EPOC, una enfermedad ...

... prevenible y tratable - Dr. Edward Bernal - Neumólogo y Oncólogo »

EPOC significa Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, como su nombre lo indica es una enfermedad caracterizada por una obstrucción y disminución del flujo de aire a los pulmones, debido al estrechamiento de unos conductos llamados bronquios. El daño es progresivo y potencialmente mortal.

Cifras de la OMS

Para tener una idea de que tan frecuente es esta enfermedad, cabe mencionar que de acuerdo a la OMS, en el 2016 existieron más de 251 millones de casos a nivel mundial, esta cifra aún puede ser mayor, ya que esta enfermedad es subdiagnosticada, ¿qué quiere decir eso? Que muchas personas padecen EPOC sin saberlo.

Los factores de riego para desarrollar EPOC
  • Aspiración de polvos y productos químicos: generalmente un riesgo laboral.
  • Contaminación ambiental: mucho más acentuado en grandes ciudades de países desarrollados.
  • Contaminación por humo en lugares cerrados: este factor de riesgo debe ser muy tomado en cuenta en nuestro país, ya que existen personas que usaron o usan todavía leña o carbón para cocinar en un espacio poco ventilado.
  • Consumo de cigarrillo: fumar es sin duda la principal causa de esta enfermedad y responsable de casi la totalidad de los casos. Mientras más se fuma y por más tiempo, es más probable desarrollar una EPOC más temprano y de mayor severidad.
EPOC, una enfermedad prevenible y tratable Síntomas

Los principales son tos con expectoración y disnea. La disnea es la sensación de falta de aire al realizar un esfuerzo, como por ejemplo al subir las escaleras.

Diagnóstico de la EPOC

Para diagnosticar esta enfermedad se realiza la espirometría, que es una prueba muy sencilla, confiable y rápida. Se la puede realizar en el consultorio y certificará la presencia de obstrucción. Todas las personas que fuman o alguna vez fumaron, y tienen 40 años o más, deberían realizarse una espirometría aunque no presenten síntomas.

Inicio del tratamiento

Para iniciar el tratamiento de la EPOC primero se tendrá en cuenta si estamos ante un paciente fumador o exfumador, si se trata de una persona que actualmente está fumando, pues lógicamente dejar de fumar sería lo inicial, para eso existe también un tratamiento que aumentará la posibilidad de éxito en dicho objetivo. La EPOC no es curable pero sí tratable, el objetivo del tratamiento es mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de muerte.

Los broncodilatadores

Constituyen el pilar del tratamiento, funcionan abriendo los bronquios para que el paciente pueda respirar mejor, estos se administran de forma inhalada, con variadas y modernas opciones, que cada vez aumentan más la efectividad y comodidad en la administración del medicamento para el paciente.

Otros tratamientos

Además de la medicación ya mencionada, algunos pacientes necesitarán tratamiento vía oral en forma de comprimidos y en casos seleccionados inclusive se podrán realizar procedimientos endoscópicos y cirugías de reducción de volumen pulmonar, cuyo objetivo es anular o eliminar zonas inservibles del pulmón ocupantes de grandes espacios, dando opción a que zonas más efectivas del pulmón puedan expandirse libremente y funcionen mejor.

Dicho todo esto, la prevención, que consiste simplemente en no fumar, es la acción más barata y efectiva para librarnos de este mal.

Seguinos en Facebook

revista