13 preguntas ...

... sobre LA HIPERTENSION »

1. ¿Qué es?

La hipertensión arterial es el aumento de la presión arterial de forma crónica . Es una enfermedad que no da síntomas durante mucho tiempo y, si no se trata, puede desencadenar complicaciones severas, como un infarto de miocardio, una hemorragia o trombosis cerebral.

Las primeras consecuencias de la hipertensión las sufren las arterias, que se endurecen a medida que soportan la presión arterial alta de forma continua, se hacen más gruesas y puede verse dificultado e l paso de sangre. Esto se conoce con el nombre de arterosclerosis.

2. ¿Cómo saber si usted puede tener presión alta?

Si se reconoce en alguno de estos ítems:

  • Herencia : Cuando se transmite de padres a hijos se hereda una tendencia o predisposición a desarrollar cifras elevadas de tensión arterial. Se desconoce su mecanismo exacto, pero la experiencia acumulada demuestra que cuando una persona tiene un progenitor (o ambos) hipertensos, las posibilidades de desarrollar hipertensión son el doble que las de otras personas con ambos padres sin problemas de hipertensión.
  • Sexo : Los hombres tienen más predisposición a desarrollar hipertensión arterial que las mujeres, hasta que ellas llegan a la edad de la menopausia. A partir de esta etapa la frecuencia en ambos sexos se iguala. Esto es así porque la naturaleza ha dotado a la mujer con unas hormonas protectoras mientras se encuentra en edad fértil, los estrógenos, y por ello tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, en las mujeres más jóvenes existe un riesgo especial cuando toman píldoras anticonceptivas.
  • Edad y raza : La edad es otro factor, por desgracia no modificable, que va a influir sobre las cifras de presión arterial, de manera que tanto la presión arterial sistólica o máxima como la diastólica o mínima, aumentan con los años y, lógicamente, se encuentra mayor número de hipertensos a medida que aumenta la edad. En cuanto a la raza, los individuos de raza negra tienen el doble de posibilidades de desarrollar hipertensión que los de raza blanca, además de tener un peor pronóstico.
  • Sobrepeso : Los individuos con sobrepeso están más expuestos a tener más alta la presión arterial. A medida que se aumenta de peso se eleva la tensión arterial, algo mucho más evidente en los menores de 40 años y en las mujeres. No se sabe con claridad si es la obesidad por sí misma la causa de la hipertensión, o si hay un factor asociado que aumente la presión en personas con sobrepeso, aunque las últimas investigaciones apuntan a que a la obesidad se asocian otra serie de alteraciones que serían en parte responsables del aumento de presión arterial. También es cierto, que la reducción de peso hace que desaparezcan estas alteraciones.

3. ¿Cómo reconocer los síntomas de h ipertensión arterial?

La presión arterial elevada rara vez presenta síntomas. Estar nervioso o tenso, por ejemplo, no es sinónimo de tener la presión arterial elevada.

4. ¿Cómo detectar una hi pertensión arterial?

La única manera de detectar la hipertensión en sus inicios es con revisiones periódicas. Mucha gente tiene la presión arterial elevada durante años sin saberlo. El diagnóstico se realiza a través de los antecedentes familiares y personales, una exploración física y otras pruebas complementarias.

13 preguntas sobre LA HIPERTENSION 5. ¿Cuál es el tratamiento a seguir si es hipertenso?

La hipertensión no puede curarse en la mayoría de los casos, pero puede controlarse. En general, debe seguirse un tratamiento regular de por vida para bajar la presión y mantenerla estable. Las pastillas son sólo parte del tratamiento de la hipertensión, ya que el médico también suele recomendar una dieta para perder peso y medidas como no abusar del consumo de sal y hacer ejercicio con regularidad.

6. ¿Cómo se mide la presión?

Existen diversas maneras de medir la presión arterial:

  • El esfigmomanómetro de mercurio. Es el más exacto y menos expuesto a errores. Para su uso se requiere un fonendoscopio.
  • El esfigmomanómetro de aire . Es el más utilizado y es también un aparato preciso. Igualmente necesita de un fonendoscopio para su uso.
  • El aparato electrónico. Se utiliza mucho para realizar el autocontrol, no necesita fonendoscopio porque lleva un detector del pulso incorporado y es de fácil manejo. No obstante, se trata de un aparato muy sensible a los ruidos y a los movimientos, por lo que para que los valores obtenidos sean exactos, es necesario que el brazo no se mueva y que no se hable. Es importante que el aparato esté en buenas condiciones y se revise periódicamente.

7. ¿Qué riesgos presenta un hipertenso?

El principal riesgo es el infarto de miocardio. Un hipertenso no tratado tiene, como media, 10 veces más riesgo de morir de infarto que un individuo con tensión normal. Asimismo, la hipertensión puede producir trombos o rupturas arteriales, pudiendo dar lugar a hemorragias, daño en las células nerviosas, pérdida de memoria o parálisis. El riñón también sufre las consecuencias de la hipertensión arterial. Los pequeños vasos del fondo del ojo, también se ven amenazados por la hipertensión, que favorece su rotura y las hemorragias, que puedan llevar incluso a la pérdida de la visión.

8. ¿Existen complicaciones?

Las complicaciones, mortales o no, se relacionan de modo muy directo con la cuantía del aumento de la tensión arterial y el tiempo de evolución. Por este motivo, la mejor manera de prevenirlas es establecer el diagnóstico precoz de la hipertensión.

9. ¿Qué podemos hacer para bajar una tensión arterial elevada?

Existen algunas medidas que contribuyen a nuestro bienestar general y al control de la tensión arterial :

* Deje de fumar. Reducirá sus factores de riesgo y la probabilidad de complicaciones aún cuando persista su hipertensión.

* Controle su peso. El sobrepeso le añade una carga extra a su corazón.

* Reduzca el consumo de sal y coma alimentos saludables, que no incidan negativamente sobre su nivel de colesterol.

* Evite el consumo excesivo de alcohol. El alcohol aumenta la presión en sus arterias, pero este efecto no se manifiesta si las cantidades de alcohol son moderadas.

*Haga ejercicio físico regular. Elija un programa sencillo, que pueda mantener, y hágalo regularmente, aunque sólo sea caminar 15 o 20 minutos al día o una hora durante al menos 3 días a la semana. La práctica de ejercicio físico es altamente recomendable, pues no sólo reduce la presión arterial, sino que también tiene un efecto beneficioso sobre otros factores de riesgo cardiovascular, como la obesidad, la diabetes o el colesterol alto.

*Reduzca su estrés. Si se relaja, mejorará su presión arterial.

*Tome sus medicamentos. Exactamente como su médico le indicó. No deje de tomarlos, aún cuando se sienta bien. Si tiene alguna duda o problema, consulte con su médico.

10. ¿Qué quieren decir las cifras que se obtienen en una medición de la tensión?

De las dos cifras, por ejemplo 160/90, la primera y más alta corresponde a la presión sistólica e indica el grado de presión arterial cuando el corazón se contrae y bombea sangre a las arterias. La segunda cifra, presión diastólica, indica el grado de presión en los vasos cuando el corazón se relaja. La presión considerada como normal para un adulto sano es alrededor de 120-80. Valores por encima de 140/90 suelen considerarse altos.

11. ¿Existen distintos tipos de h ipertensión?

Sí, cuando la causa que origina la tensión alta es desconocida, se dice que la persona tiene hipertensión primaria o esencial, es la más frecuente, y según las cifras tensionales, será ligera, moderada o grave. Cuando la causa de esta hipertensión es conocida, está relacionada normalmente con alguna otra enfermedad, por ejemplo, de tipo renal, endocrino, o con el embarazo, se llama hipertensión secundaria. Existe otra variante llamada hipertensión maligna, que es infrecuente y se asocia a lesiones en pequeños vasos en múltiples órganos, e incluso en el cerebro.

12. ¿Por qué es tan importante controlar la presión?

La tensión alta es un factor que contribuye a desarrollar enfermedades cardiovasculares, especialmente enfermedad cardíaca (ataque al corazón, insuficiencia cardíaca, derrame cerebral, embolia o insuficiencia renal).

13. ¿Cómo debería ser la alimentación del hipertenso?

Alimentos desaconsejados:

  • Sal de cocina y mesa, sal yodada, sal marina, sal de apio.
  • Carnes saladas, ahumadas y curadas.
  • Pescados ahumados y secados, caviar.
  • Embutidos en general.
  • Quesos en general.
  • Pan y galletitas con sal (excepto cantidades menores de 50 g).
  • Aceitunas.
  • Sopas de sobre, purés instantáneos, cubitos, papas chips.
  • Jugos de hortalizas envasados.
  • Frutos oleaginosos salados (maní, etc.).
  • Pastelería industrial.
  • Manteca salada, margarina con sal.
  • Agua con gas, bebidas gaseosas en general.
  • Condimentos salados, mostazas, pepinillos, conservas en vinagre, kétchup, ablandadores de carne.
  • Conservas en general.

Alimentos permitidos: (*los más aconsejados)

  • Carnes, aves.
  • Vísceras: lengua, riñones, hígado.
  • Pescados frescos de agua dulce o de mar.
  • Huevos.
  • Leche, yogures, petit-suisse, cuajada, requesón.
  • Queso sin sal.
  • Pan y galletitas sin sal (hasta 50 g se permite con sal).
  • Harina, pastas alimenticias, cereales.
  • Papas*, legumbres. Verduras, hortalizas (tomate crudo*).
  • Fruta natural, en compota, jugos naturales (manzana*, naranja*, bananas*)
  • Frutos secos sin sal.
  • Manteca, margarina, nata, crema de leche, aceites vegetales y mayonesa sin sal.
  • Azúcar, pastelería casera, helados caseros.
  • Chocolate, cacao.
  • Condimentos: pimienta, pimentón, azafrán, canela, mostaza sin sal, hierbas aromáticas.
  • Bebidas alcohólicas excepto restricciones específicas, pero en cantidades limitades.
  • Agua natural o minerales de baja mineralización.
Seguinos en Facebook

revista