Enfermedades respiratorias ...

... en adultos mayores >> Dr. Luis María Gini

Enfermedades respiratorias en adultos mayores

La frecuencia de las enfermedades del sistema respiratorio en personas mayores, está claramente constatada, ya que entre un 10% y un 15% presenta patología respiratoria crónica. Y suponen estas enfermedades, el 14% de los motivos de ingreso hospitalario de los adultos mayores.

TIPOS DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

Los adultos mayores son más susceptibles de adquirir algunas enfermedades de tipo respiratorio que otras personas, siendo más frecuentes las crónicas, como la bronquitis crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma bronquial, bronquiectasias. En relación a las enfermedades agudas, son más frecuentes las infecciones respiratorias altas, seguidas de neumonías y bronquitis.

CAUSAS DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS EN ADULTOS MAYORES

En las personas de la tercera edad, los pulmones se vuelven más lentos, y menos elásticos, lo que finalmente limita su función. Además, el reflejo de la tos es más lento y menos fuerte, por lo que dificulta la eliminación de secreciones que están aumentadas, los músculos que participan en la respiración también se debilitan, lo que finalmente aumenta el riesgo de contraer infecciones; además, el sistema inmunitario se puede encontrar debilitado.

Por eso, los gérmenes, virus o bacterias ingresan al organismo del adulto mayor y encuentran sus mecanismos de defensa insuficientes para controlar el desarrollo de estos microrganismos, provocando finalmente una infección respiratoria.

SÍNTOMAS DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS EN ADULTOS MAYORES

Una manera de reconocer si alguien de este rango etario sufre una enfermedad respiratoria grave, es por los síntomas que presenta: fiebre alta, taquicardia (latidos cardíacos aumentados), frecuencia respiratoria rápida (mayor a 30 respiraciones por minuto), alteraciones de conciencia, decaimiento, o cuadros respiratorios que persistan por más de una semana.

RECOMENDACIONES PARA EVITAR COMPLICACIONES RESPIRATORIAS EN INVIERNO

  • Los adultos mayores, sin excepción alguna, deben aplicarse la vacuna contra la influenza estacional, a fin de reducir los riesgos de contraer padecimientos de tipo respiratorio.
  • Evitar el contacto físico con familiares, vecinos y amigos que estén enfermos de gripe o con infecciones respiratorias.
  • Evitar que los adultos mayores fumen cigarrillos, por el riesgo que tienen de contraer enfermedades respiratorias y cardiovasculares.
  • Protegerse del frío y de la lluvia.
  • Evitar la humedad.
  • Alimentarse con muchas frutas y verduras que contengan vitamina C.
Seguinos en Facebook

revista