Meningitis

... Dr. Hernán Rodríguez – Infectólogo »

La OMS sostiene que la meningitis es una de las 10 afecciones principales del ser humano. Sus estadísticas indican que en períodos no epidémicos, el 25% de los afectados son menores de 1 año y el 50% menor de 3 años, por eso es fundamental concientizar que esta enfermedad es causa de muerte en niños de todo el mundo sin distinción de raza, nivel económico o sociocultural.

¿QUÉ ES LA MENINGITIS?

La meningitis es la inflamación de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal, denominadas meninges. Suele ocurrir cuando una infección en otra parte del cuerpo se extiende a través del torrente sanguíneo y acaba afectando al líquido cefalorraquídeo (el líquido que circula por los espacios que hay dentro y alrededor del cerebro y de la médula espinal). La meningitis se puede contraer a cualquier edad.

CAUSAS

Las causas más comunes de meningitis son las infecciones virales que generalmente mejoran sin tratamiento. Sin embargo, las infecciones meningíticas bacterianas son extremadamente graves y pueden producir la muerte o daño cerebral incluso con tratamiento.

La meningitis también puede ser causada por: irritación química, alergia a medicamentos, hongos, parásitos, tumores.

La mayoría de las meningitis virales se debe a enterovirus, que son virus que también pueden causar enfermedad intestinal.

Meningitis

TIPOS DE MENINGITIS

  • Meningitis vírica: Suele implicar mucho menos peligro para la vida del paciente. A este tipo también se le conoce como meningitis aséptica. Hay varios tipos de virus que son capaces de provocar un cuadro de meningitis. Los más frecuentes son los llamados enterovirus, pero también es importante el virus del herpes simple.
  • Meningitis bacteriana: Es la forma más conocida de la enfermedad. Los diferentes microorganismos que pueden provocar este tipo de infección dependen de la edad del paciente y de otros factores como, por ejemplo, el estado del sistema inmune del enfermo, su mal funcionamiento implica una mayor predisposición a padecer infecciones.

TRANSMISIÓN

La bacteria se transmite de persona a persona, a través de gotículas de las secreciones respiratorias o de la garganta. La propagación de la enfermedad se ve facilitada por el contacto estrecho y prolongado (besos, estornudos, tos, dormitorios colectivos, vajillas y cubiertos compartidos) con una persona infectada. El periodo de incubación medio es de 4 días, pero puede oscilar entre 2 y 10 días.

Hay personas que son portadoras faríngeas de la bacteria, que a veces, por razones no totalmente esclarecidas, puede superar las defensas del organismo y propagarse al cerebro a través del torrente sanguíneo.

SÍNTOMAS

La meningitis viral ocurre con más frecuencia que la meningitis bacteriana y es más leve. Afecta con mayor frecuencia a los niños y a los adultos menores de 30 años. Los síntomas por lo general aparecen rápidamente y pueden abarcar:

  • Fiebre y escalofríos.
  • Cambios en el estado mental.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sensibilidad a la luz (fotofobia).
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Cuello rígido (meningismo).
  • Agitación.
  • Fontanelas abultadas en los bebés.
  • Alimentación deficiente o irritabilidad en niños.
  • Respiración rápida.

MEDIDAS PARA REDUCIR LOS RIESGOS

La mejor manera de prevenir la diseminación de cualquier infección es el lavado de manos. Se debe evitar el contacto con personas enfermas. Hay varias vacunas que pueden prevenir la infección por bacterias que pueden causar la meningitis. Hay que mantener un buen estado de higiene bucal y personal; cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar; evitar el intercambio de saliva a través de cubiertos, chupetes, mamaderas, juguetes u otros utensilios que se lleven los niños a la boca. Desinfectar con frecuencia las superficies de “alto nivel de contacto”, como picaportes. Ventilar diariamente las habitaciones.

En caso de sentirse enfermo, consultar con un médico y no automedicarse.

Seguinos en Facebook

revista