¿Qué son los

...implantes cigomáticos? - Dra. Rocío Distéfano - Odontóloga »

La alternativa a la pérdida de hueso

Los implantes cigomáticos, también conocidos como implantes sin hueso, son una solución que aporta seguridad, confort y estética. Devuelve a los pacientes una calidad de vida de la que hacía años que no disfrutaban y que creían no poder recuperar. Esta técnica avanzada consiste en colocar los implantes en el hueso del pómulo para eliminar la necesidad de injertos óseos y, por lo tanto, simplificar el tratamiento. El mismo día de la intervención, se coloca una prótesis fija sobre los implantes, que ofrece óptimas prestaciones estéticas y funcionales de manera inmediata.

Pérdida de hueso maxilar

Personas de cualquier edad pueden verse afectadas por la pérdida de dientes por diferentes motivos. Además, con el tiempo puede perderse hueso maxilar siendo necesario realizar técnicas de injerto de hueso o elevación de seno para aumentar el volumen de hueso y poder colocar los implantes dentales. La pérdida de hueso del maxilar superior puede ocurrir por diferentes causas, algunas de ellas son:

  • Las extracciones dentales complejas: que producen una reabsorción severa que conduce a la falta de hueso.
  • La periodontitis (piorrea): que supone una pérdida de encía y hueso de soporte de los dientes.
  • El uso de dentaduras: las que no son fijas, pueden traumatizar un hueso.

Los implantes cigomáticos

Son unos implantes dentales algo diferentes a los utilizados en la mayoría de los pacientes. Tienen una longitud de entre 30 y 55 mm, cuando los implantes dentales normales raramente miden más de 1,5 cm. Además, estos implantes se fijan en el hueso maxilar del paciente pero su extremo superior puede llegar a situarse en el hueso malar, que se encuentra por debajo del ojo. El tratamiento comienza realizándose una tomografía axial computarizada del paciente para conocer el máximo rendimiento del hueso que tiene el paciente.

Programa de prevención de defectos congénitos

Casos en que se indican implantes cigomáticos

Los implantes cigomáticos están indicados en casi todos los casos de falta de hueso en la zona posterior del maxilar superior, ya que con 2 a 4 implantes cigomáticos y 2 implantes convencionales, se puede colocar una prótesis fija a cualquier paciente.

Son una alternativa cuando hay poco hueso para poder colocar implantes, también en pacientes que necesitan una cirugía de injerto óseo (como una elevación de seno maxilar o un injerto óseo en bloque), en pacientes que necesitan una intervención de LeFort y múltiples injertos de cresta ilíaca y para pacientes que necesitan los dientes de inmediato y no pueden esperar de 4 a 7 meses sin ellos.

Ventajas que presentan los implantes cigomáticos

La principal ventaja de los implantes cigomáticos es que se pueden utilizar de manera inmediata. El mismo día de la intervención, se pueden utilizar para sujetar una prótesis inmediata.El mismo día de la intervención, se pueden utilizar para sujetar una prótesis inmediata.

Se trata de un procedimiento que se realiza bajo anestesia local y sedación, no necesita ingreso hospitalario. Después de la intervención se pueden tener unas molestias, que duran de 2 a 4 días, pero que no impiden la actividad cotidiana ni laboral.

En pacientes que necesitan una cirugía con injerto de cresta ilíaca, es imprescindible una anestesia general y una noche de ingreso en la clínica.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones para el uso de implantes cigomáticos incluyen sinusitis aguda, patología del maxilar o malar, y pacientes que no pueden someterse a una cirugía de implantes, debido a que subyace una enfermedad sistémica no controlada o maligna.

Las contraindicaciones relativas incluyen sinusitis infecciosa crónica, el uso de bifosfonatos y fumar más de 20 cigarrillos al día.

Cualquier patología sinusal del maxilar debe ser tratada preferentemente antes de la colocación del implante cigomático.

Seguinos en Facebook

revista