La importancia de ...

... la higiene de manos del profesional sanitario - Dr. Edgar Ortega – Esp. en Medicina Interna e Infectología Clínica »

Dr. Edgar Ortega – Esp. en Medicina Interna e Infectología Clínica

Hace unos años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó la campaña “Salve vidas: límpiese las manos”. Los datos ofrecidos por la OMS son sorprendentes:

-Al menos un 5% de los pacientes ingresados en centros de salud y un 25% de pacientes críticos contraen infecciones a causa de la asistencia sanitaria.

-Una adecuada higiene en las manos de los profesionales sanitarios reduciría las infecciones nosocomiales, es decir, las contraídas por los pacientes ingresados durante su estancia en los centros de salud.

-La reducción podría llegar hasta el 30% y evitar 1,4 millones de infecciones diarias en el mundo.

El objetivo es “lograr que se reconozca universalmente que el control de las infecciones constituye una base sólida y esencial para la seguridad de los pacientes, así como contribuir a la reducción de las infecciones asociadas a la atención sanitaria (IAAS) y sus consecuencias”

De hecho, la OMS establece cinco momentos en los que el profesional sanitario debe lavarse las manos: antes de tocar al paciente, antes de realizar una tarea limpia o aséptica, después del riesgo de exposición a líquidos corporales, después de tocar al paciente y después del contacto con el entorno del paciente.

Papel de las manos en la transmisión de los gérmenes

Los microorganismos (gérmenes) responsables de la IRA (infección respiratoria aguda, relacionada con la atención sanitaria), pueden ser virus, hongos, parásitos y, con mayor frecuencia, bacterias. Los gérmenes y los potenciales agentes patógenos pueden ir colonizando progresivamente las manos de los profesionales sanitarios durante el proceso de atención. Si no hay higiene de manos, cuanto más se prolongue la asistencia, mayores serán el grado de contaminación y los riesgos potenciales para la seguridad del paciente.

La importancia de la higiene de manos del profesional sanitario ¿Cómo se realiza la higiene de las manos?

Puede realizarse frotando las manos con un preparado de base alcohólica o lavándolas con agua y jabón. Usando la técnica y el producto adecuado, las manos quedan libres de contaminación potencialmente nociva y segura para la atención al paciente.

La fricción de manos con un Preparado de Base Alcohólica (PBA) es la forma más efectiva de asegurar una higiene óptima, y presenta las siguientes ventajas inmediatas:

  • Eliminación de la mayoría de los gérmenes (incluyendo los virus).
  • El escaso tiempo que precisa (de 20 a 30 segundos).
  • Disponibilidad del producto en el punto de atención.
  • Buena tolerancia de la piel.
  • No se necesita infraestructura particular (red de suministro de agua limpia, lavado, jabón o toalla para las manos).

El jabón y el preparado de base alcohólica no deben utilizarse conjuntamente. Para seguir las recomendaciones, lo ideal es que los profesionales sanitarios la lleven a cabo en el momento y lugar donde prestan la asistencia.

Realizar una higiene de las manos no es simplemente una opción, una cuestión de sentido común o una mera oportunidad; durante la prestación asistencial responde a indicaciones que están justificadas por el riesgo de transmisión de gérmenes.

¡Lavarse las manos salva vidas!
Seguinos en Facebook

revista