La otitis media

... Dr. José Nicolás Morínigo - Otorrinolaringólogo »

La otitis media afecta a todos los grupos de edad, pero es más frecuente en el período de edad comprendido entre el nacimiento y los 7 años. A partir de ésta, la incidencia disminuye.

Aproximadamente el 70% de los niños han tenido algún episodio de otitis media. En la mayoría de los casos, es un problema menor que mejora con el tratamiento, pero puede presentarse de nuevo en el futuro. En casos extremos es una de las causas de pérdida de audición.

Causas

La trompa de Eustaquio se encuentra entre el oído medio y la parte posterior de la garganta y su función es drenar el líquido que se produce en el oído medio. La infección se ocasiona cuando esta estructura se ve bloqueada y, por lo tanto, acumula el líquido. La obstrucción muchas veces puede originarse por motivos intrínsecos que se deben a la inflamación de la mucosa de la trompa de Eustaquio por un problema infeccioso o alérgico; o extrínsecos, habitualmente de causa mecánica, producida por una hipertrofia adenoidea.

Otras posibles causas son la infección de la vía respiratoria alta; problemas alérgicos y trastornos de la función ciliar del epitelio respiratorio de la vía respiratoria alta.

Síntomas

La otitis media

En la forma aguda de la enfermedad existe dolor de oído, fiebre, tinnitus e irritabilidad. Con menos frecuencia se puede presentar otorrea (supuración), vértigo y, con poca frecuencia, parálisis facial. Es más frecuente en los niños que acuden a centros escolares o que presentan alteraciones anatómicas en el área rinofaríngea, como el paladar hendido, o que sufren inmunodeficiencias congénitas adquiridas.

En el caso de los bebés, la señal principal es la irritabilidad y el llanto. Los menores con esta afección suelen tener fiebre o problemas para dormir y es común después de un resfriado.

Prevención

Para reducir el riesgo de padecer esta enfermedad, los especialistas recomiendan lavarse las manos con frecuencia; en el caso de los niños, vacunarles cuando corresponda y, sobre todo, no abusar de los antibióticos, ya que se puede generar una resistencia a ellos, que impida su efectividad.

Tipos

La otitis media se clasifica en:

  • Aguda: es una enfermedad infecto-contagiosa que afecta al aparato respiratorio y cuyo síntoma principal es la tos. Ésta a su vez se divide en esporádica o de repetición.
  • Subaguda: se caracteriza por la presencia de exudado (líquido que se sale del conducto donde se encuentra contenido) en la cavidad del oído medio, de manera asintomática o con síntomas muy leves. Si este exudado permanece más de 3 meses, la enfermedad pasa a ser crónica.
  • Crónica:se divide a su vez en dos subgrupos, uno de ellos, con exudado que tiene una duración de 3 meses y, supurada, que conlleva una supuración mayor a 3 meses.

Tratamiento

El tratamiento habitual se realiza con antibióticos durante 10 o 14 días.

Habitualmente con este tratamiento la sintomatología mejora significativamente en 48 horas.

El especialista también podrá recetar descongestionantes nasales y mucolíticos, si se precisan. Cuando los episodios son muy frecuentes y se sospecha que existen fuentes de infección, como una adenoiditis crónica, sinusitis crónica o inmadurez inmunológica, debe establecerse un tratamiento lo más específico posible. En muchos casos, sobre todo en niños, se presentan episodios repetidos de otitis media junto con síntomas de adenoiditis e hipertrofia adenoidea, por lo que se ha de realizar la extripación del tejido y la colocación de tubos de drenaje.

Seguinos en Facebook

revista