Importancia de la ...

... detección temprana del cáncer de mama - Dra. Lida Sosa. Esp. en Ginecología y Obstetricia »

Incidencia del cáncer de mama

El cáncer de mama, aunque es considerado un tumor prevenible, un elevado número de mujeres y también algunos hombres (menos del 1%), se ven afectados durante su vida por este flagelo. Es la primera causa de muerte por cáncer en la mujer a nivel mundial. La tasa de mortalidad en nuestro país es de 10,2 por cada 100.000 mujeres.

Esta patología es la que mayor número de defunciones produce entre mujeres de 35 a 55 años en los países desarrollados. Es un tumor raro en mujeres jóvenes antes de los 25 años, con tendencia al aumento en la frecuencia de forma continua con la edad, alcanzando la mayor incidencia en etapas avanzadas de la vida.

Las alarmantes estadísticas reflejan que aún queda una brecha en materia de promoción y prevención primaria, encaminados a reducir la mortalidad y disminuir los años de vida potencialmente perdidos por esta neoplasia maligna.

Factores de riesgo del cáncer de mama

Cualquier mujer puede tener cáncer de mama, pero los investigadores han determinado que existen ciertos factores que hacen que algunas mujeres tengan mayor riesgo de padecer dicha enfermedad. Entre los mismos se incluyen:

- Antecedentes familiares de cáncer de mama en madre, hermana, tía o hija.
- La exposición a determinados carcinógenos ambientales, limitados geográficamente que podrían afectar a los miembros de las familias que vivieran en esa área geográfica.
- Comportamientos culturales que alterarían el perfil de los factores de riesgo de padecer cáncer de mama, como la edad al nacimiento del primer hijo.
- Influencias socioeconómicas que podrían dar como resultado la exposición dietética.
- Edad: a medida que una mujer envejece, las posibilidades de padecer cáncer aumentan.
- Dieta y estilo de vida: las mujeres que fuman, ingieren alimentos con alto contenido graso, beben alcohol y no hacen suficiente ejercicio presentan un mayor riesgo de padecer cáncer de mama.
- Antecedentes relacionados con la reproducción y la menstruación: A mayor edad de dar a luz el primer hijo, mayores son las probabilidades de cáncer de mama. Las que empezaron su menstruación tempranamente también están expuestas a un riesgo mayor.

Soy como soy

De forma similar la menopausia después de los 55 años y la terapia hormonal sustitutiva indiscriminada y sin controles se suman al riesgo de padecer cáncer de mama.

No se ha demostrado que la autoexploración rutinaria reduzca la mortalidad por cáncer de mama ni que sea preferible a la mamografía, no obstante, los tumores detectados mediante esta técnica suelen ser de menor tamaño, asociarse con un mejor pronóstico y ser más fácilmente tratables mediante cirugía conservadora.

Como parte de la detección precoz de esta enfermedad, se debe asistir anualmente a la consulta médica para que se realice por parte de los profesionales el examen médico correspondiente.

Si bien están estructuradas las acciones de prevención y control, los resultados aún no son los esperados. Esto podría deberse al diagnóstico médico tardío, al hecho de postergar la decisión de acudir a la consulta y a la ausencia de la práctica de realización de mamografía y del autoexamen de mama.

Debemos apuntar a crear una mayor conciencia al respecto y que, tanto mujeres como hombres, comprendan que deben consultar al médico inmediatamente si detectan cualquier cambio persistente en las mamas.

“Un diagnóstico temprano puede marcar la diferencia y salvar vidas”

Seguinos en Facebook

revista