¿Qué deben comer en ...

... las fiestas las mamás en etapa de lactancia? - Lic. Fabiana Fiore Cebrián - Esp. en Dietética Clínica y Soporte Nutricional »

La lactancia materna es una etapa crucial en la alimentación infantil, donde la madre provee un alimento con alto valor nutricional, inmunológico y emocional. Durante las fiestas, las familias y amigos se reúnen alrededor de la mesa para compartir tiempo juntos. Y es ahí donde surgen las dudas y los temores con respecto a qué comer.

Mientras que la mamá sea la fuente exclusiva de alimento, su cuerpo utilizará las reservas de grasa que fue acumulando durante el embarazo, pero igual es necesario aportar una cantidad extra de calorías que ronda las 500 kcal por día; esto no significa comer sin control, sino que hay que monitorizar la dieta para cubrir las demandas, tanto de la madre como del bebé. No se preocupe por contar las calorías, la cantidad exacta depende de el peso actual, el grado de actividad y la frecuencia con la que amamanta. Sí es necesario repartir las comidas a lo largo del día; 4 a 6 comidas diarias evitando los atracones e incluyendo todo tipo de alimentos logrando así una dieta variada y equilibrada.

La variedad y el equilibrio

Elegir alimentos frescos como frutas y vegetales son más nutritivos que los alimentos procesados. Cuando se trata de grasas es importante limitar las saturadas (provenientes de fuente animal) y las grasas trans (de alimentos ultraprocesados). Consumir demasiada grasa de estos tipos puede alterar la composición de la leche materna. No es necesario dejar de comer, pero sí elegir cortes magros que aporten una buena cantidad de proteínas de alto valor biológico: pavo, pollo sin piel, pescado, lomo de cerdo, carne vacuna, etc.

Con respecto al pescado es importante destacar el aporte de omega 3, EPA y DHA, (pescados de aguas frías como el salmón, anchoas, atún, sardinas, etc.) que proveen grasas esenciales que nuestro cuerpo no produce, importantes para el desarrollo del cerebro, vista y sistema nervioso del bebé; como en nuestro país no son muy accesibles económicamente y utilizamos como fuente productos enlatados, hay que mencionar que estos suelen tener niveles altos de mercurio, pero que en escasa cantidad se podrían consumir sin inconvenientes.

El alcohol

A pesar de no ser aconsejable su consumo durante la lactancia ya que puede llegar a la leche materna e irritar al bebé, si calcula bien el tiempo una bebida ocasional no afectará; por lo tanto, podría amamantar al bebé antes de tomar una copa o sacarse la leche y guardarla para después. Si bebe asegúrese de tomar agua y de comer antes y después de que tome una bebida alcohólica, ayudará a disminuir la cantidad de alcohol en su sangre y en la leche. Así que brindar y agradecer por un buen año con una copa o un vaso está permitido.

Es aconsejable beber una buena cantidad de líquidos (principalmente agua) ya que es lo que realmente aumenta la cantidad de leche, y evitar la cafeína, ya que pasa a la leche y el bebé no puede digerir ni evacuarla correctamente, podría elegir bebidas descafeinadas o seguir la misma regla del alcohol.

¿Qué deben comer en las fiestas las mamás en etapa de lactancia? Variedad de platos

Se puede comer una gran variedad de platos elaborados y condimentados, incluyendo algunos picantes; es bueno que el bebé pruebe diferentes sabores a través de la leche materna, ya que tiene mayor probabilidad de probar más tipos de comidas una vez que empiece a comer alimentos sólidos, esto siempre atendiendo las intolerancias individuales y las alergias alimentarias del bebé que pueden pasar a la leche; los alimentos más “problemáticos” suelen ser repollo, brócoli, coliflor, legumbres, frutilla, mariscos, leche de vaca, etc. En caso de presentar gases o que esté irritable, es mejor evitar el alimento.

Los alimentos crudos

Siempre surgen dudas con respecto a los jamones y el sushi, los cuales se pueden comer sin inconvenientes atendiendo las particularidades: los jamones crudos en general son muy ricos en sodio, por lo tanto si es hipertensa no es recomendable. Para todos los alimentos crudos hay que tener en cuenta la higiene en el preparado, asegúrese de prepararlos usted misma o de adquirirlos en un lugar donde sepa que siguen las normas de bioseguridad y que ofrezcan productos de calidad.

Suplementos vitamínicos

No es aconsejable dejar de tomarlos. Recordando siempre que estos suplementos NO sustituyen a una dieta equilibrada y saludable, pero brindan una ayuda extra en esta etapa donde están aumentados sus requerimientos.

Seguinos en Facebook

revista