Levantamiento y ...

... reducción de mamas - Dr. Julio Recalde - Cirugía Estética - Cel: (0981)164-155 »

Dr. Julio Recalde - Cirugía Estética - Cel: (0981)164-155

Las cirugías de reducción y levantamiento de mamas tienen planteos parecidos, por ello se las menciona en forma conjunta. Las cicatrices son similares, dependiendo del problema planteado.

Los motivos para acudir a la consulta pasan por: peso excesivo de las mamas, dolor de espalda, mala posición al estar de pie, dolor de hombros causado por los sostenes, caída de las mamas, exceso de piel de mamas pequeñas. A veces, la paciente refiere mamas pequeñas que parecen “uvas pasas”, lo que hace referencia a exceso de piel sin necesariamente tener un gran volumen mamario.

El examen físico

Durante el examen físico de la paciente se establecen varias situaciones que van a determinar el tipo de cirugía a realizar, y lo más importante para la paciente, el tamaño final de la mama, la cantidad y posición de las cicatrices finales. Entonces examinamos el tamaño de las mamas en sí y su relación con el resto del cuerpo de la paciente, el tamaño y posición de las aureolas, el contenido de las mamas (glandular, grasa, mixta), exceso de piel, la caída de las mamas con relación al surco submamario, etc.

Estudios necesarios para realizarse el procedimiento

Entre los estudios que solicitamos están la mamografía y la ecografía de mamas, lo cuales nos ayudan a determinar el tipo de tejido de las mamas y también a descubrir la presencia de tumoraciones que podrían hacer que la cirugía cambie de indicación.

En ciertas ocasiones, especialmente cuando se sospechan patologías mamarias, puede ser necesaria la realización de resonancias mamarias. Por otro lado, se solicitan los estudios habituales a cualquier cirugía como: radiografía de tórax, electrocardiograma y estudios de laboratorio.

Levantamiento y reducción de mamas En qué consiste la cirugía

La cirugía consiste en sacar cantidades variables (que determinamos durante el examen físico) de piel y tejido mamario/graso, y posteriormente montar de vuelta las mamas, buscando darles una forma cónica con el vértice marcado por la aureola. Cuando las pacientes lo requieran o si el tejido a resecar resulta muy importante, se puede plantear la colocación de un implante de silicona como relleno y soporte.

Anestesia y duración de la cirugía

La cirugía en sí se puede realizar bajo anestesia general o sedación asociada a anestesia local. La cirugía puede durar entre dos a tres horas y normalmente la paciente va a su habitación una vez terminada la cirugía. La internación es de 12 a 24 horas y normalmente no se colocan sistemas de drenaje.

Después de la cirugía

El edema (hinchazón) que se presenta al terminar la cirugía, desaparece en un 60% en el primer mes y luego lentamente hasta un año.

La paciente vuelve a manejar en dos semanas y puede hacer actividades de gimnasio a partir de los dos meses.

Seguinos en Facebook

revista