El síndrome de ovario

... poliquístico - Dra. Lida Sosa – Gineco-obstetra, Esp. en Endocrinología Ginecológica y Reproductiva, Experta Latinoamericana en Climaterio, Menopausia y Tracto Genital Inferior »

El síndrome de ovario poliquístico afecta de 5 a 10 % de las mujeres. Tiene tres características principales: niveles elevados de ciertas hormonas llamadas andrógenos, alteraciones en el ritmo menstrual como ausencia de la menstruación o periodos irregulares y presencia de pequeños quistes en el ovario. Se desconoce la causa, pero podría tener un componente genético y a la vez estar relacionada con varios factores diferentes como la insulinoresistencia.

Diagnóstico del síndrome de ovario poliquístico

No todas las mujeres comparten los mismos síntomas. Algunos de ellos son: periodos menstruales poco frecuentes, ausencia del sangrado menstrual; infertilidad; mayor crecimiento de vello (hirsutismo) en la cara, pecho, estómago, espalda; quistes en los ovarios; acné, piel grasosa o caspa; aumento de peso u obesidad, manchas oscuras en la piel en zonas como las axilas o zona posterior del cuello y zona vulvoperineal.

El síndrome de ovario poliquístico se diagnostica mediante historia clínica, examen físico, laboratorio y ecografía, cuando una mujer presenta dos de las tres características:

  • Niveles elevados de andrógenos, confirmados por laboratorio o por presencia de crecimiento excesivo del vello, acné etc.
  • Ausencia de la menstruación o periodos menstruales irregulares.
  • Ovarios poliquísticos.

Como generalmente va acompañado de insulinoresistencia, puede medirse la glucosa en sangre y perfil lipídico junto con toma de presión arterial, peso, medida de cintura y cadera para determinar riesgo cardiovascular.

El síndrome de ovario poliquístico y el ciclo menstrual

En las mujeres con síndrome de ovario poliquístico, existen niveles elevados de andrógenos. Los andrógenos son hormonas que se producen normalmente en la mujer (ovarios y glándulas suprarrenales). Cuando se producen niveles más elevados de andrógenos, estos niveles pueden afectar el proceso regular de la ovulación e impedirla y generar periodos menstruales irregulares, incluso infertilidad. Las mujeres que no ovulan regularmente pueden formar quistes ováricos. Es importante aclarar que los quistes de ovarios no necesariamente van a estar relacionados siempre a un síndrome de ovario poliquístico.

Tratamiento

Es sumamente importante mantener un estilo de vida saludable, dieta adecuada y actividades físicas. El tratamiento médico se establece según la mujer desee quedar embarazada o no en el momento del diagnóstico.

El síndrome de ovario poliquístico

En el caso de sobrepeso u obesidad, el solo hecho de bajar de peso contribuye mucho con el tratamiento que va desde el uso de anticonceptivos orales, insulinosensibilizadores como la metformina que pueden mejorar la respuesta del cuerpo a la insulina y estabilizar los niveles de glucosa, y en caso de deseo de embarazo realizar estimulación ovárica.

Expectativas (pronóstico)

Con el tratamiento adecuado, es posible tratar el síndrome de ovario poliquístico y aliviar los síntomas e incluso, las mujeres con el síndrome, por lo general pueden quedar embarazadas.

Es importante realizar el diagnóstico y tratamiento oportuno para evitar las complicaciones a mediano y largo plazo del síndrome de ovario poliquístico como la Diabetes, dislipidemias, síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares, cáncer de endometrio, aumento del riesgo de abortos, diabetes y estados hipertensivos en el embarazo.

Seguinos en Facebook

revista