Uso de vapeadores:

... ¿Mejor o peor que el cigarrilo convencional? - Dra. Alicia Alcaraz - Neumóloga Pediatra »

Dra. Alicia Alcaraz

Los vapeadores son dispositivos que liberan nicotina a través del calentamiento de un líquido mezcla de propilenglicol y glicerina vegetal. La mezcla se calienta hasta los 350 grados, mediante una batería que se carga con un puerto USB. Se aspira a través de una boquilla.

Los líquidos que calientan la nicotina se presentan en diferentes sabores, muchos de ellos afrutados o café. Y otros que simulan el sabor del tabaco original.

Un arma de la industria para "crear nuevos adictos"

Se disfrazan de:
-Opción saludable: dentro de la estrategia de "reducción del daño" que ya inició la industria tabaquera con los cigarrillos light.
-Se venden también como alternativa para dejar de fumar: destinada a quienes ya están atrapados por el tabaquismo.

Pero los datos demuestran otra cosa: los cigarrillos electrónicos, vapeadores y sus versiones de última generación —pod mods y el tabaco sin combustión— se están utilizando para captar a nuevos potenciales fumadores entre los jóvenes y adolescentes. La FDA emitió una alerta: "Hay un uso epidémico de los cigarrillos electrónicos entre los jóvenes”.

La principal alerta se centra en el tabaco sin combustión, pero sobre todo en los pod mods, unos dispositivos con aspecto de USB. Pueden incrementar el riesgo de cáncer, además de normalizar el acto de fumar. Pero no es la única amenaza, aparte del riesgo de crear una adicción de por vida, el consumo de nicotina durante la juventud también es peligroso: tiene efectos directos sobre la salud y el cerebro.

La mayor revisión de estudios sobre los efectos del cigarrillo electrónico que se ha realizado hasta la fecha, publicada en enero del año 2018, revelaba que existe evidencia probada de que estos dispositivos contienen sustancias tóxicas y algunas pueden dañar el ADN y provocar mutaciones. "Esto es importante", señalan los autores de la revisión, "porque se puede inferir de forma plausible — aunque advierten que aún con evidencia limitada— que el consumo de cigarrillos electrónicos a largo plazo puede aumentar el riesgo de padecer cáncer". El informe concluye también que existen evidencias limitadas sobre el riesgo de padecer enfermedades respiratorias, enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Las sociedades científicas frente al cigarrillo electrónico

Los expertos en la materia de estas sociedades científicas: la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, la Asociación Latinoamericana de Tórax, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, la Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía del Tórax, y de la European Respiratory Society, se reunieron en el “Foro de Sociedades Científicas frente al Cigarrillo Electrónico” que tuvo lugar en noviembre de 2018 en Buenos Aires durante el 46° Congreso Argentino de Medicina Respiratoria. En el mismo, analizaron el tema y acordaron emitir una declaración basada en la información científica disponible. Dicho análisis se resume en lo que sigue:

Uso de vapeadores: ¿Mejor o peor que el cigarrilo convencional?

1- A la fecha, no exiten estudios independientes que demuestren que el E-Cig ayuda a dejar de fumar. Otros estudios afirman que los usuarios de E-Cig tienen menos probabilidad de dejar el cigarrillo y que favorecen el consumo dual de E-Cig y tabaco convencional.

2-La declaración que “los cigarrillos electrónicos son 95% más seguros que fumar” no es cierta. Se han encontrado muchas sustancias tóxicas en el vapor liberado por los E-Cig. Entre ellas existen sustancias que producen cáncer de pulmón y de otros órganos, además de infecciones respiratorias y enfermedades cardiovasculares.

3-Hay pruebas concretas que los E-Cig aportan nicotina en niveles adictivos a los consumidores, además la utilización de estos dispositivos ha aumentado exponencialmente entre fumadores, siendo muy frecuente el consumo dual de E-Cig y cigarrillos normales. El consumo entre los jóvenes ha aumentado. Por lo tanto, se afirma que existen evidencias de que el cigarrillo electrónico favorece el aumento de consumo de tabaco a nivel poblacional.

Seguinos en Facebook

revista