Por qué es tan ...

... importante la LACTANCIA MATERNA - Lic. Kristina Pedersen - Consultora Internacional Certificada en Lactancia Materna »

Los datos indican que, en el país, sólo 25 de cada 100 niños son alimentados con leche materna en forma exclusiva durante los primeros 6 meses. Puesto de otro modo, solo 1 de cada 4 madres da de mamar a su hijo. Según la Unicef, esta práctica puede evitar hasta un 13% de las muertes en menores de 5 años, en los países en desarrollo.

BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA

Dar leche en polvo a los recién nacidos es quizás más cómodo para muchas mujeres, pero no se compara con los múltiples beneficios que tiene la lactancia para la salud tanto de la madre como del pequeño. La leche materna es el mejor alimento para el niño hasta los seis meses de vida, de forma exclusiva y luego, acompañada de otros alimentos, porque tiene todos los nutrientes que necesita y los protege de muchas enfermedades como diarreas, resfríos, neumonía, cólicos, alergias y desnutrición.

TIPOS DE LECHE MATERNA

La composición de la leche materna varía según la etapa de la lactancia.

  • Pre-calostro: secreción mamaria producida durante el tercer trimestre de gestación.
  • Calostro: se secreta durante los primeros días luego del parto. Es un fluido espeso y amarillento debido a la alta concentración de betacarotenos.
  • Leche de transición: se produce entre los días 4 y 15 del postparto.
  • Leche madura: se produce a continuación de la leche de transición.
Por qué es tan importante la LACTANCIA MATERNA

COMPONENTES DE LA LECHE MATERNA

Los principales componentes de la leche materna son: proteínas, agua, lactosa, grasa, minerales y vitaminas. Esta suspensión no es uniforme sino que tiene una composición variable. Varía con la hora del día y con el paso de los días en una misma madre, también varía a lo largo de la lactancia y aún dentro de una misma mamada. La leche humana tiene el potencial de adaptarse a las necesidades individuales de cada lactante. Como ejemplo puede citarse el caso de madres que alimentan mellizos, si éstos tienen preferencia por un pecho determinado, puede encontrarse que cada pecho produce una leche diferente adaptada a cada niño.

LA LACTANCIA Y EL CONSUMO DE TABACO O ALCOHOL

Si fuma, lo mejor para usted y para su bebé es que intente dejarlo tan pronto como sea posible. Si no puede hacerlo, la lactancia continúa siendo la mejor opción, ya que su bebé tiene un riesgo mayor de tener problemas respiratorios y síndrome de muerte súbita del lactante. Asegúrese de fumar lejos de su bebé y de cambiarse de ropa para mantenerlo alejado de las sustancias químicas del humo. También debe evitar consumir alcohol. Una bebida alcohólica ocasional está bien, pero evite amamantar durante dos horas después de beber. Asimismo, muchos bebés encuentran desagradable el sabor de la leche materna después de que la madre ha bebido alcohol, y se alimentarán más cuando ya no haya alcohol en el organismo.

LA LACTANCIA Y LAS ENFERMEDADES COMUNES

Algunas mujeres creen que cuando están enfermas no deben amamantar. No obstante, la mayoría de las enfermedades comunes, como los resfriados, la gripe o la diarrea, no pueden transmitirse a través de la leche materna. De hecho, si está enferma, su leche contendrá anticuerpos. Estos anticuerpos ayudarán a proteger a su bebé de contraer la misma enfermedad.

Seguinos en Facebook

revista