piel puede imposibilitar obtener una nariz pequeña, con la punta fina y bien definida. Es necesario mucho trabajo post-operatorio y a veces, una reintervención quirúrgica pasados los 6 a 9 meses no podría llegar a obtener totalmente el resultado buscado.
  • La rinoplastía secundaria sobre una nariz ya operada es más difícil que una cirugía primaria y los resultados se vuelven menos previsibles, necesitándose el uso de injertos con mayor frecuencia y depende de la disponibilidad de cartílagos presentes.
  • La necesidad ineludible de dormir con la cabecera bastante elevada hace difícil el post-operatorio en los pacientes habituados a dormir boca-abajo.
  • La dificultad de acudir regularmente a los controles post-operatorios durante algunos meses, puede provocar cambios en el resultado obtenido que, de no ser solucionados a tiempo, pueden ser permanentes y necesitar reintervenciones quirúrgicas.
  • La poca o nula disponibilidad de obtener fragmentos de cartílago septal o auricular del propio paciente para realizar injertos necesarios durante la cirugía, puede llevar a la necesidad de utilizar cartílagos obtenidos de otros pacientes (injertos homólogos).

IMPORTANCIA DE LA ELECCIÓN DEL ESPECIALISTA

La rinoplastía es un procedimiento muy delicado, donde el resultado depende de muchos factores a veces no previsibles, como el proceso de cicatrización, la adaptación de los injertos de cartílagos, la evolución y permanencia de las suturas, etc. El post-operatorio necesita un acompañamiento cercano del equipo médico. Es muy importante elegir a un cirujano plástico calificado y altamente experimentado

Cada error quirúrgico, manejo inapropiado del post-operatorio o incidencia de los factores mencionados, por más insignificante que sea, podría producir problemas estéticos o funcionales que pueden no ser detectados en el período post-operatorio temprano, pero que van a ser evidentes cuando se reabsorba el edema y el tejido cicatricial madure.

Seguinos en Facebook

revista