Picaduras de ...

... insectos: Prevención - Dra. Luz Flores de Lacarrubba - Dermatóloga

Dra. Luz Flores de Lacarrubba

Inició la época de calor y junto con fenómenos climáticos como las intensas lluvias, se genera el ambiente propicio para la proliferación de insectos y la aparición de picaduras.
Miles de personas mueren al año por enfermedades transmitidas por mosquitos, incluyendo malaria, dengue, fiebre del Nilo Occidental, zika y chikungunya.
Se espera que la incidencia de estas enfermedades aumente significativamente en las próximas décadas, a medida que los rangos de hospedantes de múltiples especies de mosquitos aumenten debido al cambio climático. Los mosquitos no solo transmiten enfermedades, si no que aumentan la gravedad de las mismas.
La saliva del mosquito es una mezcla de proteínas que permite que el mosquito adquiera sangre de su huésped (necesaria para la maduración del óvulo), evita la vasoconstricción y la agregación plaquetaria, la coagulación y la hemostasia. Además posee proteínas que son inmunogénicas para los seres humanos y pueden dar respuestas alérgicas, algunas muy graves.
Los mosquitos y las enfermedades que transmiten son cada vez más preocupantes para la salud pública. A menudo no hay profilaxis a excepción de la malaria y el dengue: vacunas.
Se debe extremar el control de los criaderos de mosquitos y realizar cuidados paliativos. Use el repelente mientras esté al aire libre, incluso aunque se trate de sólo por unos minutos; los mosquitos pican entre el atardecer y el amanecer.

Qué repelentes de mosquitos funcionan mejor

Los repelentes más efectivos contienen DEET (N,N-dietil-m-toluamida) o permetrina. Se puede utilizar DEET directamente sobre la piel o la ropa. Y la permetrina se puede utilizar sobre la ropa, pero no directamente sobre la piel. Ambos productos han demostrado ser muy efectivos contra una variedad de picaduras de insectos. Siga las instrucciones que aparecen en el producto que está usando. Si suda o se moja, posiblemente tenga que aplicar el repelente con mayor frecuencia. Los repelentes con una mayor concentración de ingrediente activo (como DEET) proporcionan protección más duradera.

Relación del porcentaje de DEET que contiene un producto con el tiempo de protección

Un estudio reciente indica lo siguiente:

  • Un producto que contiene 23.8% de DEET proporciona un promedio de 5 horas de protección contra picaduras de mosquitos.
  • Un producto que contiene 20% de DEET proporciona casi 4 horas de protección.
  • Un producto con 6.65% de DEET proporciona casi 2 horas de protección.
  • Los productos con 4.75% de DEET y 2% de aceite de soja proporcionan aproximadamente 90 minutos de protección.

Escoja un repelente que proporcione protección de acuerdo a la cantidad de tiempo que usted estará al aire libre. Puede volverse a aplicar un producto si está al aire libre durante un período mayor al previsto y comienza a ser picado por mosquitos.

Consideraciones generales para el uso seguro de los productos que contienen DEET
  • Siempre siga las instrucciones que aparecen en la etiqueta del producto.
  • Aplique sobre la piel expuesta o la ropa. No aplique el repelente por debajo de la ropa.
  • No aplique repelente en cortaduras, heridas o piel irritada.
  • Retire el producto de la piel con agua y jabón cuando entre a la casa.
  • No rocíe aerosol ni bombee el producto en áreas cerradas.
  • No aplique los productos en aerosol directamente a su cara. Rocíe sus manos y luego frótelas con cuidado sobre la cara, evitando el área de los ojos y la boca.
Cómo usar de manera segura en los niños los productos que contienen DEET

El comité a cargo de la salud ambiental de la Academia Americana de Pediatría (AAP) manifestó recientemente: "Los repelentes de insectos que contienen DEET con una concentración del 10% parecen ser tan seguros como los productos con una concentración del 30% cuando se usan según las instrucciones que aparecen en la etiqueta de los productos". La AAP y otros expertos recomiendan el uso de repelentes con una concentración baja de DEET en los bebés que tienen más de 2 meses de edad. Otras recomendaciones sugieren que no se usen repelentes que contienen DEET hasta después que los niños hayan cumplido 2 años de edad. Los repelentes que no contienen DEET probablemente no ofrecen el mismo grado de protección contra las picaduras de mosquitos que ofrecen los productos con DEET. Los repelentes que no contienen DEET no necesariamente han sido sometidos a los rigurosos estudios por los cuales han pasado los que sí tienen DEET y su uso puede no ser seguro en los niños.

  • Antes de aplicar el repelente a los niños, frótelo en sus propias manos.
  • Trate de no tocar los ojos y la boca de los niños y úselo con moderación alrededor de sus oídos.
  • No aplique repelente en las manos de los niños (pueden tocarse la boca).
  • Mantenga los repelentes fuera del alcance de los niños. No permita que los niños se apliquen el repelente; un adulto debe hacerlo por ellos.
  • No aplique repelente a la piel cubierta por ropa. Si aplica repelente a la ropa, lávela antes de usarla otra vez.
Otras precauciones para protegerse
  • Use pantalones largos y camisas de mangas largas mientras se encuentre al aire libre. Aplique DEET u otros repelentes como la permetrina a la ropa, puesto que los mosquitos pueden picar a través de la tela delgada (recuerde: no use la permetrina sobre la piel).
  • Coloque un mosquitero sobre los cargadores de bebés.
  • Reduzca el número de mosquitos en su área deshaciéndose de recipientes con agua estancada que sirven de criaderos para los mosquitos.
Cómo usar DEET de manera segura en mujeres embarazadas o que están amamantando

No hay informes de efectos adversos causados por usar repelentes que contienen DEET en mujeres embarazadas o que amamantan. En pocos casos el uso de estos productos puede provocar reacciones de la piel. Si usted sospecha de una reacción, deje de usarlo, lave la piel tratada y llame a su centro de control de envenenamientos local. Si va a un doctor, lleve el producto con usted. Cada vez que sea posible, lávese la piel entre una aplicación de DEET y otra.

Medidas locales para aliviar el picor producido por las picaduras
  • El enfriamiento tópico es un remedio frecuentemente utilizado para reducir el picor en varias patologías cutáneas.
  • Se puede aplicar hielo, compresas frías o paquetes de gel frío.
  • De similar manera actúa el MENTOL para suprimir la picazón.
  • En casos de reacciones más severas se debe consultar al dermatólogo.
Seguinos en Facebook

revista