Importancia de ...

... las proteínas en la alimentación - Lic. Lorena Benítez - Nutricionista »

Lic. Lorena Benítez - Nutricionista

El nutriente más importante y responsable de muchas de las funciones de nuestro cuerpo, es la proteína. Mediante ella se lleva a cabo la construcción de los músculos, tendones, órganos y tejidos del cuerpo.

Si está buscando mejorar su consumo de proteínas, debe prestar atención a la cantidad y la calidad que consume. Por lo mismo, es bueno contar con la guía de un especialista, ya que el consumo de proteínas depende de varios factores, como: el estado de salud, la masa muscular y la edad.

Las proteínas de origen animal son usualmente las mejores que podemos encontrar y de las cuales mayor provecho podemos sacar; ellas nos dan la dosis idónea de aminoácidos esenciales para que nuestro organismo funcione óptimamente.

Para que el cuerpo funcione correctamente se necesita ingerir una cantidad mínima de proteínas de buena calidad. Habitualmente, se recomienda ingerir diariamente 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal. Según la actividad física de la persona o si está en etapa de crecimiento, la cantidad necesaria de proteína puede ser mayor.

Las proteínas se hallan en comidas de origen animal, como las carnes, los huevos o los productos lácteos; así como en las legumbres y los frutos secos.

¿Cuándo faltan proteínas?

La deficiencia proteica crónica puede observarse en la disminución de la masa muscular. Esto, además de disminuir el peso por caminos erróneos y provocar determinada flacidez muscular, también disminuye la capacidad para realizar esfuerzos físicos a los cuales está acostumbrado, y provoca calambres musculares.

Si la deficiencia proteica en una dieta inadecuada, se acompaña con una drástica y poco saludable disminución de las calorías totales, se presentan síntomas como la fatiga o el cansancio, ya que el organismo no dispone de la energía suficiente para cumplir con las tareas diarias.

En niños con deficiente consumo de proteínas pueden haber problemas de crecimiento o alteraciones intelectuales. Por su parte, las embarazadas pueden presentar problemas de desarrollo en el feto.

Importancia de las proteínas en la alimentación ¿Cómo aumentar la masa muscular con proteínas?

La masa muscular aumenta bajo un principio básico y sencillo: debemos consumir más proteína de la que perdemos. Además de aumentar nuestra ingesta de proteínas (en caso de que nuestro objetivo sea el incremento de masa muscular), debemos realizar ejercicios de levantamiento de pesas, de este modo, las proteínas entrarán en acción desarrollando nuestros músculos. Se estima que se deben ingerir al menos 2,2 gramos de proteína por cada kilogramo de peso.

¿Cómo perder peso con proteínas?

Para perder peso, también se parte de un proceso básico y sencillo: debe ingerir menos calorías que la cantidad que se quema (más sencillo que quemar más calorías que las que se consumen, pues sería un problema si el consumo de calorías fuese muy alto).

Afortunadamente, la proteína reduce el apetito, lo que disminuye de manera automática y natural el consumo de calorías, ya que da una sensación de saciedad, necesaria para disminuir la ingesta diaria de alimentos.

Lo más impresionante de la proteína, es que previene la recuperación del peso perdido, además de conservar la masa muscular, ya que constantemente se encuentra quemando una pequeña cantidad de calorías.

Muchos personas con peso de más y deseosas de bajar, andan en la búsqueda incesante de fórmulas rápidas y casi mágicas para alcanzar sus loables empeños. El consumo de proteína se rige bajo una simple regla universal: ni mucho, ni poco. Sólo lo necesario.

¿Cuándo debemos incrementar el consumo de proteínas?

Las personas que tienen más actividad diaria, necesitan un mayor consumo de proteínas en comparación con las personas con un estilo de vida menos activo (más sedentario). Es decir, aquellas personas que ejercen un mayor esfuerzo físico o practican algún deporte de intensidad y resistencia, necesitarán aumentar el consumo de proteínas en cantidades notables.

Las personas mayores, deben consumir 50% más de proteínas que las personas jóvenes o de edad media. Así evitarán problemas de salud, como la sarcopenia (pérdida de la masa muscular) o la osteoporosis.

Seguinos en Facebook

revista