Alimentación para ...

... personas que realizan entrenamiento físico - Lic. Dora Villalba – Nutricionista »

Lic. Dora Villalba – Nutricionista

El proceso de globalización económica y los cambios al interior de nuestra sociedad, han transformado el escenario laboral de nuestra realidad; priman la productividad, flexibilidad, competitividad e inclusión social; el trabajo es el principal determinante de salud/enfermedad. El patrón tecno-productivo exige un trabajador ajustable a las exigencias de cambios constantes en la producción y los servicios, con capacidad de respuesta a múltiples tareas y en situaciones imprevistas y además debe ser altamente calificado y competente; este carácter plurifuncional favorece la rotación por distintos puestos de trabajo.

Determinantes sociales de salud y calidad de vida laboral
  • Condiciones de trabajo; que están dadas por el ambiente físico, biológico y ergonómico y la organización y ambiente psicosocial.
  • Condiciones de empleo; que son definidas por la condición del empleado (empleo estable, contrato temporal o parcial o desempleo).

El perfecto estado de salud laboral de los funcionarios de una empresa nos ayuda a valorar la aptitud para el desempeño de una labor específica, obtener valores de referencia funcional y el estado de salud general, así como para la vigilancia del impacto de los factores de riesgo del ambiente laboral y extralaboral en la salud del trabajador.

Con el aumento de los años van incrementándose el peso y los riesgos de padecer enfermedades crónicas, se reduce la fuerza muscular y la actividad física, y crece el ausentismo laboral por enfermedad y por ende disminuye la capacidad de trabajo.

Las Enfermedades Crónicas No Transmisibles se traducen en la pérdida de días laborables y en la reducción temporal o permanente de la capacidad de trabajo, lo que se refleja indirectamente en los niveles de productividad de la organización. Ante ello, a pesar de poder cuantificar las ganancias por conceptos de gastos en alimentación y mejoramiento del estado nutricional de los trabajadores, diversos autores señalan que una alimentación saludable eleva el flujo de ganancias por encima de lo que las mismas hubieran sido en el caso de una falta de incremento en el estado general de bienestar, individual o colectivo.

Por ello, promover estilos de vida saludables en ambientes de trabajo seguros generan resultados positivos para los individuos, las familias, las empresas y la sociedad.

Programas de actividad física en el ámbito laboral

La Organización Mundial de la Salud afirma que los programas de actividad física en el ámbito laboral pueden reducir el ausentismo de 6 a 32% en el corto plazo, los costos de salud entre 20 y 55%, e incrementar la productividad entre 2 y un 52%, dependiendo del grado y duración de los mismos. Diversos estudios, mayoritariamente en países anglosajones, han demostrado una correlación positiva entre actividad física y productividad. Por un lado, Edington (1995) señala lo siguiente:

Nutrirse bien en el trabajo

Los programas de ejercicio físico y mantenimiento de la capacidad física son importantes en las organizaciones basadas en la calidad: ayudan a los trabajadores a conseguir un elevado nivel de bienestar, particularmente en los sectores con trabajadores no manuales y sedentarios. En la manufactura y en las industrias pesadas para adquirir fuerza y elasticidad, prevenir lesiones musculoesqueléticas y aliviar el estrés. Inculcan sentido de responsabilidad personal por la propia salud entre otros aspectos la nutrición y el control del peso.

Una nutrición adecuada y otras prácticas saludables ayudan a mantener el bienestar individual del trabajador y la productividad. El centro de trabajo es un lugar idóneo para enseñar a las personas cómo alimentarse de forma adecuada, controlar el peso y realizar ejercicios para prevenir enfermedades y conservar la capacidad de trabajo. El consejo nutricional figura como una acción eficaz, de fácil ejecución en el lugar de trabajo, ayuda a reforzar la instrucción formal y la participación activa del trabajador en los programas y políticas de promoción de salud.

PROYECTO DE NUTRICIÓN LABORAL EN EL TRABAJO

Nutrirse bien en el trabajo

Consiste en una serie de intervenciones que se realizarán posteriores a una evaluación nutricional global de los funcionarios de la empresa.

Con el diagnóstico nutricional se deciden qué pautas son necesarias trabajar en la comunidad laboral, con los siguientes servicios ofrecidos:



  • Consultorio Nutricional.
  • Coaching Nutricional.
  • Conferencias según pilares a trabajar.
  • Implementación de la Pausa Activa.

Todo esto a fin de establecer el diagnóstico, modificar los hábitos no saludables y promover los saludables, brindar herramientas que mejoren la elección de buenos hábitos cotidianamente y educar sobre hábitos saludables y factibles de alimentación y actividad física.

Beneficios para la organización
  • Mejora: la imagen de la empresa.
  • Mejora la interrelación laboral.
  • Mejora la salud; disminuyendo así el ausentismo y aumentando la productividad.
  • Mejora la autoestima del personal, humor y grado de satisfacción.
  • Aumenta la competitividad en función individual y grupal.
  • Aumenta la fidelidad de los empleados.
  • Es decir que: AUMENTO DE RENDIMIENTO.

“La alimentación saludable no debe ser ajena al ámbito laboral, más aún, si se tiene en cuenta que el trabajo insume más de la mitad del día de un empleado.”

“LA MEJOR INVERSIÓN DE SU EMPRESA ES LA SALUD DE SUS EMPLEADOS”
Seguinos en Facebook

revista