Operativo ...

... verano: qué comer para llegar 10 puntos - Lic. Lorena Benítez - Nutricionista »

Lic. Lorena Benítez - Nutricionista

La estación calurosa aprieta y las personas quieren bajar de peso rápidamente para lucir un cuerpo esbelto. En ese emprendimiento, buscan dietas rápidas y ponen en práctica mitos sobre cómo adelgazar, ignorando las recomendaciones de los especialistas.

Desafortunadamente, el cuerpo del verano se hace todo el año y someternos a una dieta estricta, una propuesta milagrosa o dieta de moda puede acarrear consecuencias. Si bien es cierto que al comer tan poco vemos en la balanza un descenso brusco de peso, el mismo ocurre a expensas de la pérdida de agua y músculo, no de grasa.

Quienes deciden optar por realizar dietas extremas, que plantean un bajo consumo de calorías, suelen restringir algún grupo de alimentos, como es el caso de las harinas, asociadas erróneamente al aumento de peso.

En el caso puntual de las harinas:

"No hay que suprimirlas, si no priorizar el consumo de aquellas integrales sobre las blancas o refinadas, presentes en facturas, bizcochos, galletitas, etc, que además, suelen ser ricas en sodio, grasas y azúcares".

Sin embargo, es importante entender que no existen buenos ni malos alimentos: existen buenas y malas combinaciones o porciones excesivas.

Diferencia entre dieta y plan alimenticio:

La dieta, usualmente restringe el consumo de alimentos provocando el descenso de peso en corto o mediano plazo, sin generar hábitos alimenticios adecuados.

En cambio, los planes de alimentación buscan un cambio en el estilo de vida, de forma completa, suficiente, armónica y adecuada, incluyendo todos los aspectos necesarios que constituyen una buena nutrición para el organismo.

Mitos sobre el descenso de peso Operativo verano: qué comer para llegar 10 puntos 1. Tomar infusión de limón para perder peso: FALSO

El limón aporta una gran cantidad de vitamina C, potasio y otros minerales. Pero no existe evidencia científica que demuestre que el jugo de limón en ayunas ayude a eliminar peso corporal.

2. Tomar jugo de limón con jengibre quema la grasa: FALSO

La práctica del consumo de agua tibia con limón y jengibre puede tener beneficios para la salud. Sin embargo, no es un remedio mágico. El jengibre es considerado como un superalimento debido a sus propiedades nutricionales y medicinales.

3. Para perder peso hay que pasar hambre: FALSO

La restricción calórica ayuda a perder peso, pero no las dietas de hambre. Es necesario reducir la ingesta de calorías diarias para perder peso, pero someter al cuerpo a la hambruna generamos una mayor tendencia a atracones.

4. Los alimentos light adelgazan: FALSO

Los alimentos light son una versión del alimento original, reducida en calorías, o en su aporte de azúcar o grasas, esto no significa que ayuden a adelgazar y que podemos consumirlos en exceso.

5. Tomar agua tibia en ayunas elimina grasa: FALSO

No existe evidencia científica que respalde que beber agua tibia en ayunas tenga una propiedad adelgazante, más bien ayuda a la hidratación.

6. No cenar ayuda a bajar de peso: FALSO

No es necesario eliminar una comida principal para perder peso, no se recomienda una cena copiosa, pero tampoco es necesario omitirla con la intención de acelerar la pérdida de peso.

No hay que perder la paciencia, no existen atajos, ni milagros que ayuden a perder peso. A través de una buena ingesta de agua, no sólo en ayunas sino durante todo el día, provocamos una mayor diuresis pudiendo con ello prevenir enfermedades, favorecer la función renal, evitar el aumento de la presión arterial, prevenir la retención de líquidos y la deshidratación. Todo tipo de infusión se puede consumir, siendo que aporta vitaminas al organismo, dependiendo del tipo de ingrediente.

Pero lo primordial para bajar de peso es una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio regular.

La clave es ser reflexivos y tener en cuenta que recurrir a dietas mágicas puede tener un resultado favorable a corto o mediano plazo pero después pueden generar un perjuicio para la salud. Las dietas deben adaptarse a las personas y a su estilo de vida.

¿Por qué esperar al verano para obtener un peso saludable? Esto no debe ser una condición de una temporada. Es un trabajo permanente que se logra durante todo el año, mediante buenos hábitos alimentarios combinados con actividad física

Seguinos en Facebook

revista