Emociones que sanan ...

... Lic. Silvia Gil - Especialista en Inteligencia Emocional, Certificada por Six Seconds EE.UU., Directora General de Potencial Humano S.A. »

Lic. Silvia Gil - Especialista en Inteligencia Emocional, Certificada por Six Seconds EE.UU., Directora General de Potencial Humano S.A.

Siempre que hablamos de emociones, pareciera que nos referimos a las famosas llamadas emociones tóxicas, pero en este artículo nos enfocaremos en las emociones que realmente nos sanan.

Las emociones

Además de ser un estado afectivo que experimentamos, son información y energía, sin catalogarlas como buenas ni malas. Es importante entender que aquello que sentimos es lo que nos da la información para aprender a conocernos y descubrirnos, saber cómo debemos accionar y los resultados que esperamos a través de nuestras conductas.

¿Qué producen las emociones como el rencor, la culpa y el odio?

Van envenenando de a poco nuestro cuerpo a través de la generación del cortisol que es la hormona del estrés. El cúmulo de estas emociones representan una pequeña dosis de veneno que nosotros mismos vamos generando, de una manera invisible e imperceptible pero constante, luego aparecen los síntomas, que son una excelente oportunidad de empezar a generar cambios en nuestras vidas.

Emociones que nos sanan

Son aquellas que nos dan energía, que generan sentimientos positivos, que se reflejan en nuestra salud física, mental, emocional y espiritual, que mejoran nuestras relaciones interpersonales y nuestra vitalidad. Como el amor, el orgullo, la diversión, el gozo y la gratitud.

El amor

Es transversal a todo, desde nuestro pensamiento hasta nuestro proceder. Genera energía, que vuelve a nosotros como un boomerang, otorgando un sentimiento de satisfacción y plenitud. “La persona que se compromete a caminar en el amor es quien casi siempre descubre que ha tomado una decisión de suprema cualidad.” Dr. Don Colbert.

Emociones que sanan El orgullo

La sensación de pertenecer a algún lugar, sentirse orgulloso por algo realizado, un logro a nivel personal, por más pequeño que sea, se refleja en nuestra valoración personal y confianza en nosotros mismos.

La diversión

No es solo reír, sino realizar una actividad que nos genere placer, que esté acorde con nuestro proceso de decisión, libre de toda culpa. Hay un equilibrio entre el trabajo y el descanso (e incluye el juego y la recreación). Elija alinear sus compromisos para lograr ese equilibrio.

El gozo

Por el contrario de la felicidad, es duradero y permanente. Proviene de un sentimiento de contento en lo más profundo de la persona. No depende de factores externos, sino del sentido interior del valor, el propósito, la plenitud o satisfacción. El placer que produce felicidad suele venir a través de los cinco sentidos (tomar un helado de chocolate, hacerse un buen masaje, disfrutar de una buena comida con vino, o escuchar las músicas que nos atrapan). El gozo fluye de su voluntad y de las emociones más profundas. Puede elegir ser gozoso o sentirse miserable. Nadie puede elegirlo por usted.

Realmente creo que cuanto más gozo regalamos, incluyendo sonrisas y palabras de aliento, tanto más gozo sentiremos dentro de nosotros ¡Pruébelo!

La gratitud

Esa cualidad que distingue a aquellas personas que independientemente a lo que les suceda, siempre encuentran algo que agradecer. Cuando me refiero a gratitud, estoy hablando de agradecer TODO, lo bueno y lo no tan bueno; agradezco tener salud, así como agradezco tener una dolencia o enfermedad, porque vino a mí para enseñarme algo, y así para todos los eventos que ocurren en mi vida.

Recursos cognitivos para tener emociones sanas

Cambiar o reemplazar el pensamiento, cuestionar nuestra forma de observar o de mirar el mundo. Los científicos comentan que los seres humanos somos muy buenos dando consejos a los demás, pero no a uno mismo. Entonces puedo ejercitar este nuevo sistema de consejería, en el momento en el que estoy en mi mundo interno de supuestos sobre una cuestión no positiva, disociarme de la situación y darme consejos.

Restaure su vitalidad conectándose con estas emociones que sanan nuestro cuerpo, nuestra mente, y por ende nuestras relaciones con nuestro entorno. ¡Elija hoy sentir gozo, paz, alegría… ame su vida! Y el resto vendrá por añadidura.

Seguinos en Facebook

revista