¡A prevenir la poliomielitis!

... Dr. Wilson Martín Agüero Echeverría – Pediatra Infectólogo »

La poliomielitis afecta sobre todo, a los menores de 5 años. 1 de cada 200 infecciones produce una parálisis irreversible (generalmente de las piernas), y un 5 a 10% de estos casos, fallecen por parálisis de los músculos respiratorios.

SÍNTOMAS DE LA POLIOMIELITIS

La mayoría de las personas infectadas con el virus no tienen síntoma alguno. Un porcentaje de entre 4 y 8% de personas contagiadas, tendrá síntomas parecidos a los de la influenza. Estos síntomas por lo general duran entre dos y cinco días, para luego desaparecer solos. En casos poco frecuentes, alrededor del 1%, presentará debilidad o parálisis en los brazos, piernas o ambos. Esta condición puede durar toda la vida.

TRANSMISIÓN DEL VIRUS

El virus de la polio es muy contagioso. Vive en la garganta y los intestinos de una persona contagiada.

Se propaga por:

¡A prevenir la poliomielitis!
  • Contacto directo de persona a persona.
  • Contacto con moco o flema infectados de la nariz o de la boca.
  • Contacto con heces infectadas.

Una persona infectada puede transmitir el virus a otros una a dos semanas después de presentar síntomas. El virus puede vivir en el excremento de una persona infectada por muchas semanas. También puede contaminar la comida y el agua cuando la gente no se lava las manos.

EXPECTATIVAS (PRONÓSTICO)

El pronóstico depende de la forma de la enfermedad (subclínica o paralítica) y de la parte del cuerpo afectada. La mayoría de las veces, la recuperación completa es probable si la médula espinal y el cerebro no están comprometidos. La discapacidad es más común que la muerte. La infección en la parte alta de la médula espinal o en el cerebro incrementa el riesgo de problemas respiratorios.

POSIBLES COMPLICACIONES

Las posibles complicaciones incluyen: neumonía por aspiración, cor pulmonale (un tipo de insuficiencia cardíaca del lado derecho del aparato circulatorio), falta de movimiento, problemas pulmonares, miocarditis, íleo paralítico (pérdida de la función intestinal), parálisis muscular, discapacidad o deformidad permanentes, edema pulmonar, shock, infecciones urinarias.

El síndrome pospoliomielítico es una complicación que se desarrolla en algunos pacientes, por lo regular 30 o más años después de su infección inicial. Los músculos que previamente estaban debilitados pueden debilitarse más. La debilidad también puede presentarse en músculos que no estaban afectados antes.

PREVENCIÓN

La poliomielitis es incurable, sin embargo la principal intervención eficaz para prevenirla es la vacunación. La vacuna, que se debe administrar en la infancia, activa al sistema inmune para que identifique y elimine el virus de la polio de nuestro cuerpo, si entramos en contacto con él. Otras formas de prevención son: lavarse las manos después de ir al baño y no beber agua contaminada.

1985: ÚLTIMO CASO DE POLIOMIELITIS EN PARAGUAY

1985 fue el año de Vacunación Anti-poliomielítica en Paraguay, y ese mismo año se logró erradicar el mal. De esta forma, se demostró que la eliminación y la erradicación eran factibles con la estrategia de vacunación masiva. En ese contexto, Paraguay fue el país que permitió ratificar la eficacia de la estrategia con una sola aplicación. Una sola Campaña Nacional de Vacunación fue suficiente para eliminar esta enfermedad en la población.

Seguinos en Facebook

revista