Estrés y ansiedad desde ...

... un enfoque integral - Lic. María Lourdes Agüero - Psicología Clínica Social »

Lic. María Lourdes Agüero - Psicología Clínica Social

Las personas nos encontramos inmersas en el mundo, que es nuestro exterior, donde realizamos diversos intercambios o interacciones. Estos intercambios van en dirección del mundo a nosotros, lo cual llamamos información, y desde nosotros al mundo básicamente van nuestras conductas. La palabra estrés se ha generalizado en un lenguaje coloquial y no siempre es bien utilizado. La OMS entiende como estrés, al conjunto de reacciones fisiológicas que preparan al organismo para la acción. Estas respuestas predisponen al hombre o al animal para la lucha o la huida frente a una situación de peligro.

El estrés es un mecanismo adaptativo indispensable para la vida. Es una reacción fisiológica y psicológica que manifiesta el individuo frente a ciertas exigencias, tensiones, y agresiones a las que es sometido; estas exigencias se denominan estresores.

Hans Selye (médico – fisiólogo), hace 30 años desarrolló la teoría delEstrés y luego la del Síndrome General de Adaptación frente al Estrés Crónico. Observó que los distintos agentes estresantes producían una triada característica de modificaciones. Estos cambios son inespecíficos y no como respuesta a un tipo especial de estrés. Todos estos fenómenos constituyen un mecanismo para mantener la autorregulación del organismo. Selye demostró que el síndrome general de adaptación como respuesta del organismo a agentes estresantes se desarrolla en tres fases:Reacción de alarma (Fase de shock, Fase de contra shock) -Estadio de resistencia - Estadio de agotamiento.

La Ansiedad es una parte de la existencia humana, es una emoción normal, adaptativa, que permite a la persona movilizarse, anticipar situaciones y avanzar hacia sus metas, todas las personas sienten un grado moderado de la misma.

¿Qué es la ansiedad patológica?

La ansiedad patológica es una respuesta exagerada, y no necesariamente ligada a un peligro, situación u objeto externo, que puede llegar a resultar incapacitante, al punto de condicionar la conducta de un individuo, y cuya aparición o desaparición resulta en muchos casos aleatorio. El miedo, las fobias, el pánico, la angustia, y el estrés, son síntomas muy comunes en la mayoría de los trastornos de ansiedad.

Estrés, ansiedad y enfermedades físicas

Los avances científicos que se han producido durante los últimos ciento cincuenta años sobre el funcionamiento del sistema nervioso, han puesto de manifiesto el papel rector que el cerebro ejerce en el organismo. Todas las funciones orgánicas están reguladas por el cerebro y hay un permanente flujo de información entre los órganos y este. Entre los efectos o trastornos que pueden aparecer asociados al estrés, están los denominados trastornos psicofisiológicos, tales como: hipertensión, cefaleas, asma, espasmos, tics, úlceras, disfunciones sexuales, y son en los que se han centrado de manera preferente las investigaciones en el área. Si la respuesta de estrés provoca una activación fisiológica de forma muy frecuente, duradera o intensa, puede provocar que los órganos afectados se desgasten excesivamente, sin que les dé tiempo a poder recuperarse de este desgaste. Como consecuencia, puede producirse el agotamiento de los recursos y la aparición de algún trastorno psicofisiológico como, por ejemplo: cardiovasculares, respiratorios, gastrointestinales, musculares, dermatológicos, sexuales, endócrinos, inmunológicos.

Tratamiento integral

Como siempre, el primer paso de un tratamiento adecuado es hacer un buen diagnóstico. Los recursos terapéuticos para cada paciente son aquellos que favorezcan más a los resultados positivos, dentro del tratamiento integral: Psicoterapia individual – Farmacología – Psicoeducación - Relajación/respiración - Escuchar a otros (terapia grupal).

Estrés y ansiedad desde un enfoque integral

El estrés puede aparecer en muy diversas situaciones, dependiendo del significado que estas tengan para el individuo y de la valoración de sus recursos para hacerle frente. Hay ciertos estresores más potentes, de un modo bastante generalizado en algunas culturas, nos referimos brevemente al: Estrés Laboral. Uno de los factores más comunes del estrés crónico en la actualidad, es el que se genera a partir de lo laboral. Se involucra a numerosos aspectos socioculturales, como la competencia rigurosa, acceder a puestos, la incertidumbre en relación a la estabilidad laboral, intereses económicos, y las necesidades relacionadas con una sociedad de consumo extremadamente exigente, etc. También existen otros factores externos ligados a la organización; como la cultura empresarial, las condiciones particulares como ambientales, o el clima laboral.

Características del estrés laboral

En el ámbito laboral, podemos definir que el estrés es un desequilibrio percibido entre las demandas laborales y la capacidad de la persona de responder adecuadamente a ellas (Salanova & Cifre, 1999). Las fases avanzadas del estrés crónico de origen laboral se llama síndrome de Burnout (Salanova, 2001).

Seguinos en Facebook

revista