¿Qué son los injertos...

...de encías? » Dr. Oscar Báez. Odontólogo


INJERTOS DE ENCIAS POST IMPLANTES DENTALES.

Se han propuesto métodos diferentes para manejar tejidos blandos, por ejemplo, durante la colocación de implantes inmediatos. Esto puede aliviar muchas de las dificultades que otras técnicas similares tienen en común, como el pasar problemas estéticos, problemas con las áreas reducidas que pueden ser cubiertas, y problemas que tienen que ver con dientes vecinos tal que estéticamente la complacencia papilar puede ser creada.

Está demostrado que la cantidad de tejido blando que tengamos al realizar implantes es muy importante porque nos va a garantizar la supervivencia del mismo y la estética que podamos obtener al rehabilitarlo.

Cuando realizamos un implante post extracción necesitamos predecir la cantidad de papilas que obtendremos, la técnica de disección para obtenerlo y cuidados en el momento de la cirugía.

Para una estética óptima no se acepta ningún tipo de falta de tejido óseo ni tejido blando, por lo tanto tener en cuenta las técnicas más adecuadas para realizar la cirugía en caso de implantes post extracción por ejemplo.

Es muy importante evaluar previamente los casos antes de realizar el tratamiento:

  • Selección del paciente: En el momento de decidir si realizamos un tratamiento o no, una de las cosas más importantes aparte de tener clínicamente una encía favorable, clasificaciones favorables para el caso, es importante ver si el paciente va a cumplir con ciertas pautas pre y post quirúrgicas, que cumpla con la higiene, que está íntimamente ligada a nuestra cirugía, que no fume o si lo hace que haga lo mínimo posible, porque sabemos que el tabaco en boca compromete a gran escala la irrigación que deberíamos considerar como la palabra mágica en el momento de tratar tejidos blandos, que acuda a sus revisiones periódicas según lo indicado por el profesional y obviamente la salud general del mismo no podemos pasar por alto porque sabemos que hay enfermedades sistémicas que nos puede comprometer tanto a nosotros como a nuestra intervención quirúrgica.
  • Selección del caso: De hecho muchas veces la intervención quirúrgica es mucho más fácil que el saber que exactamente hacer en un cierto caso. Todo buen diagnóstico lleva a un buen tratamiento y esto a su vez a un buen pronóstico y buen objetivo.
  • Intervención quirúrgica: Poner lo mejor para eliminar todo lo que podía ser negativo en el momento de realizar el tratamiento es muy importante porque allí estará la clave del tratamiento. La asepsia total del campo de trabajo, cuando realizamos tratamientos tan complicados lo que menos queremos es intrusos, (infección bacteriana) un injerto con infecciones no funcionaría. La incisión, tener en cuenta que tipos sería mejor para tener una irrigación favorable, porque como ya hemos visto la clave es el aporte sanguíneo y si cortamos todos los conductos no tendríamos ningún tipo de éxito en el tratamiento. Y por último, la sutura; es indispensable unir bien los bordes del colgajo realizado para tener un cierre primario al 100%, no producir tensión y utilizar la sutura más fina posible para que no acumule placa y de ser posible que sea no reabsorbible.
  • El post operatorio: Asegurarse de que el paciente esté controlado y muy cerca de nosotros es el último paso indispensable para llegar al éxito, de esta manera nos aseguramos de que el paciente está cumpliendo con las normas de tratamiento y en caso de existir anomalías inherentes al paciente, solucionarlas antes de que afecten a la correcta función de nuestro tratamiento.

El tejido blando es muy noble pero a la vez muy delicado, lo importante es saber exactamente cómo tratarlo, realizar un buen diagnóstico, una buena intervención quirúrgica sin infecciones y buenas técnicas y un post operatorio bien observado de cerca y tenemos herramientas suficientes para llegar al éxito en el momento de realizar tratamientos con el fin de mejorar la estética y la función de los tejidos de recubrimiento del periodonto.

Seguinos en Facebook

revista