Neurodesarrollo del niño ...

... en los primeros 3 años de vida - Lic. Rocío Miño – Psicopedagoga »

El detectar a tiempo algunos retardos o problemas en el desarrollo psicomotriz e intervenir a temprana edad puede evitar disfunciones que requieran un arduo trabajo terapéutico que puede durar varios meses o años. Ésto se debe a que el cerebro del niño posee mayor “plasticidad cerebral”, es decir tiene la capacidad de modificar de manera temporal o permanente los patrones de conexión sináptica entre las neuronas o generar conexiones nuevas, así puede recuperarse de lesiones y adquirir nuevos aprendizajes.

¿Cómo los padres podemos detectar si existen problemas en el desarrollo psicomotor de nuestro bebé?

Lo mejor es tener la evaluación y visto bueno de un profesional pediatra quien conoce mejor las características del desarrollo y puede detectar y derivar los casos que requieren intervención; pero los padres, quienes estamos a diario con el niño y observamos día a día sus progresos estamos en la obligación conocer las habilidades que debe adquirir de acuerdo a su edad.

Es necesario resaltar que cada niño es diferente, por tanto si su niño no cumple alguna característica descrita no quiere decir que exista un problema, lo importante es que sea capaz de realizar la mayoría de los ítems descritos.

DESARROLLO PSICOMOTOR DEL BEBÉ DE 0 A 12 MESES

  • Bebés recién nacidos: No puede levantar la cabeza, pero sí puede girarla a derecha e izquierda. Se relaja cuando mama o toma el biberón y el llanto es su principal forma de comunicación.
  • Bebés de 1 mes: Responde con una sonrisa a diversos estímulos: tocarle, acariciarle, hablarle. Cuando está despierto, se muestra interesado por lo que ve y oye. Cuando llora, suele hacerlo porque tiene hambre. Boca abajo, levanta la cabeza por algunos segundos. Aprieta el dedo colocado en su mano.
  • Bebés de 2 meses: Desarrolla una sonrisa "social" cuando se le habla de frente. También es capaz de reconocer a su madre y empieza a experimentar con su voz, emite sonidos como "aaa", "eee", "uuu"...
  • Bebés de 3 meses: Tiene a menudo abiertas las manos, las mira. Se despierta con ruidos cercanos (antes de esta edad, suele dormir aunque haya ruidos a su alrededor). Empieza a balbucear y es capaz de estar tranquilo solo. Se espera que haya un control cefálico; boca abajo se apoya en antebrazos, acostado boca bajo, levanta la cabeza 45° a 90°, vuelve la cabeza para seguir un objeto. Reacciona a los sonidos repentinos. Juega con los sonidos del lenguaje.
  • Bebés de 4 meses: Acostado boca abajo, gira sin darse la vuelta del todo. Extiende sus manos para agarrar aquello que le llama la atención. Mueve un sonajero si se le coloca en la mano. Ríe a carcajadas. Vocaliza cuando se le habla.
  • Bebés de 5 meses: Inicios del desplazamiento reptando y porque los movimientos son cada vez más coordinados. Realiza gorgojeos y realiza juegos gestuales.
  • Bebés de 6 meses: Ya puede desplazarse reptando y mantenerse sentado sin apoyo durante unos segundos. Sostiene dos cubos en cada mano. Distingue las caras familiares de las desconocidas. Estando boca abajo, voltea boca arriba y viceversa. Agarra objetos y los mete a la boca. Emite sonidos espontáneamente y también imitando.
  • Bebés de 7 meses: Puede mantenerse sentado sin apoyo y, desde esta postura, tomar y soltar objetos voluntariamente. Trata de imitar sonidos.
  • Bebés de 8 meses: Está aprendiendo a colocarse en la postura de gateo. Esta postura es esencial para, más adelante, poder gatear.
  • Bebés de 9 meses: Comienza a gatear. Se sostiene de pie con apoyo. Juega a golpear objetos de forma brusca y sonora. Señala el juguete u objeto que desea. Se observa en el espejo. Comienza a entender palabras como “no” y su propio nombre.
  • Bebés de 12 meses: Camina llevándolo de la mano. Puede agarrar un botón utilizando los dedos índice y pulgar. Estando de pie se agacha para recoger un juguete. Bebe solo de un vaso. Comprende el significado de las palabras. Dice al menos tres palabras.
Neurodesarrollo del niño en los primeros 3 años de vida

SIGNOS DE ALARMA

Edad: 3 meses

Comportemineto del bebé

  • No mira a la cara.
  • No sonríe cuando se le habla.
  • La voz de la madre no le tranquiliza.
  • No controla la cabeza: no la levanta estando boca abajo o se le cae cuando está vertical.
  • No se mira las manos. Tiene las manos siempre cerradas con el pulgar dentro de los otros dedos.

Edad: 6 meses

Comportemineto del bebé

  • No recoge objetos.
  • Está muy pasivo.
  • No anticipa los brazos para que lo levanten.
  • Piernas siempre estiradas y tensas.
  • No busca el origen de los sonidos. No emite sonidos.

Edad: 9 meses

Comportemineto del bebé

  • No se sienta.
  • No recoge objetos ni los manipula.
  • Miembros inferiores rígidos.
  • No llama con la voz.
  • Llora mucho o no llora nunca.

Edad: 12 meses

Comportemineto del bebé

  • No se pone de pie.
  • No parece entender ordenes sencillas: toma, dame...
  • No parlotea usando consonantes (d, p, m, g ).

Edad: 18 meses

Comportemineto del bebé

  • No anda.
  • No señala partes del cuerpo cuando se le nombran.
  • No señala con el dedo para preguntar o para señalar.
  • No participa en juegos de imitación (hacer comiditas, acunar un muñeco...).
  • No se interesa por otros niños.

DESARROLLO DE 15 A 24 MESES

15 MESES:

  • Desarrollo psicomotor: Habitualmente son capaces de levantarse y caminar solos. Incluso pueden agacharse y agarrar objetos del suelo sin perder el equilibrio. También empiezan a subir escalones de uno en uno, es decir, con los dos pies en el mismo escalón antes de acceder al siguiente. En cuanto a sus habilidades manuales, ya pueden dar palmas, y garabatear sobre un papel.
  • Lenguaje: Saben decir unas seis palabras (las más útiles para ellos y sencillas) aunque entienden bastantes más.Ya obedecen instrucciones poco complicadas como «dame la muñeca», y entienden frases fáciles del tipo «¿dónde está el biberón?».
  • Desarrollo social: Conocen su nombre aunque no lo pronuncien. Empiezan a mostrar interés por los dibujos y películas que ven en la tele. Les pueden llamar la atención los otros niños, pero todavía no suelen jugar con ellos.

18 MESES

  • Desarrollo psicomotor: Pueden saltar, correr, subir una escalera ellos solos agarrándose a la baranda y sentarse sin ayuda en una silla bajita. Son capaces de arrojar objetos grandes, como una pelota, sin caerse, hacer torres de tres o cuatro cubos, quitarse prendas de vestir como las medias y utilizar la cuchara con más acierto que hace unos meses.
  • Lenguaje: Amplían bastante su vocabulario con palabras que ya no son ininteligibles y conocen muchas más. Pueden seguir una melodía que les gusta. Empiezan a obedecer dos órdenes de una misma frase.
  • Desarrollo social: Imitan todo lo que hacen los adultos. Pueden saludar a personas desconocidas si se lo pedimos y les apetece. Mantienen la atención más tiempo en una actividad, por ejemplo cuando les leen un cuento. Muestran cada vez más interés por otros niños, aunque les cueste interactuar con ellos.

24 MESES:

  • Desarrollo psicomotor: Ya caminan perfectamente, corren y dan patadas a una pelota sin perder el equilibrio. Bailan al ritmo de la música. Pueden pasar las páginas de un libro. Empiezan a vestirse o calzarse con un poco de ayuda.
  • Lenguaje: Saben decir un montón de palabras, aunque a veces las empleen sin sentido, y hacen preguntas sin parar. Forman frases sencillas y entienden casi todo lo que se les dice. Si no saben expresar algo que quieren con palabras, se hacen entender por otros medios (señalando o tirando de los adultos hacia lo que quieren). También son capaces de nombrar y señalar partes de su cuerpo.
  • Desarrollo social: Empiezan a ser más sociables e interactúan con los demás, también con otros niños. Dejan de estar tan apegados a mamá y son mucho más participativos.

DE 2 A 3 AÑOS

Entre los dos y tres años, es la etapa en la cual el niño demuestra mayores destrezas, pues ya camina de manera estable, incluso corre y salta. Su lenguaje es más rico así como sus habilidades cognitivas de atención, memoria y raciocinio.

  • Desarrollo psicomotor: Aprenderá a ponerse algunas prendas de ropa. Empieza a imitar trazos sencillos. Comenzará el control de esfínteres. Le encantará correr, saltar, subir y bajar. Aprenderá a pedalear en un triciclo. Hará torres de más de siete cubos con su mano preferida.
  • Juego y comunicación: Aunque su lenguaje se desarrolla con gran velocidad, todavía presenta falta de madurez. Es frecuente que repita palabras, imitando las que usted dice o repitiendo alguna que les haya llamado la atención. Utiliza pronombres como “yo” “mí”, “tú” “ti”, “mío”, “tuyo”. Tiene frases como “dame agua”. Comprende que, por más que no los vea, sus padres volverán. Le gustan los cuentos de estructura simple y sencilla. Comprende conceptos como “mucho/poco” “adentro/afuera” “rápido /lento”. Comienza a preguntar el porqué de las cosas. Podrá decir su nombre y su edad. Se reconocerá en las fotos. Podrá hacer puzzles de dos piezas. Comienza a desarrollar el juego simbólico. Podrá seguir más de una orden sencilla. Hablará consigo mismo durante los juegos. Ayuda a bañarse.

SIGNOS DE ALARMA DE 2 A 3 AÑOS

A nivel sensorial

  • Se molesta excesivamente ante los cambios de planes o pasar de una actividad a otra.
  • No distingue entre la comida y el material que no es de comer.
  • No utiliza el tenedor para trinchar.

A nivel comunicativo

  • No emite 300 palabras.
  • No hace frases de 3 o 4 elementos. Ej: mamá dame pan. Mi tío tiene perro.
  • Le es difícil nombrar la acción que muestra una ilustración.
  • A un no reconoce animales y objetos por su sonido.

A nivel cognitivo

  • Le es difícil seguir instrucciones básicas para realizar una actividad.
  • No entiende la dinámica del juego simbólico, Ej: jugar al doctor.
  • Se le dificulta imitar movimientos y acciones propuestas en algunas canciones.
  • Presenta dificultad para armar un juguete de 4 piezas que encajan una dentro de la otra.
  • No agrupa, clasifica, ni asocia por color y forma.
  • No aparea una figura geométrica con la ilustración de ésta.
  • Le es difícil comprender las reglas de un juego sencillo.
Seguinos en Facebook

revista