Resistencia aeróbica ...

... en la pérdida de peso y grasa corporal - Dr. José Pereira Vigo - Esp. en Nutrición Deportiva, Entrenamientos y Rehabilitación Consultorio: (0972) 665-238 »

¿Qué es el ejercicio aeróbico?

Es un ejercicio físico que moviliza grandes grupos musculares a intensidades bajas o medias por un determinado periodo de tiempo. Este tipo de ejercicio produce adaptaciones fisiológicas en los sistemas respiratorios, cardiovasculares, musculares y metabólicos, que impactan positivamente sobre la salud tanto física como mental; a mayor volumen, mayores beneficios. El ejercicio aeróbico más común es la caminata, junto a otros como trotar, bailar, esquiar, pedalear, nadar, etc.

Al iniciar y mantener ejercicios aeróbicos, automáticamente aumentan la frecuencia cardíaca y respiratoria para dotar al músculo de mayor cantidad de oxígeno, que lo va consumiendo a medida que avanza el ejercicio combinándose predominantemente con ácidos grasos para oxidarlos y convertir la energía química (ATP) en energía mecánica, al producirse la contracción muscular continua y mantenida. Por cada 1 litro de oxígeno consumido por el músculo en movimiento, se queman 5 calorías.

Beneficios generales del ejercicio aeróbico

El ejercicio físico mejora el perfil lipídico y la resistencia a la insulina; reduce la presión arterial, tiene un efecto antiinflamatorio a nivel de la adipocitoquinas; mejora la densidad ósea, los tonos y masas musculares, la coordinación y movilidad articular; equilibra el balance energético; mejora la adherencia a los planes de alimentación y cese del tabaquismo; modula el estrés, la ansiedad y la depresión; mejora la autoimagen, la autoestima, mantiene la autonomía, reduce el aislamiento social; libera neurotransmisores benéficos como las endorfinas, dopamina, serotonina, cefalinas, acetilcolina, y es neurotrófico, neuroplástico, desintoxica al cerebro brindando mayor cantidad de oxígeno y nutrientes.

Beneficios específicos del ejercicio aeróbico

En relación directa con la disminución de la grasa corporal y el ejercicio aeróbico, las investigaciones evidencian una disminución del tamaño de la célula de adiposa; aumento de fibras musculares oxidativas, con mayor aumento del tamaño y número de mitocondrias para quemar más ácidos grasos; aumento del número de capilares con mayor provisión de oxígeno, el carburante para quemar ácidos grasos; mayor enzimas oxidativas y transporte de ácidos grasos al músculo para su oxidación; disminución del depósito de grasa visceral; aumento en el consumo de ácidos grasos intramusculares para producir energía y reserva de los hidratos de carbono (glicógeno muscular) para intensidades más elevadas (ejercicios anaeróbicos); mejor composición corporal, con aumento de masa magra en relación a la masa adiposa.

Resistencia aeróbica en la pérdida de peso y grasa corporal

Recomendaciones

Las evidencias científicas confirman desde hace tiempo el beneficio del ejercicio aeróbico sobre el control del peso corporal, el descenso de masa adiposa y la salud. Por lo que se recomienda a toda la población utilizar el ejercicio aeróbico como una dosis de medicina diaria o por lo menos 5 veces a la semana, para beneficiarse de su efecto a corto, mediano y largo plazo. Pero antes de iniciar la práctica de cualquier ejercicio físico hay que valorar el estado de salud, la edad y la condición física inicial, para que el ejercicio sea adecuado y manifieste todos sus atributos positivos.

Conclusión

Tenemos más de 750 músculos que están siendo gobernados y controlados por el sistema nervioso, y que esperan que nosotros voluntariamente los estimulemos para producir contracción muscular y movimiento. En definitiva, estamos preparados para movernos, no tenemos otra opción.

El ejercicio es medicina y tiene un efecto energético, desintoxicante, renovador, reparador, anabólico y vital en el cuerpo humano, desde el nivel molecular y celular hasta el nivel integral de la persona.

Seguinos en Facebook

revista