Implante coclear, ...

... la evolución de los tratamientos para la pérdida auditiva - Dra. Valentina Arias – Esp. en Otorrinolaringología y Otoneurología »

La OMS establece que existen 360.000.000 de personas con pérdida auditiva discapacitante (equivalente al 5% de la población mundial), de las cuales, 3.000.000 son niños y niñas. De cada 1000 nacimientos, 5 presentan algún tipo de pérdida auditiva. Se puede calcular que alrededor de 765 niños y niñas nacen por año en nuestro país con algún tipo de pérdida auditiva, o sea 1 de cada 200 nacimientos; lo que hace que la frecuencia de presentación de esta discapacidad sea muy elevada. El 50% de los casos son prevenibles con medidas de salud pública.

Causas de la pérdida de audición y la sordera

  • Causas congénitas: determinan la pérdida de audición en el momento del nacimiento o poco después, por factores hereditarios y no hereditarios, complicaciones durante el embarazo y el parto, entre ellas: rubéola materna, sífilis u otras infecciones; falta de oxígeno o bajo peso al nacer; uso inadecuado de ciertos medicamentos; ictericia grave durante el período neonatal.
  • Causas adquiridas: pueden provocar la pérdida de audición a cualquier edad. Pueden ser: enfermedades infecciosas (como meningitis, sarampión y parotiditis); la infección crónica del oído; la otitis media; el uso de algunos medicamentos; los traumatismos craneoencefálicos o de los oídos; la exposición al ruido excesivo; el envejecimiento; la obstrucción del conducto auditivo producida por cerumen o cuerpos extraños.

Despistaje audiológico en el recién nacido

La sordera es la patología más común al momento de nacer, sin embargo, no es rutinariamente buscada y detectada. Entre 1 y 3 de cada 1000 niños nacen con una pérdida auditiva severa-profunda que debe ser detectada tempranamente.

Los programas de detección temprana desarrollados para evaluar al recién nacido, usualmente buscan alteraciones como hipotiroidismo, galactosemia y fenilcetonuria y han dejado de lado la pérdida auditiva, aunque ésta es de mucha más frecuente aparición que las anteriores. Se debe realizar el seguimiento y control de la audición del niño durante todo su desarrollo.

Importancia de la valoración de la audición en el recién nacido

Implante coclear, la evolución de los tratamientos para la pérdida auditiva

En ciertas situaciones, como antecedentes familiares, padecimiemiento de infecciones o prescripción de determinados medicamentos durante el embarazo; aumenta el riesgo de que un bebé pueda tener sordera.

La audición es necesaria para desarrollar el lenguaje y la comunicación. Un niño que no oye bien tendrá dificultades para hablar y comunicarse, lo que afectará a su desarrollo emocional, social y escolar. Conviene acudir al pediatra cuando se sospeche que no oye bien, si tiene dificultades para entender una conversación o si es necesario repetirle las palabras con frecuencia.

Microcirugía de oído

Consiste en la cirugía del oído medio o interno a través de microscopio, de las estructuras a ser reconstruidas (membrana del tímpano, huesecillos), reemplazadas (estribo) o implantadas (implante de oído medio, implante de oído interno/coclear). El procedimiento se realiza bajo anestesia general o local en el quirófano, con una duración promedio de 30 minutos a 3 horas dependiendo del caso, con internaciones que van de 6 a 48 horas, volviendo el paciente a sus actividades normales a los 5 días.

Implante coclear

Es un dispositivo electrónico de estimulación directa, que se instala por microcirugía en el oído interno (cóclea), cuya función es la de restituir la audición en casos de una hipoacusia severa a profunda bilateral, en niños y adultos, que por alguna enfermedad congénita o adquirida, fueron perdiendo la audición y ya no son factibles de ser tratados con medicamentos o audífonos convencionales.

La cóclea transforma los sonidos en mensajes nerviosos y los envía al cerebro, permitiendo la audición.

El procedimiento se realiza bajo anestesia general, durando aproximadamente 3 horas, saliendo de alta a las 24 a 48 horas, y reestableciéndose a las actividades normales en la semana.

En Paraguay se realiza esta cirugía desde el año 2000.

Seguinos en Facebook

revista