Implantes dentales ...

... y su relación con la periodoncia - Dra. Rocío Distéfano – Odontóloga »

Los implantes dentales sustituyen a las raíces de dientes perdidos para que, sobre ellas, se pueda colocar una prótesis dental firme, estable y que transmita las fuerzas de la masticación al hueso, para garantizar la estabilidad del tratamiento a largo plazo. Antes de colocarlos, es necesario tratar las enfermedades periodontales y controlarlas, ya que los implantes también son susceptibles a ellas.

ENFERMEDADES PERIODONTALES

Se les llama enfermedades periodontales al conjunto de circunstancias o situaciones que afectan a cualquier tejido que rodea y soporta los dientes, los cuales están constituidos por la encía, el cemento dentario, el ligamento periodontal y el hueso alveolar.

CONSECUENCIAS DE LAS ENFERMEDADES PERIODONTALES

Provocan que las personas que las padecen, pierdan sus dientes poco a poco, a veces sólo pierden los dientes del maxilar superior y a veces del maxilar inferior. Cuando se producen los efectos más desvastadores de las enfermedades periodontales (piorrea), lo cual es la pérdida definitiva de todos los dientes, el implante dental es la solución para poder recuperar los dientes sin problema, una dentadura postiza no es lo más adecuado, es incómodo, molesto y no es estético.

SÍNTOMAS DE LAS ENFERMEDADES PERIODONTALES

  • Sangrado de las encías con el cepillado.
  • Encías blandas, inflamadas y rojizas.
  • Mal aliento persistente.
  • Pus entre los dientes y las encías (dejando un mal sabor).
  • Dientes flojos o separados.
  • Cambio en la forma en que los dientes encajan al morder.
  • Un cambio en el ajuste de dentaduras parciales removibles.
  • Se puede tener enfermedades periodontales y no tener ninguno de estos síntomas. La mayoría de las personas, no sufre dolor con las enfermedades periodontales.

PERIODONTITIS E IMPLANTES DENTALES

Implantes dentales y su relación con la periodoncia

La pérdida de dientes a causa de una enfermedad periodontal provoca también una recesión de los tejidos blandos y duros. Esto supone un problema a la hora de rehabilitar la zona con implantes dentales, ya que si la cantidad de hueso presente es inadecuada, se necesita realizar procedimientos de aumento óseo. De esta manera, podemos colocar implantes dentales en zonas donde ha habido un traumatismo y un defecto del hueso. Si se colocan implantes dentales a tiempo en el lugar del diente perdido, normalmente se puede evitar la pérdida adicional del hueso. El éxito de la implantología moderna hace que los implantes dentales sean una alternativa viable para la sustitución dental en pacientes con periodontitis.

FASES DE PREPARACIÓN Y COLOCACIÓN DE IMPLANTES DENTALES

  • Fase higiénica. Esta fase es de vital importancia para el éxito posterior de la rehabilitación o implante. El paciente deberá someterse a raspados o curetajes y al control mediante sondajes periodontales con el fin de estabilizar la enfermedad periodontal; También, se deberán adquirir hábitos higiénico-prácticos por parte del paciente. Solamente cuando esta fase sea estable y la pérdida de hueso esté controlada, se podrá valorar la rehabilitación de la zona a tratar mediante injerto aloplástico o sintético y la colocación del implante dental.
  • Fase regeneradora. En esta fase y mediante una técnica quirúrgica predeterminada, se dispondrá a rehabilitar el defecto óseo con la utilización de un injerto adecuado, normalmente sintético. Éste injerto sustituirá el hueso ausente en el plazo de unos meses.
  • Fase quirúrgica. En esta fase se colocará el implante dental. El tiempo a colocar la prótesis sobre implante deberá calcularse con sumo cuidado y teniendo en cuenta el tipo y clase de hueso presente en el momento de la cirugía.

TIPOS DE MATERIALES O INJERTOS DE REGENERACIÓN ANTES DE COLOCAR LOS IMPLANTES

En estos procesos quirúrgicos no es estrictamente necesario el empleo de materiales para favorecer la regeneración de los tejidos, aunque existen ciertas situaciones donde estaría indicado el uso de este tipo de materiales o injertos de y para la regeneración; estos materiales pueden ser:

  • Autógenos, es decir, pertenecen al mismo paciente.
  • Alógenos; Éstos pertenecen a un individuo de la misma especie.
  • Aloplásticos o sintéticos; son aquellos sustitutivos sintéticos, inorgánicos, biocompatibles y/o bioactivos. Éstos son los más utilizados en la actualidad y promueven la cicatrización mediante la osteoconducción.

La mayoría de los injertos óseos se reabsorben y sustituyen al hueso natural perdido con el trascurso de unos meses.

CONSECUENCIAS DE LA FALTA DE CUIDADOS LUEGO DE LA COLOCACIÓN DEL IMPLANTE

La historia previa de haber padecido enfermedad periodontal puede predisponer a periimplantitis (inflamación gingival y pérdida de hueso alrededor de los implantes), sobre todo si no se lleva a cabo un buen control de placa. Si no se tratara la periodontitis, las bacterias de alrededor de los dientes pueden acumularse también alrededor de los implantes y causar infección. Los implantes también se deben cuidar con buena higiene y mantenimientos profesionales periódicos.

Seguinos en Facebook

revista