Importancia del consumo ...

... de colágeno hidrolizado en adultos mayores - Lic. Gladys C. Patiño S. - Nutricionista »

Lic. Gladys C. Patiño S. - Nutricionista

El colágeno representa un tercio de toda la proteína de nuestro cuerpo. Trabaja como ladrillos, es decir, une los elementos celulares y da origen al proceso de formación de los órganos y tejidos.

Es responsable de dar apoyo y elasticidad a la piel, cartílagos, huesos, tendones, ligamentos y articulaciones.

Normalmente, es producido por el organismo desde que nacemos; pero los estudios muestran que a partir de los 30 años, el cuerpo pierde cerca de 1% de colágeno al año. Y cuando llegamos a los 50 años, el cuerpo produce sólo 35% del colágeno necesario.

DEFICIENCIA DE COLÁGENO EN LA EDAD ADULTA

Cuando entramos en la fase de adulto mayor, es posible percibir las señales de su deficiencia. ¿Por qué sucede esto?

Podemos decir que la disminución del colágeno está asociada al proceso de envejecimiento de nuestro cuerpo. Los músculos se vuelven más flácidos, la densidad de los huesos disminuye, los ligamentos y las articulaciones pierden la fuerza y la elasticidad, el cabello se vuelve más frágil, disminuye la elasticidad de la piel y aparecen las arrugas.

El envejecimiento es un proceso natural que, al contrario de la idea común, no se corresponde necesariamente con nuestra edad cronológica, pero que puede acelerarse debido a nuestro estilo de vida. El tabaquismo y la exposición excesiva al sol disminuyen la producción natural de colágeno, sumado a la falta de sueño, deshidratación, estrés y alimentación deficiente que aceleran el proceso de envejecimiento.

Todos envejecemos, pero realmente tomamos conciencia de ello cuando aparecen las primeras arrugas y las primeras molestias relacionadas a la edad.

El envejecimiento no comienza cuando nos jubilamos, se inicia en silencio, en el momento en que terminamos de crecer, y se manifiesta al alcanzar los cuarenta años, aunque esto puede variar.

En los individuos mayores sanos, muchas funciones fisiológicas se mantienen “normales” en un estado basal, pero al ser sometidos al estrés se revela la pérdida de reserva funcional. A medida que la célula se divide, alcanza un estado denominado “senescencia”, en el que la capacidad de dividirse y otras de sus funciones metabólicas se pierden. Afecta a todos los componentes del organismo; las células, los tejidos y los órganos.

A medida que pasan los años, el cuerpo es cada vez más frágil. Cuando se envejece, la proporción de agua disminuye entre los 30 y los 70 años, el flujo sanguíneo cardíaco disminuye en un 30%, la capacidad vital pulmonar en un 40%, la masa muscular en un 25%, la masa ósea en un 25% y la función renal en un 30%.

importancia-consumo-colageno Beneficios del consumo de colágeno en los adultos mayores

Un estudio publicado por el British Journal of Nutrition en 2015, evaluó la influencia de la suplementación proteica postejercicio con péptidos de colágeno versus placebo sobre la masa muscular, y la función muscular tras entrenamiento resistido en ancianos con sarcopenia.

Se realizó un estudio en 53 individuos varones con sarcopenia (pérdida de masa muscular en ancianos) clase I y II. Se sometieron a un programa de entrenamiento de resistencia guiada de 12 semanas (tres sesiones por semana) y divididos en dos grupos: el grupo de tratamiento con suplementación de péptidos de colágeno y el grupo placebo.

Se realizaron medidas de masa libre de grasa (MLG), masa grasa (MG) y masa ósea (MO) antes y después de la intervención, utilizando absortometría radiológica de doble energía.

Las conclusiones fueron que, después del programa de entrenamiento, todos los sujetos presentaron niveles significativamente más altos de masa muscular y ósea, y niveles menores de masa grasa. El efecto fue significativamente más pronunciado en individuos que recibieron péptidos de colágeno.

El consumo de colágeno hidrolizado permite que el organismo mantenga una cantidad de masa muscular adecuada, siendo un eficiente aliado contra los procesos de flacidez tisular, manteniendo el aspecto jovial del cuerpo. Además, previene el desgaste de los tendones, las articulaciones y los ligamentos, regenera los tejidos y aumenta la densidad ósea.

Seguinos en Facebook

revista