Gases intestinales ...

... (Parte II) - Lic. Fátima Rojas Villanueva – Nutricionista »

Lic. Fátima Rojas Villanueva – Nutricionista clínica

A continuación, unos consejos para solucionar los gases intestinales y las molestias derivadas del meteorismo.

Los eructos y la distensión abdominal por gases, aunque son molestos, no son una enfermedad grave, por lo que no hay que preocuparse. Generalmente, con pequeños cambios en los hábitos dietéticos, en la forma de comer y prestándoles menos atención podemos mejorarlos. Las personas con trastornos funcionales con sensibilidad intestinal aumentada se benefician de técnicas, como la relajación y la meditación, para reducir la excitación de su sistema nervioso, disminuir su preocupación por los síntomas y reequilibrar el funcionamiento normal del intestino.

Los siguientes consejos pueden ayudarle a solucionar los gases intestinales:

1- Reduzca los alimentos que producen más gas y los que note que más le perjudican. No elimine alimentos porque sí, o porque se lo diga un amigo, vaya probando y use el método de ensayo y error, las personas no tenemos el mismo cuerpo ni reacciona de la misma manera.

2- Elimine de su dieta las bebidas gaseosas y los refrescos azucarados, la cerveza, el chocolate, el azúcar, los dulces y la repostería industrial, el café, los quesos curados y las frituras.

3- Las legumbres (garbanzos, lentejas, arvejas, porotos, guisantes, soja), las verduras crucíferas (col, coliflor, coles de Bruselas o el repollo) producen muchos gases. Utilice para su cocción condimentos, como el hinojo, la menta, la hierbabuena, el comino, el orégano o el anís estrellado, que son carminativos y reducen la formación de gases; úselos para cocinar verduras y legumbres. Si esto no es suficiente, disminuya su consumo a 1-2 veces por semana. Son mejores en puré y las legumbres se digieren mejor si se dejan en remojo antes de cocerlas. Evítelas por la noche.

4- Modere el consumo de alcachofas, nabos, espinacas, acelgas, lechuga, espárragos, pepino, locote, cebolla cruda, papas, batata, rábanos. Evítelos a la noche.

5- Los cereales integrales pueden producir más gases que los refinados a pesar de ser mejores para la salud. Modere su consumo. Las masas de pan fermentadas con levadura madre se digieren mejor y producen menos gases. Los panes que llevan químicos gasificantes en vez de levadura (pan barato y congelado que está tan de moda) se digieren peor.

6- Evite el azúcar, pero también los edulcorantes artificiales, pues estos también alteran la flora intestinal.

7- Por la noche, el intestino se enlentece por lo que es más fácil que se produzcan gases. Por ello, cene temprano y no se vaya a dormir justo después de cenar, deje pasar al menos 3 horas. Evite los alimentos que más gases producen en la cena.

8- Reduzca el uso de tomate, apio y zanahoria en las ensaladas si comprueba que le dan gases. El tomate pelado produce menos gases.

9- Las frutas, son preferibles maduras y, si tiene muchos gases, mejor peladas; las más aconsejadas son: melocotón, manzana, pera, melón, sandía, kiwi, mamón y piña.

10- Con respecto a la leche, disminuya su consumo sólo si nota que le produce hinchazón abdominal (sobre todo leche cruda y quesos muy curados). Si tiene dudas haga la prueba o realice un test de intolerancia a la lactosa, pero si es negativo o no hay cambios al retirarla, puede volver a consumir. Si resulta que tiene intolerancia a la lactosa, posiblemente pueda tolerar pequeñas dosis de quesos curados. Evite la leche y los quesos frescos. También existe leche sin lactosa. Los lácteos con moderación, sobre todo los fermentados, son beneficiosos para la salud, busque su dosis de tolerancia.

Gases intestinales (Parte II)

11- Son preferibles los yogures con bifidobacterias que ayudan a regenerar la flora saludable y a mejorar el tránsito intestinal, reduciendo el estreñimiento, la fermentación y la formación de gases. Tome uno al día.

12- Las carnes en general, no producen gases pero no debe abusar de ellas, consuma las menos grasas. Las rojas, como máximo 1 o 2 veces por semana. Es preferible el pescado (blancos y azules) a la carne, que tampoco producen gases. Es mejor la cocción al horno y a la plancha, no abusar de los fritos o rebozados.

13- Evite los suplementos de proteínas utilizados para el gimnasio, sobre todo a bases de ovoalbúmina, porque producen con frecuencia gases y ventosidades mal olientes.

Recomendaciones a la hora de comer

  • Beba poco líquido durante las comidas, que sea sin gas y sin utilizar pajitas. Las latas también favorecen tragar aire.
  • No haga comidas demasiado abundantes y fuertes, ni se llene del todo.
  • Coma lentamente, estando relajado, no discuta de cuestiones que le estresen, no se enfades ni vea noticias malas mientras come. Aproveche para hablar con su familia.
  • Mastique y ensalive bien los alimentos (unas 20 veces cada bocado).
  • Evita hacer ruidos al tragar, indican que está tragando aire. Chupar caramelos, mascar chicle y fumar también pueden favorecer a tragar aire. Evítelos.
  • Al acabar de comer, intente tener unos minutos para relajarse antes de volver o ir al trabajo.
  • Procure cenar pronto, sobre las 20 o 21 horas, y no acostarse antes de pasar 2 o 3 horas de haber comido. Durante la noche, el intestino trabaja más lento y la comida se queda mucho tiempo en él, fermentando y creando gases y malas digestiones. Si puede darse un paseo después de la cena, le irá bien para ayudar a hacer mejor la digestión.
  • Evite el estreñimiento, lo ideal es ir al baño cada día. El estreñimiento favorece la putrefacción intestinal y la producción de gases.

Remedios naturales para reducir los gases

Existen remedios naturales que ayudan a hacer la digestión y disminuyen la producción de gases a nivel intestinal:

  • Las infusiones de tilo, anís, hinojo, menta, poleo, boldo, manzanilla, reducen los gases intestinales. Tómelas siempre que coma alimentos flatulentos, o cada día, después de las comidas o por la noche.
  • Algunos condimentos y especias carminativas, como la menta, la hierbabuena, el comino, el orégano, el laurel, el anís verde, el anís estrellado o la canela, reducen la formación de gases, úselos para cocinar verduras y legumbres.
Seguinos en Facebook

revista