Gaslighting: El abuso ...

... emocional más sutil - Mg. Teresa Galeano. Psicóloga clínica. R.P.Nº865 »

Mg. Teresa Galeano. Psicóloga clínica. R.P.Nº865

Una forma de manipulación utilizada para hacer que la víctima dude de su propio criterio.

En mi experiencia como terapeuta de parejas, vengo observando un fenómeno muy particular, que si bien antes no tenía este nombre, dentro de la psicología y el ámbito de la salud mental se le ha denominado Gaslighting.

¿Qué es?

El gaslighting es un tipo de violencia encubierta que se caracteriza por tratar de distorsionar la percepción de la realidad de otra persona con el objetivo de que comience a dudar de sí misma. El término apareció por primera vez en 'Gaslight', una obra teatral del año 1938, que más tarde llegaría a Hollywood en formato película.

El argumento se centra en el maltrato psicológico. Su personaje principal, es un hombre (aunque también pueden sufrirlo ellos) que trata de convencer a su círculo de amigos y a su esposa de que ella está loca. Para conseguirlo, se esfuerza en esconder objetos, como cuchillos o cuadros, e incluso baja la intensidad de las luces. Cuando la mujer trata de verbalizarlo, él niega ser el autor de las acciones, haciéndole creer que tiene algún problema en la cabeza.

Como decimos, es complicado identificar a tiempo el gaslighting. El principal problema es que quien lo sufra, comience a creer a quien ejerce este abuso, y empiece a dudar de su criterio y forma de pensar.

Gaslighting: el abuso emocional más sutil

Además, los expertos en este tipo de maltrato, también implicarán a su círculo social a través de mentiras y manipulación. Quizás sus amigos no sólo se pongan de su lado, sino que algunos incluso se pondrán en su contra o le digan que exagera.

Señales o técnicas del gaslighting

Miente de manera compulsiva . Y no sólo eso, lo dirá tan seguro que al final dudará de la realidad que ha visto y se lo acabará creyendo.

Negación . Da igual que lo haya escuchado, que se lo repita por activa y por pasiva, y que sepa con total certeza que haya dicho algo. Estas personas niegan la realidad a pesar de que tenga pruebas. Se lo repetirán tanto que terminará aceptando su opinión con tal de no seguir.

Utilizan el refuerzo positivo . Durante todo el día le machacarán diciéndole que exagera o que está mal de la cabeza, pero retrocederán dándole un halago, incluso en la misma conversación.

Proyectará sus sentimientos en usted . Si él o ella se siente inferior, le hará sentir de igual forma para sentirse mejor. Si consigue hacerle sentir diminuto, tendrá mayores problemas para salir del bucle tóxico.

Son maestros de la manipulación . Como hemos dicho antes, podrían llegar a poner a sus amigos en su contra, de manera que no confíe en ellos, que no les cuente cuál es el problema y que se aísle completamente.

Signos para detectar que es víctima de gaslighting

1- Duda constantemente de usted.

2- Se cuestiona si es demasiado sensible.

3- No se comunicará con nadie.

Cómo salir del gaslighting

Es importante que confíe en su intuición. Si siente que algo no encaja, lo mejor es que se ponga alerta. Un punto muy importante a tener en cuenta es la comunicación, un elemento esencial de la pareja que suele desaparecer en estas situaciones. No se culpe, si la comunicación falla, la responsabilidad es de ambos. Así que deje de pedir disculpas.

Además, no debería buscar la aprobación de su pareja, porque se terminará cansando. Es igual de válido que él o ella para hablar sobre todo aquello que le molesta sin recibir críticas por ello. Recuerde, que nadie decide cómo se siente, ni pueden juzgar si sus sentimientos son reales o no, así que tampoco pida perdón por ser sensible o por estar triste. Sentir que le están dando menos de lo que se merece es sinónimo de que ve claridad al final del túnel. Aunque le dé mucha pena y sepa que va a sufrir, ese pensamiento le dará la posibilidad de escapar. Escapar del gaslighting. Y créame, una vez que lo haga, se sentirá mejor. Y si siente que no puede sola/o, es el momento ideal de pedir ayuda terapeútica.

Seguinos en Facebook

revista