¿Es saludable ...

... ser vegano? »

¿Qué significa ser vegano?

Vegano se dice a una persona que no come ningún producto animal.

Los veganos evitan la carne (incluyendo el pollo y el pescado), el huevo, la leche y productos lácteos, la manteca, la gelatina e inclusive la miel de abeja.

Cualquier alimento que tenga origen animal se rechaza en la dieta vegana.

¿Qué comen los veganos?

Principalmente frutas y verduras, arroz y otros granos, y frutos secos.

DESTAQUE. El veganismo es un estilo de vida que rechaza el uso de animales por cuestiones éticas. No tiene ningún otro planteamiento; no está ligado a creencias religiosas o políticas. Rechaza el especismo por ser un prejuicio que no posee contenido moral. Los mismos motivos por los cuales no explotamos a seres de nuestra especie se encuentran en el resto de especies animales.
Ser vegano está al alcance de cualquiera, y es un método efectivo para acabar con el maltrato animal.

¿Es saludable ser vegano?

Ser vegetariano, normalmente, ha estado asociado a llevar una vida mucho más sana, gracias a una dieta en la que la carne queda totalmente prohibida. ¿Es realmente saludable? ¿Pone en riesgo esta alimentación el organismo de una persona?.

La evidencia obtenida en estudios científicos realizados en el área de la salud, sugiere que existe una relación positiva entre la alimentación vegetariana en los adultos y la disminución de riesgo de varias enfermedades crónicas y ciertas condiciones degenerativas, incluyendo obesidad, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes mellitus y algunos tipos de cáncer; siempre y cuando la dieta sea planificada por un especialista.

"Lo que es perjudicial es comer mal, sea lo que sea. Hay vegetarianos que realizan dietas perfectamente sanas y personas omnívoras alimentándose a base de gaseosas y comida rápida, con lo que su ingesta de alimentos es un horror. Sí es cierto que al prescindir de alimentos básicos, como la carne, es más complicado y es necesario informarse a fondo antes de hacerse vegetariano", explican algunos seguidores de la dieta vegetariana.

Además, resaltan que con una mayor cantidad de alimentos restringidos y prohibidos, es más complicado hacer una dieta saludable. En ese sentido, señalan que la restricción máxima de productos de origen animal sí puede provocar cierta deficiencia de algunas vitaminas, especialmente la B12.

Teniendo en cuenta el aporte de los alimentos de origen animal al organismo, ¿existe una forma de complementar la alimentación vegetariana?

Si hay deficiencias, lo que no tiene porqué ocurrir con las personas 'ovolactovegeterianas', lógicamente habrá que aportar mediante suplementos los nutrientes teóricamente deficitarios: vitaminas (B12 y ácido fólico), hierro, proteínas, en general, de calidad nutricional.

La vitamina B12 sólo se encuentra en los productos de origen animal.

Los denominados veganos, que no ingieren ningún tipo de carne, utilizan alimentos enriquecidos con esa vitamina. Esos aportes los consiguen gracias a cereales enriquecidos, tofu o incluso la comúnmente conocida levadura de cerveza.

Respecto a las proteínas, éstas se pueden hallar en el huevo, los cereales integrales, los frutos secos y la leche, entre otros productos. Proteínas, fibra y carbohidratos los puede conseguir en los cereales como la quinua.

Nuestro cuerpo también necesita consumir aceites esenciales, como el omega 3 y 6 que se pueden obtener de la linaza remojada y licuada, del ajonjolí y el aceite de oliva.

En el caso de las ensaladas, es mejor consumirlas frescas a sancochadas y de varios colores, ya que ello indica la variedad de vitaminas que se consume.

Independientemente de la dieta vegetariana que se practique, se debe consumir una dieta variada y equilibrada, planificada por un especialista en nutrición, y debe prestar atención especial para asegurar que cubra lo que su cuerpo necesita al día de calcio, hierro, zinc, vitamina B12, proteína y otros micronutrientes.

LOS VEGANOS, LOS "BICHOS RAROS" DE LA SOCIEDAD

¿Qué pasa, que la lechuga no te da pena?

¿Por qué te hiciste vegano?

Éstas son algunas de las preguntas a las que se tienen que enfrentar diariamente los millones de personas que no comen carne a lo largo del mundo. Muchos tienen la sensación de sentirse olvidados y otros de sentirse maltratados por la sociedad.

Sin embargo, esta situación está cambiando de forma inevitable. Más y más gente se apunta a la moda de ser vegetariano y eso es algo que es incontestable.
Un 3% de la sociedad que se siente partícipe de este modo de vida, lo hace por cuestión moral.

Lo cierto es que ser vegetariano traspasa barreras sociales, éticas, económicas, religiosas y estéticas.

Para muchos por el bajo costo económico y por la buena salud de quienes comparten esta forma vida es considerada "la dieta de la supervivencia".

Lo importante es que más allá de que existan buenas intenciones o motivaciones ideológicas, el ser vegetariano está muy lejos de lo que puede ser una mala nutrición si se hace de manera responsable tanto en adultos como en jóvenes y niños.

Sanas combinaciones ideales que permitirán potenciar las propiedades de cada ingrediente que consuma.

  • Legumbres y cereales: en una misma comida permite complementar proteínas vegetales para lograr que no falten aminoácidos esenciales en los platos vegetarianos. Así, no sólo se puede combinar judías y arroz, sino también, pastas y guisantes, lentejas y pan, garbanzos y arroz, entre otras.
  • Frutas frescas y almendras: la combinación de frutos secos y frutos frescos permite una mayor absorción del calcio presente en los primeros debido a que el ácido de las frutas frescas y la vitamina C, contribuyen a que este mineral se pueda aprovechar mejor en nuestro organismo.
  • Hojas verdes y zumo de limón: las hojas verdes son buenas fuentes de hierro en el mundo vegetal, y el zumo de limón rico en vitamina C, no sólo evita la oxidación de los vegetales, sino que favorece la utilización del mineral que encontramos en los vegetales verdes.
  • Lentejas con pimiento: las legumbres también son fuentes de hierro no Hemo o de origen vegetal, y el pimiento es uno de los alimentos con más vitamina C, por ello, combinar ambos ingredientes en un plato permite aprovechar mejor el mineral que no debe faltar en la dieta vegana.
  • Avena y zumo de naranja: el zumo es fuente de vitamina C y acidez que favorece la utilización del calcio de la avena en nuestro organismo, así como potencia el aprovechamiento del magnesio que posee este cereal.
  • Pasta con nueces y semillas de sésamo: la mezcla de cereal, frutos secos y semillas permite complementar proteínas vegetales de una forma diferente para reunir todos los aminoácidos que nuestro cuerpo necesita y no puede producir, para formar nuevas estructuras o reparar las dañadas.

LA OPINION DEL ESPECIALISTA: Dr. Jorge Vacante – Médico de flia., Nutricionista

La tendencia a ingerir más alimentos de origen vegetal, goza de una popularidad cada vez mayor y su empleo es motivado por razones filosóficas-religiosas-ecológicas y así también por un estilo de vida saludable.

Los vegetarianos resultan con mejor salud, en líneas generales, que gran parte de la mayoría de los omnívoros, en especial cuando consumen en exceso alimentos de origen animal.

Debe existir un excelente asesoramiento nutricional, para los que consumen dietas vegetarianas carentes de nutrientes esenciales para el organismo.

"Cuanto más limitada en variedad sea la alimentación vegetariana, tanto mayor es la posibilidad de que resulte peligrosa para la salud".

En sus forma más estrictas, las dietas vegetarianas pueden resultar carentes en calorías, proteínas y en vitaminas B2, B12, D.

TRES TIPOS

  • Lacto-vegetarianos: NO comen carne, pescado, ave, huevo; pero sí leche, queso y otros productos lácteos.
  • Lacto-ovo-vegetarianos: también consumen huevos.
  • Vegetarianos (Veganos): No consumen proteína animal, miel, ni participan de los espectáculos que involucren animales, ni usan calzados o ropas de piel.
    Debe practicarse con inteligencia y asesoramiento, ya que pueden provocar una falta de nutrientes y vitaminas en el organismo.

DESTAQUE. La Academy of Nutrition and Diabetics (EE.UU.), en 2.002 emitió un comunicado asegurando que tanto la alimentación vegetariana como su versión radical, son saludables para todas las edades e inclusive para embarazadas, personas mayores y niños. Recomienda que sea una dieta bien planificada, pues pueden necesitar de más ingesta de hierro, calcio y vitamina B12.

RECOMENDACIONES PARA UNA DIETA VEGANA SALUDABLE:

  • Alimentarse de la manera más variada posible, incluyendo gran cantidad de legumbres, vegetales, frutas.
  • Tomar un suplemento alimenticio de Vitamina B12 y vitamina D.
  • Tomar durante las comidas, una bebida con alto contenido en Vitamina C, para optimizar la acumulación del hierro.
  • No consumir harinas y azúcares refinados.
  • Restringir la cantidad de aceites y grasas adicionales. Usar grasas saludables (aguacate o almendra).
  • Alimentos en su versión integral.
  • Restringir los alimentos elaborados de manera industrial.

ALGUNAS SUGERENCIAS DE ALIMENTOS:

Granos enteros
-Arroz integral.
-Pan integral.
-Pastas integrales.
-Maíz.

Verdes oscuros
-Brócoli.
-Espinacas.
-Col rizada.

Productos de soja
-Leche de soja.
-Porotos de soja.

Sustitutos de la carne:
-Hamburguesas vegetarianas.
-Frutas secas.

Frutas
-Cítricos.
-Melones.
-Manzanas.
-Frutos secos.

Legumbres
-Lentejas.
-Garbanzos.

Verduras de color naranja o amarillo oscuro
-Zanahoria.
-Batata.
-Calabaza.

Las dietas vegetarianas bien planificadas, son seguras.

El aspecto decisivo es que las dietas estén perfectamente planificadas.

Los vegetarianos deberán prestar atención para proveerse cantidades óptimas de Calcio, Hierro, Zinc, Vitamina B12 y D.

Seguinos en Facebook

revista