Prebióticos - Probióticos

... Dr. Jorge Vacante – Médico de familia, Nutricionista »

“Las enfermedades se generan en el intestino”, decía Hipócrates hace muchos siglos. Las bacterias intestinales son una parte integral del organismo, tienen funciones muy activas y su composición depende básicamente de los alimentos que se ingieren.

La flora intestinal desempeña un papel clave en la salud física, así como también en la salud psicológica y emocional de las personas. Lo que comemos altera la composición de nuestra flora intestinal, si consumimos una excesiva cantidad de azúcares, muy procesadas o bebidas con mucha fructosa, se destruye la flora intestinal saludable y se alimentan las bacterias malas.

* Probióticos:

Significa “a favor de la vida”, los probióticos son microrganismos (vivos o atenuados) que poseen efectos beneficiosos para la salud.

Cumplen varias funciones:

  • Antimicrobiana.
  • Modulan y refuerzan el sistema inmunológico.
  • Metabólicas.
  • Homeostáticas.

* Prebióticos:

Son constituyentes normales de un alimento, definidos como “no” digeribles y auspician el crecimiento y establecimiento de gérmenes benéficos para la flora intestinal.

Prebióticos - Probióticos

Ejemplos: inulina (legumbres), verduras (ajos-cebollas-coles, etc.), cereales, frutos secos.

* Simbióticos:

Es una mezcla de prebióticos y probióticos.

ALGUNOS EJEMPLOS DE UTILIZACIÓN DE LOS PRE Y PROBIÓTICOS

*Utilización de Prebióticos:

  • Enfermedades hepáticas: existen siempre, disbiosis.
  • Divertículos: se altera la flora intestinal.
  • Intolerancia a la lactosa: la ingestión de probióticos, mejora la digestión de la lactosa.
  • Gastritis – ulcera gástrica (Helicobacter pylori “HP”).

*Utilización de Probióticos:

  • Inhibe el crecimiento y no permite la unión de Helicobacter pylori (HP).
  • Disminuye los efectos colaterales de los antibióticos usados.
  • Colon irritable: meteorismo y distensión abdominal con el dolor, mejoran con Probióticos.
  • Diarrea por antibióticos, infecciosa y del viajero: al tratamiento específico en cada entidad, asociar Probióticos es de gran ayuda.
  • Obesidad: la obesidad se acompaña de disbiosis y déficit de vitamina D.

EL USO DE PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS

Sumado a una gran selección de los alimentos ayudan a preservar una correcta función intestinal, mejoran la función cerebral y reducen los trastornos de ansiedad y depresión, se incrementan los niveles de GABA y Serotonina en el cerebro y disminuyen los niveles de las hormonas del estrés.

La flora intestinal puede tener un impacto positivo y negativo en la función cerebral y en la conducta humana, los estudios en animales contribuyen a reforzar el concepto de la existencia de un eje intestino-cerebro. Un aparato digestivo sano ayuda y mucho a tener estabilidad emocional, lo que a su vez influye en sostener un sólido sistema inmunológico.

El intestino y el cerebro trabajan en conjunto, y cada uno influye en el otro, razón por la cual, la salud intestinal tiene una influencia muy importante en la salud mental y viceversa.

Es evidente que la salud depende de lo que bebemos e ingerimos, y eso no excluye ni las llamadas patologías mentales, ni a las autoinmunes, ni el cáncer.

Seguinos en Facebook

revista