Planificación ...

... familiar - Dra. Gladys Mora – Gineco-Obstetra, Asesora de la Dirección General del Programa de Salud, del MSPBS »

Dra. Gladys Mora – Gineco-Obstetra, Asesora de la Dirección General del Programa de Salud, del MSPBS

El embarazo adolescente no suele ser el resultado de una decisión deliberada, sino más bien, de la ausencia de opciones: es una consecuencia del acceso limitado o nulo al sistema educativo, a la información y/o a la atención médica, a los anticonceptivos y al sistema nacional de protección.

Cifras en Paraguay

En nuestro país, según los datos obtenidos en la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados o MICS (por sus siglas en inglés) del año 2016, la Tasa de Fecundidad específica en adolescentes de entre 15 -19 años, es de 72 nacimientos por 1000 mujeres, lo que posiciona a Paraguay como el país del Cono Sur que, actualmente, tiene la más alta fecundidad en adolescentes.

2 de cada 10 adolescentes confirmaron que tuvieron relaciones sexuales antes de los 14 años.

En datos provisorios del año 2018, se registraron 75 muertes maternas, de las cuales 17 corresponden a adolescentes de 14-19 años. Esto quiere decir que de cada 4 muertes maternas, 1 es adolescente.

En 2 de cada 10 nacimientos, las madres son adolescentes de entre 10-19 años. Al año son casi 20.000 bebés de adolescentes, en esta franja etaria.

2 de cada 10 adolescentes, de entre 15 -19 años, tienen dos o más hijos.

1 de cada 2 embarazos de adolescentes de 15-19 años, no fue planificado.

Las adolescentes de entre 15-19 años, que han tenido un hijo antes de los 15 años en el quintil más rico es de 0%. En el quintil más pobre es de 4.8%. En la población indígena es de 9,7%. Esto muestra claramente la brecha socioeconómica y la desigualdad persistente en el acceso a educación, salud y protección.

1 de cada 8 muertes maternas corresponde a una mujer indígena.

Se estima que el Paraguay, cada año pierde un 12% del PIB a causa de los embarazos adolescentes: es un problema social, sanitario y también económico.

Objetivo:

El objetivo específico, es lograr que todas las personas en edad reproductiva puedan ejercer su derecho a la planificación voluntaria de su familia mediante el acceso oportuno a una información completa y veraz, y a servicios de calidad; así también a la provisión gratuita de anticonceptivos efectivos junto con servicios de salud adecuados y eficaces, a todas las personas que lo requieran.

Por ello, el MSPBS pretende asegurar el acceso a consejería/orientación y a los métodos anticonceptivos disponibles (incluyendo la anticoncepción de emergencia), las 24 horas y todos los días, además de ampliar la oferta de la anticoncepción quirúrgica de intervalo o post-evento obstétrico, en forma oportuna y segura, con un enfoque en derechos, género e interculturalidad, asegurando la elección informada y libre de coerción, acorde a las normas vigentes.

Una acción importante es asegurar en forma permanente y sostenible los medicamentos, los equipos biomédicos y los insumos, incluyendo los métodos modernos de planificación familiar, con el fin de ofrecer la atención adecuada en los temas relacionados con la salud sexual y reproductiva en todo el ciclo de vida de las personas, acorde a la Ley N° 4313.

Servicios que ofrece el MSPBS

El MSPBS ofrece gratuitamente, en todos los niveles de servicios de salud, la orientación para el acceso efectivo a todos los métodos anticonceptivos; entre los cuales se citan: los anticonceptivos hormonales, como los orales mensuales y los inyectables trimestrales; el implante subdérmico; métodos de barrera como el preservativo masculino; los dispositivos intrauterinos, como el DIU o la T de cobre. Además, se ofrece orientación sobre los métodos basados en el conocimiento de la fertilidad, también de la anticoncepción quirúrgica como la ligadura de las trompas, la anticoncepción de emergencia y el método de la lactancia materna.

Planificación Familiar Mensaje clave

El embarazo adolescente no intencional, no solo pone de relieve la falta de acceso de las niñas y adolescentes a los bienes y servicios que les permitan ejercer sus derechos, como a la salud sexual y reproductiva, sino que además, constituye en sí mismo una barrera para que ellas ejerzan su derecho a la educación y a un desarrollo saludable, y logren una transición exitosa hacia la vida adulta.

Las consecuencias del embarazo no intencional y la maternidad adolescente, tienen un impacto en la vida de las niñas/adolescentes y en sus bebés, comprometiendo el capital humano del país y el desarrollo pleno de las siguientes generaciones.

La planificación familiar, es un derecho universal en el Paraguay, garantizado en la Constitución Nacional y en el Código Sanitario. Sin embargo, hay adolescentes y mujeres que no pueden ejercerlo por encontrarse en situación de mayor vulnerabilidad.

La desigualdad nos muestra que en el quintil más pobre casi el 5% de las adolescentes de entre 15-19 años ha tenido un nacido vivo, antes de cumplir los 15 años, siendo que en el quintil más rico, este porcentaje es de 0.

Como un desafío, es necesario apoyar y promover la labor educativa de las familias y contribuir a que en las comunidades educativas se desarrolle una educación basada en la evidencia científica, que incorpore afectividad y valores, que sea oportuna y de calidad.

Seguinos en Facebook

revista