Retinopatía ...

... diabética »

Dr. Walter Martínez Gill

¿Qué es la retinopatía diabética?

Oculista

Ocurre cuando la diabetes ataca tapando los vasos sanguíneos de la retina. Como consecuencia de este daño, estos pequeños vasos empiezan a filtrar (como una cañería en mal estado). De estos vasos sanguíneos dañados se puede filtrar a la retina: líquido (edema), sangre (hemorragias), y grasa (lípidos), depositándose en ella y afectando la visión. Si los líquidos y grasas se depositan en la parte central de la retina (mácula), la visión se lejana y cercana se pone borrosa; esto es lo que se llama edema macular.

En una etapa más avanzada, los pequeños vasos sanguíneos se tapan, dejando sectores de retina sin oxígenos. Como respuesta a esta falta de oxígeno (infartos retinales), la retina reacciona con la formación de nuevos vasos sanguíneos que por desgracia son muy frágiles, y con cualquier esfuerzo o a veces sin motivo alguno, se rompen llenando de sangre el interior del ojo, lo que ocasiona la pérdida de visión inmediata (hemorragia vítrea).

LA RETINOPATIA DIABETICA NO EMPIEZA CON LA DISMINUCION DE LA VISION.

Jeringa

En las primeras etapas de la enfermedad la visión puede estar normal. Por eso, todo diabético debe efectuarse un examen a fondo de ojo cada año, para que en caso de necesitarlo, se realice un tratamiento con láser o intecciones de antiangiogénicos.

Si necesita un examen de la vista para anteojos, es importante que su nivel de azúcar en la sangre esté bajo control durante varios días antes de ver al oftalmólogo. Los anteojos que funcionan bien cuando el nivel de azúcar en la sangre está fuera de control no serán apropiados cuando el mismo se estabilice. Los cambios rápidos en el nivel de azúcar en la sangre pueden causar fluctuaciones en la visión. Hágase ver los ojos inmediatamente si nota cambios en la vista que afecten a un solo ojo o a ambos, que duren más de unos cuantos días y que no estén asociados con un cambio en el nivel de azúcar.

TIPOS DE RETINOPATIA DIABETICA.

Existen dos tipos: la no proliferativa (RDNP) y la proliferativa (RDP).

La Retinopatía Diabética NO Proliferativa es una fase inicial de la retinopatia diabética en la que los pequeños vasos sanguíneos de la retina pierden sangre o líquido. Esta fuga de fluido provoca edema retinal o la formación de depósitos llamados exudados.

La retinopatía diabética proliferativa está presente cuando nuevos vasos sanguíneos anormales (neovascularización) comienzan a crecer en la superficie de la retina o del nervio óptico. La causa principal es el cierre generalizado de los vasos sanguíneos, lo que impide un riego adecuado de sangre. La retina responde creando nuevos vasos sanguíneos anormales. Lastimosamente, estos vasos no proporcionan un riego normal de sangre, y con frecuencia los acompaña un tejido fibroso que puede causar un desprendimiento traccional de la retina.

¿Por qué un diabético puede perder la visión?

Dedo

Puede perder de la forma más lenta, que es por filtraciones de líquido, sangre y grasas hacia la parte central del ojo, lo que se llama edema macular. Muchos casos de edema macular son tratables conantiangiogénicos asociados o no al láser. Sin embargo, el diabético también puede perder la visión en forma lenta por catarata, que es cuando el lente del ojo (llamado cristalino) se pone opaco. Estos pacientes, muchas veces, pueden recuperar la visión con una operación quirúrgica de catarata por facofragmentación, con incisión microscópica, anestesia local y que generalmente tarda entre 10-20 minutos realizarla.

¿COMO SE DIAGNOSTICA?

Mediante un examen que realiza un Médico Oftalmólogo y que se denomina examen de fondo de ojo. Para ello es necesario dilatar la pupila previamente. Si el paciente tiene retinopatía diabética, el oftalmólogo puede solicitar un examen que se llama Angiofluoresceinografía de Retina. Para llevar a cabo este examen se inyecta un colorante inocuo en la vena del brazo y simultáneamente se toman fotografías de la retina, observándose el paso del colorante por las arterias y venas de la retina; donde los vasos sanguíneos enfermos mostrarán filtración anormal del colorante hacia la retina, lo que da las pautas para un posterior tratamiento con láser o antiangiogénicos.

LA DIABETES PUEDE AFECTAR LA VISIÓN

Si usted tiene diabetes mellitus, su cuerpo no utiliza ni almacena el azúcar de forma apropiada, y el alto nivel de azúcar en la sangre puede dañar los vasos sanguíneos de la retina.

Seguinos en Facebook

revista