La nutrición después ...

... de la cirugia bariátrica. >>

La nutrición después de la cirugia bariátrica

La alteración de la anatomía del tracto gastrointestinal tras la cirugía bariátrica, conlleva una modificación de las pautas alimentarias que deben adaptarse a las nuevas condiciones fisiológicas, ya sea en relación al volumen de las ingestas, como a las características de los macro y micronutrientes a administrar.

DESTAQUE. Es muy importante que siga las recomendaciones e instrucciones de su médico o nutricionista, inmediatamente después de la operación.

Después de la cirugía, el tamaño del reservorio gástrico se encuentra muy disminuido.

Su capacidad inicial será algo limitada, tenga paciencia. Podrá darse cuenta que 2 o 3 cucharadas de comida lo llenarán. Esto es de esperarse.

También encontrará que puede comer más de un tipo de alimento que otro. Eso también es normal. Al término del año, su bolsa gástrica se aflojará y podrá consumir entre 200 a 250 cc de alimento.

Inmediatamente después de la cirugía, todos pasarán por un periodo 1 a 2 meses de alimentación progresiva, iniciando con líquidos claros, luego a líquidos completos, alimentos suaves/blandos, hasta los alimentos sólidos.

La tolerancia alimentaria varía en cada persona. Es imprescindible que usted siga la progresión de la dieta y se adhiera a este régimen para maximizar su curación y reducir al mínimo el riesgo de complicaciones innecesarias.

Y finalmente, pero más importante, usted debe dejar de comer tan pronto como se sienta satisfecho (sin hambre).

La cirugía está diseñada para restringir sólidos, no líquidos, así que los líquidos que beba no lo harán sentirse satisfecho. Tampoco debe tomar líquidos durante o inmediatamente después de la comida, pues colará el alimento como con un chorro de agua a través de la bolsa gástrica y por lo tanto, no conseguirá una sensación prolongada de saciedad, lo cual le ayuda a comer menos; sin embargo, permanecer hidratado y beber mucha agua durante el día, es muy importante.

Todos los alimentos que usted come deben tener la consistencia apropiada para evitar daños a las suturas y para evitar molestias en la abertura pequeña entre su estómago y su intestino.

DESTAQUE. Usted necesitará aprender a comer y masticar lentamente.

Se recomienda varias comidas pequeñas al día.

La fuente primaria, 65 a 75%, de su nutrición debe ser proteína (huevo, pescado, carne, etc.) Los carbohidratos (pan, papas, etc.) deben ser del 15 a 25%, y las grasas (mantequilla, queso, etc.) solamente 5 a 15% de las calorías que usted come.

La dieta debe consistir en 600 a 800 kcal/día, hasta alcanzar el peso deseado, y debe consumir 75 g/día de proteína durante los primeros 6 meses.

Evite los alimentos que contienen azúcar; los alimentos que tienen una fuente concentración de calorías con poco valor alimenticio, tales como malteadas, miel, mermeladas y pasteles, se deben evitar tanto cuanto sea posible. ¡No sólo retrasarán su pérdida de peso, sino que pueden enfermarlo!

Es posible encontrar ciertos problemas después de la operación, entre las que podemos citar:

Malnutrición. Incapacidad de absorber algunas vitaminas. Los síntomas pueden incluir cansancio, hinchazón en los tobillos o mucha pérdida de pelo. Para evitar esto, tome suplementos vitamínicos.

Deshidratación. Insuficiencia de ingestión de líquidos. Los síntomas pueden incluir una sensación de “resecamiento” y el oscurecimiento de la orina.

Síndrome de vaciamiento rápido. Después de comer alimentos con alto contenido en azúcar, es posible que sienta debilidad, cólicos, náuseas, diarrea, sudores o desvanecimiento. Para evitarlo debe reeducar su forma de alimentarse.

Es difícil obtener todas las vitaminas esenciales y minerales que su cuerpo necesita, de la pequeña cantidad de alimento que usted ingerirá, por lo que es importante tomar suplementos de vitaminas y minerales diariamente durante todo el proceso de pérdida de peso, hasta que alcanzar la meta.

Los pacientes bariátricos no sólo requieren cantidades más altas de vitaminas y minerales, sino que es esencial que sean propiamente formuladas, por lo que se sugiere las formulaciones exclusivamente para las cirugías bariátricas, ya que no todos los productos en el mercado son creados igual.

No hay que olvidar que el propósito de la cirugía de la obesidad, es que el paciente pierda peso y por ello, la dieta post-cirugía está diseñada con este objetivo, pero sin olvidar el papel esencial que la educación nutricional tiene en el aprendizaje de nuevos

Seguinos en Facebook

revista