Fractura de cadera

... Dr. Ricardo Francisco Vera Fernández – Especialista en Ortopedia y Traumatología

La incidencia de fractura de cadera se incrementa con la edad, ocurriendo el 90% en mayores de 50 años. La edad media de presentación es de 80 años y cerca del 80% de los afectados son mujeres, en quienes el riesgo anual alcanza el 4% sobre los 85 años de edad. La mayoría de las fracturas son resultado de caídas o tropiezos, sin embargo cerca del 5% no tiene el antecedente de traumatismo.

CAUSAS DE LA FRACTURA DE CADERA

En personas más jóvenes, esta lesión se produce como resultado de un accidente automovilístico, una caída desde gran altura o un trauma severo. Una caída es la causa más frecuente para este tipo de lesiones entre las personas mayores. Un pequeño porcentaje de personas puede fracturarse la cadera en forma espontánea. La fractura es más común en personas mayores porque los huesos se tornan más delgados y débiles. A medida que avanzan en edad, las mujeres pierden entre el 30 y el 50% de la densidad ósea, que se acelera drásticamente después de la menopausia.

FACTORES DE RIESGO

La osteoporosis es la principal causa de la fractura de cadera. La edad también es un factor importante de riesgo. Entre otros factores posibles para esta lesión, se incluyen:

  • El excesivo consumo de alcohol y cafeína.
  • La falta de actividad física.
  • El bajo peso corporal.
  • La estatura alta.
  • Los problemas de visión.
  • La demencia.
  • Los medicamentos que ocasionan pérdida ósea.
  • El tabaquismo.
  • El aumento del riesgo de caídas, relacionadas con enfermedades como la debilidad, la discapacidad o el andar tambaleante.

SÍNTOMAS

Los siguientes constituyen los síntomas más comunes de una fractura de cadera. Sin embargo, cada persona puede experimentar síntomas diferentes. Éstos incluyen:

  • Dolor en la cadera y/o dolor que puede sentirse en la rodilla.
  • Dolor en la parte baja de la espalda.
  • Imposibilidad de ponerse de pie o caminar.
  • Hematomas o hinchazón.
  • Pie torcido en ángulo inusual, que hace que la pierna parezca más corta.

TIPOS DE FRACTURAS DE CADERA

Fractura de cadera
  • Fractura del cuello del fémur: se produce a una distancia de dos a cinco centímetros de la articulación de la cadera. Es común entre las personas mayores y puede tener relación con la osteoporosis. Puede causar una complicación, porque a menudo la ruptura impide el paso de la sangre a la cabeza del fémur.
  • Fractura intertrocantérica de cadera: se produce a una distancia de siete a diez centímetros de la articulación de la cadera. Este tipo de fractura no interrumpe el flujo sanguíneo hacia el hueso y puede ser más fácil de solucionar.
  • Fractura de cadera por fatiga: puede resultar más difícil de diagnosticar. Se trata de una ruptura apenas perceptible en el fémur, que puede no comprometer a todo el hueso. El movimiento repetitivo y el uso excesivo pueden provocarla. Los síntomas son similares a los de la tendinitis o distensión muscular.

COMPLICACIONES DE LA FRACTURA DE CADERA

Puede haber complicaciones serias derivadas de esta lesión. Es posible que un paciente deba someterse a tracción durante un determinado período de tiempo después de la cirugía. Pueden formarse coágulos de sangre en las venas, generalmente en las piernas. Si un coágulo se desprende, puede llegar hasta un vaso sanguíneo del pulmón. Esta obstrucción, denominada embolia pulmonar, puede ser fatal. Otras complicaciones incluyen: neumonía, atrofia muscular, infección post-operatoria, unión incompleta o no consolidada del hueso, llagas por presión.

Seguinos en Facebook

revista