Qué comer si ...

... nos excedimos en vacaciones - Dr. Jorge Vacante – Médico de familia, Nutricionista

Jorge Vacante

Tengamos presente que el regreso al plan habitual debe ser gradual. Adaptarse al ritmo de las tareas cotidianas lleva entre dos y tres semanas. Exigirle al cuerpo y a la cabeza que se adapte de inmediato a la rutina, es imposible. Por eso, lo mejor es volver unos días antes, o en vacaciones levantarse y acostarse al mismo horario que lo hacemos durante el año.

Para comenzar y no seguir agrediendo al organismo, tener en cuenta estos consejos:

  • Comenzar lentamente, no exigirse.
  • No apresurar el resultado: aprender a tomarse el tiempo de convencer a la mente de cambios importantes.
  • Modificar los hábitos alimentarios.
  • Comer un poco de todo.
  • No hay que ser rutinario.
  • Dejar de ser sedentario. La actividad física ayudará a disminuir la ansiedad y descansar adecuadamente.
Desayuno y merienda:
  • 1 vaso de leche fría o1 yogur (sin frutas).
  • 1 sandwich con una rebanada de dulce de membrillo o de batata.












Otras opciones:
  • 1 yogur descremado o 1 vaso de leche descremada con 1 cucharadita (de té) de cacao en polvo.
  • 20 pasas de uva.
Entre comidas (elegir 2 entre las siguientes opciones):
  • 1 licuado hecho con 1 vaso de leche y una banana no madura. No se debe licuar mucho, que se vean los trozos de banana. Agregar 1 cucharadita (de té) de avena.
  • 10 almendras.
  • 8 aceitunas verdes.
  • 1 sandwich de pan árabe con tomate y huevo.
  • 1 omelette hecho con 3 claras de huevo y queso de bajo tenor graso. Batir las claras, agregar condimentos, sin sal. Colocar en el recipiente en la sartén: 1 cucharadita de aceite y extraer el excedente con una servilleta de papel. Cocinar las claras y una vez cocidas, dar vuelta y agregar el queso. Doblar, cocinar unos minutos y retirar.
  • 1 feta de queso compacto magro.
Seguinos en Facebook

revista