Cirugía bariátrica: ...

... La importancia del equipo multidisciplinario >> Dr. Marcelo Lo

Cirugía bariátrica: La importancia del equipo multidisciplinario

La cirugía para la obesidad ha probado ser el tratamiento más efectivo para reducir el exceso de peso de cualquier magnitud, lo que favorece la mejoría de las comorbilidades metabólicas, especialmente de la diabetes tipo 2 y de la calidad de vida. Los estudios con seguimiento de largo plazo muestran que un porcentaje importante de pacientes operados regana peso, lo que se observa más frecuentemente entre el tercer y sexto año postoperatorio. Existen cambios anatómicos y factores dependientes de la técnica quirúrgica que pueden explicar la reganancia de peso, pero son los aspectos conductuales y sicológicos los principales factores de riesgo para que un paciente que ha reducido exitosamente su exceso de peso, vuelva a engordar. Varios de estos aspectos son detectables en la etapa preoperatoria, lo que confirma que la cirugía bariátrica debe ser realizada en centros de excelencia, que cuenten con equipo multidisciplinario.

MÉDICO - CIRUJANO

El profesional médico es el principal nexo de confianza de los pacientes, debe conscientizar sobre los cambios comportamentales necesarios para el éxito del tratamiento. El médico es la mejor fuente de información y motivación para los pacientes, debe ser el primero en animar a los pacientes a encarar la problemática de la obesidad como enfermedad, tratando de que asuma actitudes de cambios de estilo de vida.

Aparte del procedimiento quirúrgico, en los controles post operatorios, el médico debe estar atentos a fin de evitar posibles complicaciones nutricionales de causa operatoria o conductual, así como posibles trastornos psiquiátricos y/o psicológicos comportamentales.

NUTRICIONISTA

La función principal del profesional de la nutrición es guiar a los pacientes a disminuir la ingesta total de energía, utilizando estrategias simples y personalizadas. La educación alimentaria debe iniciarse antes de la cirugía, luego potenciarse en el post opertorio, ya que después de la cirugía todos los pacientes necesariamente atraviesan por un periodo de progresión alimentaria que dura de 1 a 3 meses, luego por un periodo de adaptación alimentaria para que se acostumbre a comer menos, mejor y más variado.

Para el éxito a largo plazo, los pacientes post operados deben aprender a seleccionar los alimentos que les son adecuados, asumiendo buenos hábitos alimentarios con alimentos balanceados y en poca cantidad.

PSICOTERAPEUTA

Los pacientes que acuden a los programas bariátricos de pérdida de peso suelen estar nerviosos y temerosos, lo que los hace resistentes a los cambios conductuales. La terapia de comportamiento proporciona la preparación mental y la estructura motivacional necesaria para afrontar la cirugía, así como los obstáculos de la transición alimentaria y el equilibrio psicológico en el manejo de la nutrición a largo plazo. Debe alentar a las personas para integrar la dieta y la actividad física en sus vidas; además, el profesional debe tener experiencia para identificar y tratar posibles trastornos psicológicos, como la ansiedad, depresión, trastornos alimentarios, alcoholismo, drogadicción, etc.

ESPECIALISTA EN EJERCICIOS

La integración de la actividad física en un estilo de vida saludable es esencial en cualquier tratamiento de pérdida de peso; la combinación de dieta y ejercicio es el método más eficaz de comportamiento para el tratamiento de la obesidad. El ejercicio orientado debe estar diseñado para mejorar varios parámetros de salud. Caminar es uno de los ejercicios más comunes y convenientes a iniciarse en el post operatorio. A lo largo del proceso debe aumentarse las actividades físicas de forma progresiva y planificada, a fin de evitar lesiones articulares y musculares. Los programas de ejercicios deben ser individualizados, acordes a las capacidades y estado de salud de cada persona.

Estudios científicos han demonstrado que el éxito bariátrico es proporcional al seguimiento de los pacientes por el equipo multidisciplinar. No es fácil tomar una decisión quirúrgica, así como los cambios de estilos de vida; por lo que se recomienda antes de todo, elegir un profesional cirujano bariátrico que esté debidamente certificado por sus sociedades locales e internacionales, y que conste con un equipo multidisciplinar adecuado, entendiéndose como grupo de profesionales en un mismo lugar y que usen las mismas fichas médicas.

Seguinos en Facebook

revista