Enfermedades de la retina

... >> Dr. Walter Martínez Gill – Oftalmólogo

La retina es una capa de tejido en la parte posterior del ojo, que percibe la luz y envía las imágenes al cerebro. En el centro se encuentra la mácula, que permite enfocar la vista hacia el centro y tener la agudeza para leer, conducir y ver claramente los detalles. Las enfermedades de la retina afectan este tejido, perjudicando la visión, pudiendo agravarse y causar ceguera.

Las enfermedades de la retina más frecuentes son:

DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD

Produce una disminución de la visión de forma progresiva en la zona central, sin dolor ni enrojecimiento del ojo. Esto hace que se vea una "nube opaca central" que impide la visión normal y sobre todo la lectura. El riesgo de padecerla se presenta en personas de más de 50 años de edad, fumadores, personas con antecedentes familiares de dicho padecimiento, quienes tienen alto nivel de colesterol en la sangre.

Tiene dos formas de presentación:

  • La degeneración macular húmeda, de evolución lenta, atrofia las células retinianas.
  • La degeneración macular seca, la disminución de la visión es mucho más rápida.
Enfermedades de la retina

RETINOPATÍA DIABÉTICA

Las causas de esta enfermedad no se conocen muy bien. Se sabe que la diabetes debilita los vasos sanguíneos pequeños en varias partes del cuerpo. Hay dos tipos de retinopatía diabética:

  • Retinopatía no proliferativa: los vasos sanguíneos de la retina presentan cambios, gotean y sufren hemorragias; en algunos casos, el líquido exudativo se deposita en la mácula; en algunos casos, los objetos situados en la zona central de la visión se vuelven borrosos, dificultando la lectura y el trabajo detallado. Si el proceso sigue avanzando, puede convertirse en ceguera.
  • Retinopatía proliferativa: hay neoformaciones de vasos, de gran fragilidad, que pueden desgarrarse y sangrar dentro del humor vítreo, pudiendo ocasionar también desprendimiento de retina y glaucoma.

DESGARROS Y DESPRENDIMIENTOS DE RETINA

La mayoría de los desprendimientos de retina son causados por la presencia de hemorragias o desgarros en la estructura tisular de la retina. Se trata de un problema visual grave que puede ocurrir a cualquier edad, aunque normalmente suele darse en individuos de edad media o en personas de la tercera edad. Suele ser más frecuente en personas que son miopes o en aquellos que han tenido anteriormente algún trastorno en la retina. Un golpe fuerte puede causar el desprendimiento de retina. Con menor frecuencia, se relaciona con enfermedades de tipo hereditario, así puede presentarse incluso en niños. La zona de la retina que se ha desprendido no puede funcionar correctamente y producirá una visión borrosa o una zona de ceguera.

TROMBOSIS Y EMBOLIAS

Cuando una de las venas de la retina sufre una obstrucción por un trombo sanguíneo se conoce como trombosis venosa. Esto produce hemorragia y edema o inflamación de los tejidos circundantes. Las causas más frecuentes son la hipertensión, arteriosclerosis y diabetes. Las células retinianas afectadas sufren una muerte celular con lo que se afecta una zona de la visión correspondiente a la vena afectada.

Cuando lo que se afecta son las arterias hablamos de embolia arterial. En este caso, el pronóstico es peor que en las trombosis puesto que el déficit arterial es más dañino para las células, se trataría de un “infarto” retiniano.

Seguinos en Facebook

revista