El azúcar ...

... y los dientes - Dra. Rocío Distéfano – Odontóloga »

El azúcar hace que las bacterias en su boca produzcan el ácido que finalmente daña sus dientes. Es decir que cuanto más azúcar consuma, más ácido creará en su boca.

Si le gustan los dulces, naturalmente sus dientes estarán expuestos al ácido con más frecuencia. Intente limitar los dulces poco saludables.

Alimentos con azúcar sólidos y retentivos:

  • Caramelos duros o masticables.
  • Miel, jaleas, dulces.
  • Helados.
  • Chupetines, pastillas.
  • Tortas, bizcochos.
  • Galletitas dulces, pasteles.
  • Cereales cubiertos con azúcar.
  • Goma de mascar.
  • Frutas secas (pasa de uva, ciruelas).
  • Frutas cocidas con azúcar.

Alimentos con azúcar en solución:

  • Leche condensada azucarada.
  • Gaseosas y jugos.
  • Cremas azucaradas.
  • Leche chocolatada.
  • Jarabes.
  • Té, café o cualquier infusión con azúcar.

Alimentos no cariogénicos:

  • Maní, avellanas, nueces, almendras.
  • Palomitas de maíz (pororó).
  • Galletas de trigo.
  • Cereales no azucarados.
  • Queso.
  • Pizza, tostadas.
  • Frutas secas.
  • Ensaladas.
  • Papas fritas.
  • Hamburguesas, salchichas.
  • Jugos sin azúcar.
  • Sandwiches.
El azúcar y los dientes

Lo importante es el número de veces diarias en que el azúcar entra en contacto con los dientes. Si hay más de 4 momentos diarios en los que se consume azúcar hay que reforzar la higiene diaria aumentando el número de cepillados. También es importante considerar en qué oportunidad es consumido el azúcar, si durante las comidas, entre las comidas, o después de las comidas.

Además es posible reemplazar las bebidas azucaradas por otras con edulcorantes y los sólidos por otros alimentos no cariogénicos.

Seguinos en Facebook

revista