Las terribles cefaleas

Dr. José Corti - Neurólogo »

De acuerdo a datos de la OMS, la prevalencia mundial de la cefalea en los adultos es de aproximadamente el 50%. La cefalea que se presenta 15 días o más cada mes, afecta de un 1,7% a un 4% de dicha población. A pesar de las variaciones regionales, las cefaleas son un problema mundial que afectan a personas de todas las edades, razas y zonas geográficas. La cefalea no sólo es dolorosa, también puede ser incapacitante.

Las causas

  • Herencia: Aunque la forma de herencia no está totalmente establecida, en algunas formas especiales de migraña, se ha identificado el gen que la transmite situado en el cromosoma 9.
  • Edad: Existe migraña en la infancia; aunque es menos frecuente. A partir de la pubertad, se dispara la incidencia de migraña en las mujeres.
  • Estrés: Es independiente del tipo de estrés y de los factores que lo desencadenan.
  • Alimentos: Chocolate, cacao, vainilla, banana, frutos secos, cítricos, aditivos de comidas chatarras, salchichas, quesos fermentados, picantes.
  • Alcohol: Independientemente del tipo, sin embargo, los vinos tintos que contienen taninos suelen desencadenar migraña con mayor frecuencia.
  • Cambios hormonales: La incidencia de la migraña se dispara en las mujeres tras la aparición de la menstruación. Suele empeorar con la ovulación, así como con la toma de anticonceptivos orales.
  • Falta o exceso de sueño: Obtener la cantidad adecuada de sueño puede contribuir a aliviar el dolor de la cefalea, ya que tanto un déficit como un exceso de sueño pueden producirlas o empeorarlas.
  • Fármacos (vasodilatadores, nitritos, etc.).

Síntomas

  • El dolor puede localizarse en una parte de la cabeza o puede afectar a toda la cabeza en forma general.
  • La intensidad del dolor suele ser moderada o severa, y con cierta frecuencia puede ser incapacitante para el paciente. La frecuencia de los episodios es variable, oscilando entre 1 y 4 a 5 al mes.
  • La duración de una crisis generalmente no sobrepasa las 24 horas, aunque pueden ser muy breves (3 o 4 horas) o muy largas (hasta 3 días).
  • Otros síntomas son; alteraciones visuales (manchas negras, luces brillantes, distorsión visual), alteraciones en la sensibilidad (hormigueos), debilidad.
  • De forma más excepcional la crisis de migraña se puede presentar con alteraciones de la coordinación, equilibrio y visión doble.

Tipos de cefaleas

  • La migraña o jaqueca: es un trastorno constitucional con base hereditaria que se caracteriza por presentar episodios recurrentes de dolor de cabeza. Se localiza en una parte de la cabeza (hemicraneal) o en toda la cabeza, tiene carácter pulsátil con sensación de latido y se acompaña de náuseas y ocasionalmente vómitos, así como de un malestar exagerado por las luces y por los ruidos.
  • La cefalea tensional: se presenta en forma de dolor que se localiza en la región occipital de la cabeza o en la frente, alcanzando en ocasiones a la región cervical. El dolor es de moderada intensidad. Suele estar presente todo el día y generalmente no suele impedir a la persona desarrollar su actividad física habitual.
  • Cefalea crónica diaria: representa un grupo de cefaleas caracterizadas por la frecuencia casi diaria del dolor de cabeza. Presentan dolor de cabeza más de 15 días al mes durante al menos 3 meses.
  • Cefalea en racimos: considerada como el dolor más fuerte que puede sufrir un ser humano antes de perder el sentido. Caracterizada por dolor unilateral, de gran intensidad. Se acompaña de síntomas autonómicos como el lagrimeo, escurrimiento nasal, inflamación del párpado y alrededor del ojo, enrojecimiento.

Factores cronificadores

Existen algunas circunstancias que hacen que una cefalea persista más tiempo del habitual. Se dividen en dos grandes grupos.

Qué son las cefaleas
  • Factores no modificables: son las circunstancias propias de una persona que no pueden ser modificadas, como edad avanzada (más frecuentes en adultos que en niños), sexo (más frecuentes en las mujeres y, especialmente, en las que ya han tenido la menopausia), factores genéticos, bajo nivel educativo (no haber ejercitado la mente durante la etapa escolar puede dificultar la resolución de diferentes aspectos, lo que propicia un sobreesfuerzo que se puede manifestar en forma de cefalea).
  • Factores modificables: son aquellos aspectos que se pueden alterar, como ansiedad, depresión o estrés (puede tratar de reducirse la ansiedad o el estrés mediante la actividad física o técnicas de relajación), pocas horas de sueño, abuso de fármacos, abuso de cafeína, obesidad, elevada frecuencia de crisis de cefalea por no tratarlas.
Seguinos en Facebook

revista