El tan temido ...

... virus del herpes - Dra. Romy Giardina - Dermatóloga »

El virus del herpes no tiene cura y es muy contagioso. El herpes orolabial se transmite tan fácilmente que, según datos de la OMS, en todo el mundo hay más de 3.700 millones de personas menores de 50 años infectadas, lo que equivale a casi 2 tercios de la población global. El herpes genital se propaga por contacto cutáneo durante las relaciones sexuales; en total, 417.000.000 de personas entre 15 y 49 años en todo el mundo, están infectadas con ese virus.

Herpes simple

Es una enfermedad contagiosa común, causada por el virus HSV tipo 1 (asociado a menudo con lesiones orales); y tipo 2 (que representa el 80 a 90% de las lesiones genitales). La contaminación se produce por la exposición directa al contacto con la piel y la mucosa, con una persona infectada. La primera infección es la primaria. Después de la infección primaria, el virus tiene la capacidad de permanecer en el cuerpo humano sin manifestar signo o síntoma y, posteriormente, reactivarse para producir la enfermedad recurrente, que generalmente es más corta y menos severa.

La enfermedad se caracteriza por vesículas (burbujas) agrupadas, y el progreso rápido de la herida. Comúnmente aparece en los labios y los genitales, aunque puede aparecer en otras regiones.

Síntomas

La infección primaria puede ir acompañada de fiebre, cefalea, inflamación de los ganglios linfáticos, rigidez en el cuello, disuria (dolor al orinar) y flujo vaginal. En episodios recurrentes por lo general, los síntomas sistémicos están ausentes o son muy leves. Las lesiones aparecen repetidamente en el mismo lugar, siendo precedido por síntomas locales de dolor, ardor y hormigueo.

Las recurrencias son a menudo asociadas con episodios de baja inmunidad, estrés, exposición prolongada a la luz solar, fiebre, infecciones, menstruación o trauma local.

Tratamiento

Debe iniciarse al comenzar los primeros síntomas, así el brote será de menor intensidad y duración.

  • Evitar los besos o hablar demasiado cerca de otras personas, especialmente a los niños, si la ubicación es el labio.
  • Evitar las relaciones sexuales si la ubicación es genital.
  • Siempre lávese las manos después de tocar las heridas, ya que puede transmitirse a otras partes del cuerpo.
  • No se automedique.
  • Siempre busque un especialista cuando aparezca el herpes. El tratamiento es con antivirales orales; los antivirales tópicos son cuestionables, debido a que sólo disminuyen la eliminación del brote, pero no influyen en la evolución del virus y su epidemia.
El tan temido virus ddel herpes

Herpes Zoster

La varicela y el herpes zóster (culebrilla) son entidades distintas causadas por el mismo virus, conocido como virus de la varicela-zóster o virus del herpes humano 3.

El herpes zóster es más común en los ancianos, y viene de la reactivación del virus después de la primera aparición de la varicela (generalmente en la infancia).

Varias condiciones se asocian con la aparición de herpes zóster, como baja inmunidad, cáncer, trauma local, la cirugía de la columna vertebral y el seno frontal. Las personas mayores muestran una disminución de la inmunidad al virus, lo que explica su mayor incidencia después de los 50 años.

Síntomas

El dolor es el síntoma más importante. Por lo general, precede a la aparición de lesiones, y puede persistir durante varias semanas o meses luego de la resolución. La complicación se conoce como la neuritis postherpética.

La característica más llamativa de herpes zóster es la aparición y ubicación de la erupción, que suele ser en el mismo lado del cuerpo, no cruza la línea media. Las lesiones consisten en vesículas dispuestas en una trayectoria lineal, a menudo en el tronco, cara o las extremidades.

Tratamiento

Debería iniciarse de forma precoz. Los principales objetivos del tratamiento son limitar el alcance, la duración y la gravedad de la enfermedad en su fase aguda, y aliviar la neuralgia postherpética con el uso de analgésicos y medicamentos antivirales.

En caso de aparición en la región central de la cara, afectando la nariz y los ojos, debe acudir inmdiatamente al especialista, ya que puede ser necesaria la hospitalización y medicación vía intravenosa, con el fin de evitar complicaciones como la ceguera o la meningitis.

Seguinos en Facebook

revista