Importancia del mock up ...

... en el diseño de sonrisa - Dra. Ana Campuzano – Odontóloga »

En odontología, para realizar una rehabilitación o tratamiento estético, es imprescindible poseer los conocimientos, materiales, habilidades y experiencia suficientes para reproducir de la mejor forma posible la anatomía, el color y la textura de los dientes, imitando lo que la naturaleza ha sido capaz de crear y nos gusta. Por muy perfectos que sean los dientes nuevos que preparemos, las expectativas de tratamiento no serán cubiertas si el resultado final no guarda una armonía con el resto de los rasgos físicos del paciente.

No podemos generalizar a la hora de diseñar una sonrisa, ya que no todos somos iguales. En algún caso, el resultado final deseado será imposible de lograr, debido a que las expectativas del paciente son poco reales o porque el patrón esquelético lo hace técnicamente imposible.

Los tratamientos restauradores y estéticos aplicados a la sonrisa evolucionan a una velocidad de vértigo. En una sociedad en la que la estética influye cada vez más en nuestro éxito social y/o profesional, la demanda de mejores resultados y más rápidos va en aumento, más allá incluso de la incidencia en la salud.

Las nuevas técnicas permiten a los profesionales mostrar al paciente cuál será el resultado final, antes de comenzar el tratamiento. Con el fin de poder valorar juntamente con el paciente y de una forma objetiva y real, no virtual (como algunos de los programas de diseño de la sonrisa) el éxito del tratamiento, se utiliza una técnica llamada Mock up o maqueta.

El mock up es una maqueta de la sonrisa del paciente, una vez realizadas las intervenciones necesarias, que se monta en un laboratorio sobre un molde de las arcadas del paciente y que después se coloca de forma provisional en la boca mostrando cuál sería el resultado una vez finalizado el tratamiento.

El mock up permite al profesional ajustarse a los deseos del paciente y al propio paciente convencerse de que la imagen de sí mismo que tiene en la cabeza es realizable, comparar su estado actual con las posibilidades que ofrece la odontología estética y tomar una decisión que cambiará su sonrisa y su vida. Una serie de fotografías y videos del paciente sin el mock up y con él, servirán para que pueda hacerse una idea muy próxima a la realidad de lo que puede conseguir con el tratamiento adecuado.

Tanto la elaboración del mock up como la programación del tratamiento necesario para conseguir el mejor resultado son procesos complejos que requieren de la colaboración de varios profesionales (odontólogo estético, ortodoncista, implantólogo, protésico, etc).

Importancia del mock up en el diseño de sonrisa

¿Cómo se hace un mock up?

El primer paso es escuchar al paciente y saber qué desea exactamente, cómo le gustaría que fuese su boca. Después se realiza un molde con la boca del paciente y un simulacro de cera modificando el tamaño, textura y posición del paciente hasta encontrar una sonrisa equilibrada.

Una vez colocado en la boca, el paciente puede ver el cambio que le estamos proponiendo, se observa al sonreír, hablar, gesticular y puede realizar sus aportaciones para que el resultado final sea exactamente el que él espera.

¿Qué sucede después?

El último paso en este proceso es ponerse en manos de los profesionales que diseñarán un tratamiento ajustado a las necesidades del paciente y orientado a conseguir que la maqueta (mock up) sea una realidad.

Seguinos en Facebook

revista