Gastritis y

... gastroenteritis - Dr. Enrique Basili Feliú – Esp. en Gastroenterología y Hepatología »

El dolor de estómago, la diarrea, el malestar y la acidez son algunos síntomas de afecciones del aparato digestivo. Existen diferentes tipos de enfermedades que pueden afectar al estómago y al resto de los órganos que intervienen en la digestión; dos de las más comunes son la gastritis y la gastroenteritis, que aunque compartan cierta sintomatología y en algunas ocasiones puedan estar directamente relacionadas, no son lo mismo.

Causas de la gastritis

  • Infección por Helicobacter Pylori: una bacteria que se encuentra en estado de letargo en gran parte de la población, sin provocar síntomas. En los casos en que se encuentra “activa”, se pueden padecer diferentes enfermedades gástricas, como la gastritis erosiva.
  • Abuso de alcohol y medicamentos: las bebidas alcohólicas y ciertos medicamentos como ibuprofeno, son sustancias realmente agresivas para las paredes del estómago.
  • Anteriormente también se asociaba la gastritis a los malos hábitos alimenticios y al estrés; incluso hasta hoy día erróneamente se indican dietas estrictas sin necesidad.

Tipos de gastritis

  • Crónica: tiene síntomas muy leves o imperceptibles pero tiende a durar un largo tiempo, incluso toda la vida.
  • Erosiva: se producen erosiones en la superficie de las paredes, suele afectar al antro (porción inferior del estómago).
  • Atrófica: es una de las más graves, ya que las paredes de la mucosa se encuentran realmente dañadas, en algunos casos, pudiendo incluso desaparecer.
  • Aguda: su duración suele ser muy corta, pero puede llegar a producir síntomas bastante graves y dolorosos.

Diagnóstico y posibles complicaciones

La gravedad de la enfermedad y su duración dependen del agente causante, por lo que en la mayoría de las ocasiones se cura cuando desaparece la sustancia, enfermedad o afección que la provoca. Las principales complicaciones que se pueden presentar son el sangrado y el aumento del riesgo de sufrir cáncer de estómago.

En ocasiones, si la mucosa que recubre el estómago permanece demasiado tiempo alterada, los ácidos pueden llegar a causar úlceras.

Tratamiento de la gastritis

Aunque lo normal es que la gastritis se cure cuando desaparezca el agente causante, en ocasiones, dependiendo de la incidencia de los síntomas y de la gravedad de la enfermedad, se utilizan algunos medicamentos, como antiácidos e inhibidores de la bomba de protones.

En la mayoría de los casos el tratamiento con fármacos sólo es necesario cuando hay infección bacteriana.

Gastritis y gastroenteristis

Gastroenteritis

Es una inflamación del tracto intestinal (estómago e intestino) que suele estar provocada por una infección, la ingesta de un alimento en mal estado o incluso por el estrés. Es un problema muy común que afecta especialmente durante la infancia.

Normalmente, la causa de la infección gastrointestinal son norovirus en los adultos y rotavirus en los niños.

El síntoma más claro de gastroenteritis es la diarrea. Este molesto síntoma viene acompañado de náuseas, dolor abdominal, vómito y en algunas ocasiones de fiebre.

Tratamiento de la gastroenteritis

Los tratamientos se dirigen en primer lugar a rehidratar al paciente. El médico puede formular algunos antibióticos o antidiarreicos para acelerar la recuperación. Otro punto a tener en cuenta es la dieta. El paciente con un caso leve de diarrea podrá hidratarse en su domicilio con bebidas que contengan glucosa y sodio, beber infusiones, zumos, bebidas de hidratación deportiva y refrescos sin cafeína. Se recomendará beber suero fisiológico en algunos casos que incluyen vómitos, diarrea y falta de apetito. En los casos más graves, la hidratación debe realizarse por vía intravenosa en el centro médico.

Seguinos en Facebook

revista